Georgia / Seeking Thrills

Por | 09 Ene 20, 0:30

¿Cuántas letras se han hecho hablando sobre la música de baile y cuántos discos se han destinado a la pista en sí? De Kylie a Arctic Monkeys, de Chic a Stromae, son miles y diversos los artistas que se han lanzado a ella tan cargados de lentejuelas como de guitarras, de cuerdas disco o de agresivos beats. Siempre será un refugio para los males personales y del mundo y Georgia es algo que ha querido exprimir en su segundo álbum, que sale esta semana, bajo el título de ‘Seeking Thrills’.

Más concentrado en estilo y más centrado en su voz que aquel debut que lo mismo bebía de Fever Ray que de M.I.A. o el R&B, este nuevo álbum llega presentado por un trallazo absoluto llamado ‘About Work the Dancefloor‘, presente en toda lista de las mejores canciones de 2019 que se precie. El ritmo es trepidante como en los sencillos ochenteros más accesibles de Robyn, pero es que además los sintetizadores son celestiales y su pre-estribillo es perfecto cuando habla, como ‘Cheap Thrills’ de Sia, de lo poco que necesitamos para pasarlo bien. “No tengo mucho en términos de dinero / no tengo regalos materiales para ti”, así que tan sólo “disfrutemos este momento juntos”, promete justo antes del clímax de la composición.

‘About Work the Dancefloor’ es lo mejor que encontraremos en ‘Seeking Thrills’ y también lo que mejor resume un álbum que si tiene un tema principal, es el de la pista de baile sin más. Georgia ha querido grabar todo el largo en analógico, rescatando sintetizadores de los 80, con el objetivo de rendir homenaje a su música favorita, el house de Chicago y el techno de Detroit más primigenios, desde un prisma pop. Como sus colegas de Hot Chip, con los que cantó recientemente, tiene en un pedestal a nombres como Frankie Knuckles, y ni remotamente reniega de ser hija de Neil Barnes de Leftfield. De hecho, que su habitación de niña fuera literalmente su lugar de ensayo o que su madre la llevara a “raves” han sido hechos fundamentales para el desarrollo de su carrera, como nos explica en una entrevista que publicaremos esta semana.

Ha sido desde luego más importante que su trabajo como batería de Kate Tempest, pues lo mejor de este nuevo álbum son cosas tan ochenteras como su gran comienzo con la exitosa ‘Started Out’; el mencionado sencillo explícito sobre la pista de baile; la popera ‘Never Let You Go‘, que podrían haber cantado Little Boots o Ladyhawke; y ’24 Hours’, que habla sobre pasar 24 horas de fiesta, en Berghain para más señas.

A continuación, es cierto que la dinámica del álbum pierde algo de fuerza con las referencias al Amaretto y a Tenerife, tan Miss Kittin, de ‘Mellow’ con Shygirl; pero también lo es que en la segunda parte continúan apareciendo cosas interesantes, como es el caso de ‘The Thrill’. No es que esta pista tenga un estribillo instrumental a la moda de hace unos años, sino que los sintetizadores hacen una melodía pegadiza y complementaria a la vocal, un truco que supo aplicar muy bien durante los 80 Martin L. Gore. A su final, todos aquellos fans del voguing, disfrutaréis con la voz invitada de Maurice jaleando: “look now, ladies / It’s the thrill!” sobre una base de dance muy “early 90’s”.

Además, a Georgia, aparte de bailar, también le gustan Kate Bush y Luther Vandross, y una vena baladista bastante onírica aparece en ‘Till I Own It’ y la preciosa ‘Ultimate Sailor’, al tiempo que algunos textos parecen retratar indirectamente la era Brexit. Esa segunda parte suena más política también cuanto más se acerca a M.I.A. (‘Feel It’ y ‘Ray Guns’), mientras la pista final ‘Honey Dripping Sky’ aúna ambas cosas: parece una dulce balada hasta que llega su final, mucho más oscuro y bailable. Al término de todo esto es inevitable contemplar la portada para comprender lo bien que representa esta obra de Georgia. Se trata de una instantánea de 1988 firmada por la americana Nancy Honey, retratando a unas jóvenes inglesas de fiesta. ‘Seeking Thrills’ es un álbum con el que evadirse entre beats y ritmos sofisticados, no importa dónde, precisamente conscientes de la excepcionalidad que supone poder olvidarse de todo durante unas horas.

Calificación: 8/10
Lo mejor: ‘About Work the Dancefloor’, ‘Never Let You Go’, ’24 Hours’, ‘The Thrill’, ‘Started Out’
Te gustará si te gusta: Hot Chip, Robyn, Santigold, Depeche Mode
Escúchalo: el single en Youtube

Etiquetas:
  • Vuffy

    Ha sido leer “Luther Vandross” y querer escuchar el disco detenidamente de principio a fin :)

  • kalev

    Cuán grande es ‘Never too Much’

  • Vuffy

    ¡Esa canción es un clasicazo eterno, mi favorita de Luther! Me gustan mucho el primer disco, ‘Any Love’ y ‘Songs’. Este hombre está muy infravalorado: una de las mejores voces de la historia de la música popular, terciopelo puro, y referente para gigantes como Whitney y Mariah. Además, también era un personaje muy curioso: dentro del armario pero sin esconder la pluma. Lo amo <3

    JNSP: un 'Verdades como templos' sobre Luther Vandross porfi, pofi, porfi :)

    https://www.youtube.com/watch?v=lRQJq1byqCs

  • mardebering

    “Ultimate Sailor” desde ya, para mi lista de lo mejor del 2020, que manejo de teclados o plugins audio, seguro estará feliz escuchándola Kate Bush, maravillosa, también destaco “24 Hours” que me recuerda por momentos a su papi y sí “The Thrill” es puro “A Broken Flame” de Depeche Mode, le ha quedado un disco con influencias evidentes con una producción excelente que hace que suene genial, disco notable.

  • Lucas Eme A

    Georgia es una baterista virtuosa y su voz se luce mucho más que en su disco debut.
    Me encanta su despreocupación, incluso en una imagen sin maquillaje ni decoraciones, que jamás parece esmerarse en ser algo que no es.
    Ultimate Sailor es una joya.
    The Thrill es TREMENDA. Me lleva tanto a Kate Boy como a una Fever Ray de radioformula sonando en Detroit.
    Pero Started Out y About work the dancefloor seguirán siendo las cimas de esta secuencia.

  • Chris Fakka

    La chica tiene una voz de lo mas corriente y vulgar y los temas son un magma de mediocridad.

  • soplagaitas

    Gran descubrimiento! Es casi un greatest hits de synth-pop.

Send this to a friend