‘The Kacey Musgraves Christmas Show’: feliz y soporífera Navidad

Por | 05 Dic 19, 7:30

El especial navideño de Kacey Musgraves para Amazon Prime tenía muy buena pinta, no solo por el nivel de los artistas invitados sino también por su anunciada inspiración en el trabajo del director Wes Anderson. Las expectativas en torno al especial dirigían a una pieza que ridiculizaría con inteligencia la Navidad -o este tipo de especiales clásicos- tanto como lo ha hecho Musgraves con el conservador mundo del country a lo largo de su carrera, además haciendo uso de una estética poco convencional para este tipo de espacios. En realidad, ‘The Kacey Musgraves Christmas Show’ no es más que un especial navideño para toda la familia, aunque cuesta imaginar que no vaya a haber en alguna de las familias que lo vean al menos un miembro que, a cada nueva escena, piense algo así como: ¿en serio?

Si ‘The Kacey Musgraves Christmas Show’ se ha inspirado en Wes Anderson, desde luego no ha sido en las adultas, a veces turbias, temáticas que ha solido abordar en su filmografía, sino que su visión aparece reflejada más que nada en la parte estética del programa, muy colorida y geométrica. La inspiración no es tan obvia en cualquier caso, y más allá de esto, el especial ofrece un guion blando como la espuma, que habría sido aprobado en los años 50 sin que hubiera hecho falta ninguna revisión o censura. El argumento, narrado por el actor Dan Levy, es el siguiente: Kacey acaba de llegar a casa tras un tiempo de gira y prepara su fiesta navideña, pero no dispone de demasiado tiempo para decorarla antes de que lleguen sus invitados y encima ha perdido la estrella del árbol de Navidad, el último ornamento que falta para completar la decoración. Mientras la busca, una serie de invitados, como Lana Del Rey, Camila Cabello, Troye Sivan o James Corden, pasan por su casa sin avisar (aunque a menudo ya están presentes en escena) para cantar con ella una canción.

No hay nada de malo en que el argumento de ‘The Kacey Musgraves Christmas Show’ sea básico, pero Kacey ha solido ser una letrista mordaz, a menudo divertísima, en sus disecciones sobre el conservadurismo del country, y nada de este talento está reflejado ni un poquito en el guion del especial. Las escenas en las que Kacey e invitados intentan cantar una canción pero son constantemente interrumpidos por agentes externos (una tormenta de nieve en el dueto con James Corden, un albañil pesado en el dueto con Fred Armisen) no pueden ser menos divertidas, la aparición de Kendall Jenner es una completa pérdida de tiempo para todos los involucrados y también para el público y los chistes del programa en general ni siquiera pueden considerarse tal y son del nivel de «Kacey se prepara para su festividad favorita, el Día del Presidente no, la Navidad». Si Kacey no ha tenido tiempo de decorar su casa, tampoco lo deben haber tenido sus guionistas para preparar un programa mínimamente creativo o gracioso.

Las risas enlatadas que suenan a lo largo de ‘The Kacey Musgraves Christmas Show’ solo recalcan la debilidad del especial, que ha perdido la oportunidad de hacer una parodia inteligente sobre lo absurdo de este tipo de especiales en los que todo el mundo es feliz y el mundo siempre es maravilloso, sobre la Navidad en sí, y también de reírse de sí mismo, pues la idea de un especial navideño en 2019 no puede sonar más anacrónica. ¿Lo bueno? Las actuaciones musicales siempre son dignas de ver, en especial las apariciones de Lana Del Rey, Camila Cabello y la siempre adorable Zooey Deschanel, así como la interpretación acústica por parte de Musgraves de la original ‘Christmas Makes Me Cry’. ¿Y quién habría dicho que apetecería más ver al «tímido» Leon Bridges que al insulso Troye Sivan en un programa de este tipo? 4.

La Tienda JNSP