Muere a los 52 años Adam Schlesinger de Fountains of Wayne y Ivy, a causa del coronavirus

Por | 02 Abr 20, 9:55

Tras varias informaciones algo confusas sobre el estado de salud de Adam Schlesinger, fundador de los grupos Fountains of Wayne y Ivy, entre otros, hace unas horas se ha confirmado su fallecimiento derivado de complicaciones de salud tras contraer el COVID-19. El abogado de Schlesinger ha confirmado su muerte a Rolling Stone, después de que hubiera trascendido su ingreso en un hospital neoyorquino asegurando que se le había inducido al coma, cosa que el letrado desmintió. Sí indicó que estaba conectado a un respirador y sedado. Tenía tan solo 52 años.

Schlesinger se dio a conocer como integrante del trío Ivy, establecido en Nueva York a mediados de los 90 y completado por la pareja formada por Andy Chase y Dominique Durand. En este proyecto, de fama creciente, desarrolló su talento para un pop elegante y sereno, con discos tan exquisitos y celebrados en la época como ‘Realistic’ (1995), ‘Apartment Life’ (1997) y ‘Long Distance’ (2000). Aunque en los últimos años ya no formaba parte del proyecto de forma oficial, sí formó parte activa de él como autor y productor en todos sus álbumes de estudio –el último de ellos, el disco de versiones ‘All Hours’, de 2011–.

Paralelamente a su papel en Ivy, Schlesinger fundaba Fountains of Wayne, proyecto en el que daba rienda suelta a una faceta más power pop y que, en la estela de grupos como Weezer, reivindicaba la Nueva Ola de The Cars. Con ellos cosechó una mayor popularidad, especialmente en Estados Unidos, con discos como su debut homónimo de 1996, ‘Utopia Parkway’ (1999) y, especialmente, ‘Welcome Interstate Managers’ (2003), que incluía la célebre ‘Stacy’s Mom’. Mientras lo compaginaba con otras facetas, Adam publicaría otros tres álbumes con Fountains of Wayne, el último de los cuales (‘Sky Full of Holes’) se lanzó casi a la vez que el último de Ivy.

Schlesinger también se labró una buena reputación como productor, faceta en la que trabajó con Lloyd Cole, The Monkees, Robert Plant, Tahiti 80, The Sounds o They Might Be Giants. Pero el mayor reconocimiento profesional le llegaría como compositor de canciones para películas y series de TV. En el primer caso, sobre todo, con la archiconocida ‘That Thing You Do!’ para la película de mismo título protagonizada por Tom Hanks –que en España se llamó ‘The Wonders’, como el grupo que, más o menos inspirado en The Beatles, protagonizaba el film y cantaba ese tema–. Además de ser un grandísimo éxito comercial en todo el mundo, con ella estuvo nominado tanto al Oscar como al Globo de Oro a la Mejor canción original en 1997.

También escribió música para películas de los hermanos Farrelly como ‘Algo pasa con Mary’ (1998) y ‘Yo, yo mismo e Irene’ (2000), además de ‘Scary Movie’ (2000) o ‘Josie and The Pussycats’ (2001), entre otras muchas. También hizo trabajos para el teatro –como una adaptación de ‘Cry-Baby’ de John Waters– y televisión –especialmente para programas infantiles como ‘Barrio Sésamo’, ‘Bubble Guppies’ o ‘Buena suerte, Charlie’, pero también para series como ‘The Hills’, ‘Melroes Place’ o ‘Gossip Girl’. Su último trabajo fueron las canciones de la serie ‘Crazy Ex-Girlfriend’, de la que también era productor ejecutivo.

La Tienda JNSP