Marika Hackman / Any Human Friend

Por | 08 Sep 19, 10:03

Marika Hackman estaba viendo un documental sobre las actividades que niños pequeños hacían con pacientes de demencia en residencias de ancianos, y se le quedó grabada la frase que dijo una niña de cuatro años: le encantaba hacer “cualquier amigo humano”, fuese éste mayor o pequeño. Ese punto de pureza y de aceptación de los demás sin importar las diferencias le hizo querer hacer eso con ella misma, y de ahí salió este disco en el que se ha ido “zambullendo” dentro de su personalidad, y sacando poco a poco, como con las muñecas rusas, todo lo que hay dentro. Lo cierto es que ya comenzó a hacerlo en su trabajo anterior; así, en su reseña de ‘I’m Not Your Man‘, mi compañero Raúl celebraba que Marika fuese más queer que nunca, hablando abierta y orgullosamente sobre sus relaciones sentimentales y sexuales.

Eso de “lo personal es político” está bastante presente en este álbum, y no perjudica su calidad, sino todo lo contrario: Marika alcanza nuevas cotas en ‘Any Human Friend’, de forma más explícita, tanto a la hora de hablar sobre hacerse un dedo sin muchas metáforas (‘hand solo’), como a la hora de expresar lo difícil que le resulta conectar con otras personas a nivel íntimo (‘i’m not where you are‘), aunque esta confesión le lleve a comportarse de forma confusa y tóxica (‘send my love’).

“You didn’t speak, you just took my hand / and held it between your thighs / cause our mouths are just for eating / and our mouths are just for moaning / kissing and fucking / eating, moaning”, canta Marika en ‘all night‘. La inglesa quería “escribir una canción supersexual sobre una mujer desde la perspectiva de una mujer, porque no escuchas muchas así, y si la escuchas suele ser más desde una perspectiva masculina, como fetiche”. Del mismo modo, en ‘hand solo‘ quería hablar de que “como mujer queer, la idea de que el sexo significa penetración, de que no pierdes tu virginidad salvo que lo hagas con un chico… es como si la gente no se tomase mis experiencias sexuales en serio”. Y así lo expresa: “under patriarchal law, I’m gonna die a virgin”. El estupendo solo (#jeje) instrumental que cierra la canción pone la guinda a uno de sus mejores y más divertidos temas, en el que ella lo mismo te ofrece una posición poética para hablar de hacerse un dedo (“I dig for life in the eye of my thighs / I can’t believe, petite mort, I’m a slave at your door”) que te suelta sin más “it’s alright, I’m jerking”.

Marika llega a ese nivel de crudeza y visceralidad que en el pop hemos visto recientemente a Tove Lo, y no solo por el tema sexual: no tiene reparo alguno en flagelarse todo y más en ‘send my love’. Aquí decide tomar el rol de su ex novia, Amber de The Japanese House (cuya canción ‘Marika is Sleeping’ puede ser un antecedente), para echarse en cara todo lo que hizo mal, con sentencias tan poco complacientes como “you’re selfish and you’re sore, are you coming home to play the whore?”. Tampoco es muy amable ‘the one’, donde se enfrenta totalmente desnuda a sus sentimientos sobre la fama (“rub me til my ego is raw”) y sobre su propio talento (“I’m not the one you want, I fucked it up with the saddest songs”) o ‘hold on’, en la que aborda un episodio depresivo con texturas electrónicas donde ella misma reconoce como influencias a Radiohead y Massive Attack. Y es que ‘Any Human Friend’ es también su disco más heterogéneo: cabe todo lo que hemos dicho, pero es que lo mismo te mete la rockera ‘conventional ride’ (que comparte temática con ‘boyfriend’, single de su disco anterior), el punto funky de ‘come undone’ o la inicial ‘wanderlust’, todo un guiño al rollo más Laura Marling de sus anteriores trabajos.

Para ello se ha acompañado de todo un gigante en la producción, David Wrench, con un currículum que asusta: ha trabajado con FKA Twigs, Frank Ocean, Goldfrapp, Let’s Eat Grandma, The XX, Bloc Party, Caribou o Bat For Lashes. Y la más afortunada en ese aspecto es la muy Mitski ‘blow’, donde los guitarreos, los sintetizadores, las percusiones y las atmósferas electrónicas se combinan para acabar dando una de sus mejores canciones. Como curiosidad, el estribillo nos sonará al de ‘I Want Your Love’, pero a priori es por casualidad y no por guiño: ‘Amén’ de Flos Mariae se puede cantar encima del comienzo de ‘the one’ y creo que todos tenemos claro que no hay un guiño a Flos Mariae (ojalá). ‘the one‘ es, de hecho, otro de los temas donde brilla especialmente la producción y uno de los más inmediatos del álbum, con esa intención de ser a ratos un hijo perdido de los últimos Arcade Fire con Tegan & Sara. En definitiva, Marika Hackman consigue con este tercer disco su mejor trabajo: ‘Any Human Friend’ es estupendo y honesto donde su talento como compositora sigue creciendo y donde el pop se cuela cada vez más. Y es un álbum por el que mucha gente se está acercando (si aún no lo has hecho, go ahead) a su interesante figura.

Calificación: 8,1/10
Lo mejor: ‘all night’, ‘blow’, ‘hand solo’, ‘i’m not where you are’, ‘the one’
Te gustará si te gustan: Sky Ferreira, Mitski, Tove Lo, Lucy Dacus, Jesca Hoop
Escúchalo: Spotify

  • La Paqui

    si aún no lo has hecho, go ahead.
    Voy.

  • mardebering

    David Wrench es un grande de la música actual.

  • Fer el Guapo

    Un disco estupendo. Junto con el de !!! me han alegrado el verano.

  • Àlex

    “si aún no lo has hecho, go ahead.”
    Primeras escuchas… Fantástico, de momento. No lo tenía para nada en el radar.

  • Àlex

    Es genial :)

  • fresaskizo

    Buenissimo

  • David Fernández Núñez

    Otro discazo hecho por una chica para el saco de 2019.

  • aBsol

    Oído! :)

Send this to a friend