‘La virgen de agosto’ de Jonás Trueba es un relevante y bonito paseo por Madrid

Por | 15 Ago 19, 11:58

Madrid en agosto puede verse desde dos perspectivas: como un lugar difícil de soportar debido al calor que hace o como una manera distinta de disfrutar de la ciudad, sin tantas aglomeraciones de gente y a un ritmo menos acelerado que el de costumbre. La mirada de Jonás Trueba sin duda recae en la segunda opción. La película (Mención Especial del Jurado en Karlovy Vary y ganadora del premio FIPRESCI) narra la vida de una treintañera madrileña buscándose a sí misma durante la primera quincena de este mes. La acompañamos durante todo el metraje mediante episodios en los que se reencontrará con antiguos amigos y amores frustrados, y también conocerá a nuevos que marcarán su verano.

La reflexión que hace Trueba sobre las relaciones -en especial las de amistad- y el paso del tiempo es uno de los puntos más interesantes de un filme repleto de conversaciones filosóficas y profundas con las que resulta muy fácil empatizar, pues en el algún momento todos nos hemos visto en situaciones que nos han hecho plantearnos nuestras decisiones o nuestros actos de la forma en la que lo hacen sus personajes.

Lo que hace que ‘La virgen de agosto’ sea infinitamente superior a su anterior obra ‘La reconquista‘ (a la que se hace algún pequeño guiño) es que aquí la protagonista está construida desde lo terrenal. Hay humanidad y hay verdad, y Trueba no está tan preocupado en detalles absurdos como que sus personajes sean tan cool y alternativos como para pedir fernet en un chino, sino de que su viaje personal sea importante. Y, aquí, lo es.

La luminosa presencia de la actriz Itsaso Arana –también co-guionista de la película– y la interesante visión de Jonás Trueba dejan momentos realmente hermosos, como la aparición de Soleá Morente actuando en la Verbena de la Paloma, las conversaciones nocturnas en el Viaducto de Segovia o la excursión al río. Es cierto que el uso de una voz en off hacia la mitad de la película es un recurso algo extraño que no termina de encajar bien en la propuesta, o que al final el guion se toma una licencia un tanto cuestionable. Pero en su mayor parte, la película es un paseo por la capital española más que agradable y relevante en el que se habla sobre la necesidad de tomarse un tiempo para pensar sobre cómo seguir adelante cuando no tienes ni idea de qué hacer. La protagonista decide abrir su mente y vivir aventuras en su ciudad natal como si fuese una turista, empezar una nueva etapa de su vida a partir de este momento.

Jonás Trueba es fiel a su estilo y continúa haciendo un cine intrínsecamente madrileño, con diálogos tan intelectuales como elevados, pero esta vez deja la grata sensación de que detrás de todo esto hay un cineasta valioso al que tener en cuenta. 7.

  • Eclectic

    Vamos, un tostón que va de una pesada que no se puede ir de vacaciones y pretende darse algo de vida juntándose con mas gente para fingir que Madrid mola. Se encuentra con gente de su pasado y hace un drama de todo… Solo falta decir que es “el Verano que cambió su vida para siempre” .

    Desde luego vaya cartelera, o sosa o garrula, si no fuera por Tarantino…

  • Justipop

    Jaja, cine intrínsecamente madrileño… Menuda chorrada!!

  • xabier

    Solo por lo que nos han brindado Fernando y David, daremos una oportunidad a Jonás.

  • David Fernández Núñez

    A ver si se empieza ya a engrosar la lista de grandes películas españolas del año porque Dolor y gloria está bastante sola, y Marqués Marcet se quedó a medias con Los Días que vendrán.

  • maxboomplus

    la de Tarantino es terriblemente aburrida. 160 minutos de los que sobran 120.

  • Javier

    Es un aburrimiento soberano, una historia intrascendente con un final que ni se entiende, y que además te da igual que no se entienda. La secuencia de un minuto viendo como “bebe un vaso de agua”, podría ser el perfecto tráiler de una película que no va más allá.

  • David Fernández Núñez

    La mejor película de Jonás Trueba. Bonita y con mucho encanto. No apta para almas borregas.

Send this to a friend