Renaldo & Clara / L’amor fa calor

Por | 01 Oct 20, 15:49

Los terceros discos son cruciales para los artistas: pueden marcar una consolidación, pero también la necesidad de cambio, de reinvención. A menudo resultan discos llamados «de transición» porque reflejan cierto desgaste de la fórmula o confusión en cuanto a qué camino escoger. ‘L’amor fa calor’ de Renaldo & Clara, el tercer disco de la «lleidetana» Clara Viñals, será el de consolidación, también supone un cambio de registro al ser el más sintético de su carrera, pero no es en absoluto un trabajo indeciso o irregular. En 24 minutos (número favorito de Clara, sus otros dos discos también duran este tiempo), a la catalana le da tiempo de sobra para desplegar sus muchas virtudes como artista POP en mayúsculas.

Si ‘Fruits del teu bosc‘ y ‘Els afores‘ eran trabajos de pop orgánico, arreglados y producidos con la minuciosidad de una verdadera artesana, y que hacían pensar tanto en Joan Miquel Oliver como en Belle & Sebastian o Julio Bustamante, ‘L’amor fa calor’ presenta un acabado sintético y lustroso, amén de haber vuelto a contar con la producción de Victor Ayuso. El primer single ha sido una sorpresa por sus cambios internos: empieza dando protagonismo a baterías, guitarras eléctricas y una amorfa base electrónica sobre la que Clara susurra cosas, para después explotar en un estribillo synth-pop de lo más adictivo.

‘L’amor fa calor’ básicamente sienta las bases del sonido del disco, pero las variaciones que explora de él Clara son igual de interesantes. Sin ir más lejos, un single anterior, ‘La finestra’, en el que Clara plasma sus habituales contemplaciones sobre aquello que la rodea, en este caso para describir el cielo azul lleno de luz y pájaros que ve desde una ventana, hace pensar en una romántica balada R&B de los 80… pero pasada por el filtro ultra-sintético del «city pop» japonés.

Que Clara no ha tenido miedo en ir lejos con su visión pop -lo cual no debería extrañar a nadie pues ella siempre se ha sentido identificada con este género- se confirma en otras dos de las composiciones desatacadas de ‘L’amor fa calor’. En primer lugar, ‘Per fer-te una idea’ utiliza un estilo muy propio del pop «new wave» de los años 80 para evolucionar hacia algo más synth-pop, marcándose un final eufórico muy bien construido. «Te me estás yendo de las manos», canta Clara en esta canción que evoca los sonidos que triunfaban durante el apogeo de la MTV. Y por el otro, la ‘Història’ es una pieza de artesanía pop marca de la casa: su parsimonioso ritmo programado no puede sonar más limpio e impoluto, los coros «de campamento» del estribillo son un puntazo y se pegan cosa mala, los destellos de teclado son una delicia, y la letra sobre recuerdos que se le acumulan a Clara en el cuerpo o sobre su afición a las piedras es una ternura.

Los 80 parecen haber sido una referencia especial para Clara en ‘L’amor fa calor’ como demuestra su mismo primer single, cuyos sonido medio funky puede recordar a Prince. ‘Milions’, en el que destacan las autoarmonías de Clara, tiene un punto al indie-pop tropical de la época, mientras ‘Una vegada’ devuelve el álbum a los sonidos nostálgicos de la radio pop americana de aquella década. El disco se cierra con una balada llamada ‘No penso en res’ que vuelve al costumbrismo habitual: «yo pienso en ti cuando no pienso en nada, y también en mucha otra gente, depende del día y de lo que esté haciendo, o del interés por algún tema en concreto, esto de la mente es un misterio». La primera mitad de ‘L’amor fa calor’ es superior a la primera, pero aun así, lo que presenta Clara es un disco de pop con mucha más mano experta de lo que pueda parecer, no tan modesto ni pequeño como sugieren las cucas canciones de su autora.

Calificación: 7,9/10
Lo mejor: ‘L’amor fa calor’, ‘Per fer-te una idea’, ‘La finestra’, ‘Història’
Te gustará si te gusta: The Go! Team, Superorganism, Joan Miquel Oliver
Youtube: vídeo de ‘L’amor fa calor’

Etiquetas:

La Tienda JNSP