«El problema es que la plaza de toros tiene asientos muy pequeños y abulta mucho»

Por | 11 Ago 20, 10:30

El Ayuntamiento del Puerto de Santa María en Cádiz ha defendido el aforo de la corrida del pasado jueves, tras la polémica suscitada por las imágenes que aparecieron en las redes sociales, con la plaza totalmente abarrotada. Como recoge El Diario de Cádiz, el concejal Álvaro González Obregón ha subrayado que el equipo de gobierno «confía en la hoja de taquilla presentada», según la que se vendieron 5.300 entradas para un aforo de 11.000 localidades, por lo que se habría respetado el 50% reglamentario. Según otras informaciones posteriores, ha dicho que «el problema es que la plaza tiene los asientos muy pequeños, y abulta mucho», es decir, que las butacas están muy pegadas unas a otras. El promotor Joan Vich ha comparado imágenes de la corrida que tanto indignó en el mundo de la cultura, con otra de un concierto de David Bisbal en el mismo lugar, en las que se aprecia que se respeta la distancia de seguridad.

La noticia había sido recibida con indignación por una industria musical que se tambalea después de 1) la imposibilidad de desarrollar su actividad durante el estado de alarma, 2) la imposibilidad de desarrollar la actividad normal durante «la nueva normalidad», con conciertos de capacidad muy reducida respetando la distancia de seguridad y 3) la incertidumbre sobre lo que nos deparará el otoño, el invierno… hasta que haya una nueva vacuna contra la covid-19 que, según el ministro de Sanidad Salvador Illa, podría llegar en primavera. O no.

A la espera de qué artistas, qué sellos, qué promotoras de conciertos, qué medios de comunicación quedaremos para entonces llegaban estas imágenes de una corrida de toros, a la que asistía la Diputada del PP en el Parlamento Europeo Isabel Benjumea. Se trataba de una corrida con motivo del 140 aniversario de la Real Plaza del Puerto de Santa María en Cádiz, y las imágenes compartidas por la propia política mostraban que no se ha respetado ningún tipo de distancia de seguridad. Comentaba Benjumea: «¡Qué alegría poder volver a los toros! Y qué mejor manera que hacerlo en el 140 aniversario de la Real Plaza del Puerto de Santa María. “Darle a cada cual lo suyo
 no es tener que darle todo.
 Al hombre, lo que es del hombre.
 Al toro, lo que es del toro”». La noticia era la gota que colma el vaso después de la afluencia masiva a otra corrida en Huelva como apunta Público, mientras son especialmente preocupantes los contagios en Aragón, Cataluña, País Vasco y Madrid.

El ambiente en el ocio nocturno ya estaba caldeado por la asociación entre los conciertos y el botellón como si fueran la misma cosa, circunstancia por la que la Sala Razzmatazz, por ejemplo, se unía hace unos días a una protesta en la Plaça Sant Jaume en la que se recordaba que el ocio nocturno no es botellón. Por su parte, en Madrid este fin de semana cerraban los bares de copas, las discotecas y otros locales de ocio nocturno de la Comunidad como forma de protesta por las restricciones impuestas desde el Gobierno regional con el fin de atajar posibles brotes de coronavirus, como informa RTVE. La Plataforma por el Ocio de Madrid espera poder reunirse con la presidenta de la Comunidad, Díaz Ayuso, denunciando que se ponga el foco en el peligro sanitario de los locales de copas o baile «ignorando los datos objetivos proporcionados por la propia Administración sanitaria». Indican que «el ocio nocturno supone solo el 6,2% de los brotes y el 8,2% del total de nuevos contagios que se han producido durante la semana del 27 de julio al 2 de agosto y que en Madrid no han tenido una especial incidencia».

Entre quienes han protestado en las redes sociales por la celebración de la corrida de toros encontrábamos, entre muchos otros, a la periodista Wilma Lorenzo, que bromeaba: «Igual la solución es dar conciertos con traje de luces» o al presentador de La SextaNoche, Iñaki López, que comparaba las imágenes entre un show de Loquillo con la de la corrida de toros, indicando que Andalucía no necesita más brotes que los 86 que ya llevaba.

Etiquetas:

La Tienda JNSP