Ella Baila Sola optan por un secretismo siniestro y pasado de moda en sus entrevistas promocionales

-

- Publicidad -

Ella Baila Sola optan por un secretismo siniestro y pasado de moda en sus entrevistas promocionales

Ella Baila Sola han acudido esta noche a El Hormiguero, como estaba anunciado a bombo y platillo, para hablar sobre su recién anunciado regreso. Lamentablemente no han podido acudir al plató porque Marilia ha dado positivo en covid-19 a última hora, pero el dúo ha podido entrar a través de Zoom, mostrando algo más de química y enjundia que en su sosísima entrevista en Cadena 100 de la mañana, la primera en verdad de esta reunión. No era muy difícil superar tal nivel de aburrimiento, por otro lado.

Como se ha sabido en los últimos días, Marta y Marilia vuelven para celebrar el 25 aniversario de su formación con una gira para la que se han confirmado ya algunas fechas, comenzando el 18 de junio en el Festival Starlite de Málaga. Después aguardan Madrid (2 de julio en el Wizink Center) y el Puerto de Santa María, entre otras. En la entrevista de El Hormiguero, de risas un tanto forzadas, con una Marta Botía especialmente impertérrita en gesticulación, no ha habido espacio para profundizar en las razones de su separación o de su vuelta, ni siquiera de mencionar a las otras componentes que han pasado por «Ella baila sola». Es como si nada de eso hubiera pasado. ¿Pero esto es una opción en la era de la sobreinformación? El diario El País nos da la respuesta.

- Publicidad -

En la entrevista realizada por Maite Morate para este periódico, la periodista nos informa de que Marta y Marilia no han querido entrar en cierto tipo de cuestiones. Reza el texto: «trascendió que tenían desencuentros tanto en lo personal como en lo artístico, que apenas coincidieron en el estudio para cantar juntas en su último disco y que la sesión de fotos de ese álbum la hicieron por separado. Incluso se llegó a decir que no se soportaban. Sobre esto ellas prefieren guardar silencio y, pese a que en alguna ocasión han reconocido que su relación en este tiempo ha sido nula, ahora aseguran que se han echado de menos. Si es cierto o un pacto de mercadotecnia queda entre ellas porque es un tema que no quieren abordar». Atención, pregunta: si no quieres hablar de tu carrera profesional, ¿para qué te metes en una ronda de entrevistas?

Dado que todo el mundo va a asumir que esta es una cuestión económica, como siempre que hay una reunión, bien sea de los Pixies o de Amistades Peligrosas; su opción de no hablar de ciertos temas es un error, pues resta credibilidad a su encuentro porque se «echaban de menos». Como asesoradas por un mánager de la vieja escuela o dejándose llevar por sus instintos, o acaso traumatizadas, Marta y Marilia han decidido no entrar en su época más turbia. No necesitábamos indagar en lo más doloroso en sus vidas o conocer paso a paso la opinión de cada una de las componentes que han pasado por Ella baila sola durante este tiempo, pero ni mencionar a ninguna de todas esas personas, hoy por hoy, es una opción surrealista. Cuando, después de 20 años separadas, era tan fácil como medio inventar excusas del tipo «la carretera es muy dura y acaba contigo», «cuando eres joven te piensas que te vas a comer el mundo», «triunfamos muy jóvenes y se nos subió a la cabeza», «nos vino bien una cura de humildad», «necesitábamos nuestro espacio después de tanto tiempo juntas» o «vueltas que da la vida, ¿nunca os habéis vuelto a enrollar con un ex que creías que aborrecías y has echado el polvo de tu vida? Pues esto es lo mismo». Humor, ¿alguien?

- Publicidad -

Hubo un momento en los años 90 en que se vendían tal cantidad de discos en España que la industria musical era una cosa truculenta y siniestra, con gente siniestra y oscurantista a los mandos. Las entrevistas que están ofreciendo Ella baila sola nos están llevando a aquella época, como sus canciones, solo que en este caso para mal.

La buena noticia es que al menos hay nueva música en camino. Ella baila sola han explicado a Pablo Motos cómo fue su primera conversación después de tantos años y cómo en la actualidad se encuentran componiendo nuevas canciones a través de Zoom, WhatsApp o Facetime. Una vez que alguien (se desconoce el sujeto) les propuso reunirse por su 25 aniversario y ambas accedieron, dicen haber retomado su relación en el punto en que lo habían dejado.

El dúo se sometía a una especie de juego «Su media naranja» sobre la otra componente, como habían hecho en Cadena 100 durante la mañana, pero en este caso sí acertaban todas las respuestas sobre sus respectivas familias y manías, a destacar que el padre de Marta Botía llegó a realizar portadas para los Rolling Stones y Miguel Ríos. Y hay que reconocer que Pablo Motos ha tenido su gracia cuando ha preguntado por qué Marta Botía convirtió «gusano» en una palabra esdrújula al componer ‘Lo echamos a suertes’. Botía ha reconocido ahora que por métrica habría sido mejor un plural («gusanos» en lugar de «un gúsano»), pero reconoce que no habría sido igual. Entre risas, tanto ella como Marilia han afirmado que hoy habrían hecho esa letra de otra manera. Al menos esa parte fue divertida. Más de eso en esta relevante reunión, por favor.

Lo más visto

No te pierdas

‘Otra ronda’: Thomas Vinterberg ya puede ir brindando por el Oscar

Crítica del film en el que los personajes usan una coartada intelectual para, en vez de ir al psicólogo, ir pedo todo el día.

Ella Baila Sola optan por un secretismo siniestro y pasado de moda en sus entrevistas promocionales

Ella Baila Sola han acudido esta noche a El Hormiguero, como estaba anunciado a bombo y platillo, para hablar...