- Publicidad -

Black Country, New Road / For the First Time

Lo mejor: 'Athens, France', 'Sunglasses', 'Track X'
Te gustará si te gusta: Black Midi, Shame, el post-rock, Sons of Kemet
Escúchalo: Youtube.

Veinte años después de su época de máximo esplendor, el post-rock vuelve a vivir un momento dulce. Mogwai han conseguido el primer número 1 de su historia, Godspeed You! Black Emperor sacan álbum en breve… y nuevas generaciones regresan al género, como los británicos Black Country, New Road. Ellos son jóvenes, pero no nuevos. Sus miembros provienen de Nervous Conditions. Su líder Connor Browne fue acusado de varias agresiones sexuales.

El grupo se separó y el resto de componentes formaron Black Country, New Road, siguiendo la estela del sonido de la banda madre. Nervous Conditions practicaban las sonoridades post-rockeras, aunque eran menos concretos y más derivativos, más orgánicos y psicodélicos. BC,NR son más concretos, más orientados al hardcore por un lado, pero también al jazz y a la música festiva de la tradición de la Europa del Este por el otro. El ser un septeto de músicos soberbios ayuda a que la mezcla llegue a buen puerto. Definitivamente, lo de titular su disco ‘For the First Time’ parece más una fina ironía.

- Publicidad -

Eso sí, el inicio puede despistar a más de uno. ‘Instrumental’ es una pieza ídem con aires arabizantes y fanfarria jazz-klezmer que los aproxima a luminarias de la nueva escena de jazz londinense como Sons of Kemet. Y bien que Black Country, New Road podrían ganarse la vida así; la canción suena física, directa, festiva. Y deja bien patente la calidad como músicos de todos los miembros del grupo, con especial mención al saxo insidioso de Lewis Evans.

Pero la verdadera naturaleza del grupo se revela en ‘Athens, France’, de atmósfera mucho más densa y líneas de bajo gruesas, y donde también se presenta otro de los elementos definitorios de la banda: la voz de Isaac Wood. Isaac actúa y sobreactúa, recita, amenaza, mientras la canción se cierne sobre los clásicos trucos del post-rock: calma, pausas para arremeter de nuevo mientras Isaac va dejando ir su discurso algo demente. Hay momentos de la canción que suenan de lo más familiar a cualquier amante del hardcore o del alternativo de los 90, como muchos de los riffs de guitarra que la jalonan.

- Publicidad -

El disco, de hecho, está bien trufado de ingredientes que recuerdan a clásicos del género: las pausas, la calma tensa y el estallido, la manera en cómo restallan las líneas de bajo… Quizás la diferencia es que Black Country, New Road se aproximan más al hardcore y al jazz, suenan con una frescura, caos y cierto descaro que a veces se echa de menos en este tipo de grupos. Todo esto se cristaliza en el mayor «tour de force» del largo, ‘Sunglasses’, casi diez minutos de desvarío gozoso.

Sin embargo, el sonido es muy conciso. La producción consigue atrapar la calidad del sonido en vivo. No hay más que oír cómo suenan los platillos en ‘Science Affair’, por ejemplo. Qué bien combinan con la guitarra distorsionada y el saxo algo desquiciado, mientras Isaac juega a ser el Nick Cave demente de ‘From Her to Eternity’ y todos los instrumentos le acompañan en su ascensión a las cimas de su particular locura. También hay respiros: la dulzura y la calma que destila, a pesar de todo, ‘Track X’, con el saxo sacando una hermosa melodía y unos coros femeninos que parecen traer paz al universo atormentado de Isaac.

La pieza más hardcore y casi canónica cierra el conjunto, ‘Opus’, donde el toque más klezmer y los vientos entran en dura pugna con las guitarras hasta llegar casi a terrenos de ska festivo, pero oscuro a la vez. ‘For the First Time’ es un disco relativamente breve para los estándares del género. Cuarenta minutos y seis temas. Sin embargo, es todo lo contundente y denso que el género requiere. Y, a la vez, suenan ligeros y luminosos. Una pequeña (gran) proeza.

Discos recomendados