- Publicidad -

Mogwai / As the Love Continues

Te gustará si te gusta: el resto de su carrera
Lo mejor: 'Midnight Flit', 'Dry Fantasy', 'Ceiling Granny'
Escúchalo: Youtube

«Supuestamente éramos pesadillas». Es el título de uno de los temas de Mogwai, un grupo escocés con mejor sentido del humor del que ha apuntado siempre su música. La portada de ‘As the Love Continues’ va también de colmillos, un rojo sangre y cierta sensación de angustia. El título del álbum, en contraste, que nos habla de la «continuidad del amor», ha de ser irónico, entonces.

Pero el post-rock de Mogwai ya no resulta tan pesadillesco como en los tiempos de ‘Come On Die Young’. Como si la realidad de 2020 (y 2021) hubiera superado la ficción, los momentos sanguinarios de ‘As the Love Continues’ ya no impresionan tanto. Y menos cuando la mencionada ‘Supposedly, We Were Nightmares’ es una grabación algo dejada en la que la electrónica parece lanzada al azar.

- Publicidad -

Mogwai han jugado varias bazas en este álbum. Tenemos el vocoder de ‘Fuck Off Money’, luego derivando hacia su sonido más clásico; y ya es casualidad que el grupo haya alcanzado el primer número 1 de sus 25 años de carrera una semana después de haber lanzado un tema llamado así. Tenemos la incursión post-grunge de ‘Ceiling Granny’, que parece un instrumental de Smashing Pumpkins. Tenemos una de esas canciones cantaditas, ‘Ritchie Sacramento‘, con las que ahora se está animando Stuart Braithwaite y que realmente nunca necesitaron, pues en esos territorios nunca podrán superar a Slowdive. Y tenemos sobre todo demasiadas referencias a sí mismos: desde que empieza ‘To the Bin My Friend, Tonight We Vacate Earth’ sabes lo que va a pasar hacia la mitad de la grabación.

Hay varias canciones en ‘As the Love Continues’, como ‘Drive the Nail’, que podrían haber sido rescatadas de otros momentos de la carrera de la banda, y también algunas como ‘Here We, Here We, Here We Go Forever’ que parecen haberse quedado dormidos componiendo. Sin embargo, ni ellos ni el productor, nada menos que Dave Fridmann, podían irse de aquí sin entregar algo bueno de sí mismos, y lo mejor lo encontramos en una canción que ni siquiera ha servido de single de presentación para el álbum.

- Publicidad -

Me refiero a ‘Midnight Flit’, una colaboración con Atticus Ross (Nine Inch Nails) en la que sí encontramos a los Mogwai capaces de remover entrañas y montañas, gracias a su impresionante sección de cuerdas. Casi parecen haberla situado en esa segunda mitad junto a cosas como ‘Pat Stains’, con una colaboración anecdótica de Colin Stetson, o ‘It’s What I Want to Do, Mum’ para que suene incluso mejor de lo que es. Es ‘Midnight Flit’, junto a los acordes de corte siniestro de ‘Dry Fantasy’ -con los que los Depeche de ‘Black Celebration’ hubieran hecho maravillas- donde continuamos escuchando a unos Mogwai que no necesitan escribir cosas sobre la «desaparición del sol» y «pensar en casa» para llegarnos.

Discos recomendados