Quantcast
- Publicidad -

Aly & AJ / a touch of the beat gets you up on your feet gets you out and then into the sun

Lo mejor: ‘Pretty Places’, ‘Slow Dancing’, ‘Symptom of Your Touch’, ‘Listen!!!’, ‘Stomach’
Te gustará si te gustan: Maggie Rogers, Carly Rae Jepsen, MUNA
Escúchalo: Youtube

Catorce años después de su último largo, Aly & Aj regresan con ‘a touch of the beat gets you up on your feet gets you out and then into the sun’, del que se pudieron ir escuchando adelantos de lo más prometedores desde el año pasado. Las hermanas Michalka renacen como artistas pop a las que tener en cuenta y tomar en serio, alejadas ya del sonido “teen” que poblaba sus tres primeros discos y abrazando por completo el synthpop.

Pretty Places’ sirve como apertura para el álbum, en el que se invita al interés amoroso de la narradora (las canciones están en primera persona) a escaparse juntos. Es una sentida balada indie pop en la que prácticamente uno puede sentir que está en un coche recorriendo la costa californiana. Lejos de buscar un hit, Aly & Aj optan por alargarla hasta los cinco minutos, reforzando aún más esa sensación que transmite de empezar una aventura nueva dejando el pasado atrás. Ese “Tenemos tiempo/ siéntate y te llevaré a todos los sitios bonitos” que suena en el pre-estribillo es extrapolable al resto del disco: el viaje comienza, déjate llevar, déjalo en sus manos.

- Publicidad -

En seguida la dulzura de la primera canción se vuelve amarga con ‘Lost Cause’ y ‘Break Yourself’, pese a que melódicamente pueda parecer lo contrario. La primera habla de una relación que está muerta aunque ambas partes han luchado todo lo posible por ella: “Tal vez simplemente siguió su curso/ e intentarlo demasiado solo lo hace peor”. La segunda reflexiona sobre si ha llegado el momento de un cambio. Paradójicamente, es la canción que más usa la repetición de todo el álbum, ya que los dos versos son los mismos y el estribillo repite continuamente las dos palabras que le dan título. En lo musical además de la percusión, presente prácticamente todo el tiempo, hacia el final hay una sección de trompeta que lleva a la composición a uno de los grandes momentos del proyecto.

El primer single y su mayor éxito de esta era, ‘Slow Dancing’, redirige al álbum a la balada romántica, esta vez muy en la línea de la última Taylor Swift, con un sofisticado conjunto de guitarras y sintetizadores en el que dan ganas de quedarse a vivir. Pero en general ‘a touch of the beat…’ ofrece más canciones con ritmos animados que lentos, más allá de que las letras hablen de sentimientos dolorosos. Como la joya del álbum, ‘Symptom of Your Touch’, una melancólica y azucarada canción de ruptura que crea adicción y que incluso coquetea con ciertos sonidos propios del dream pop. Como también lo hace ‘Listen!!!’, que captura mediante una nube de sintetizadores, baterías y guitarras eléctricas lo que supone estar atrapado en una relación tóxica.

- Publicidad -

Como separación entre la primera parte y la segunda está el tema más extraño que se puede encontrar aquí: ‘Lucky to Get Him’, que huye de la estructura convencional, y pese a que no sea uno de los puntos más álgidos del proyecto, resulta de lo más refrescante. Al igual que también lo es ‘Don’t Need Nothing’, cuyo estribillo da nombre al larguísimo título del álbum. Casi al final, destaca sobre todo la estupenda ‘Stomach’, probablemente donde estén las letras más tristes, sobre una relación que está acabando y cómo ese dolor se vuelve físico “Me duele la tripa, me corta como un cuchillo / todos estos recuerdos no parecen míos / Simplemente no puedo soportar ser tu exmujer”.

‘a touch of the beat…’ se caracteriza por tener un sonido cohesivo durante sus 12 canciones, que fluyen entre sonidos synthpop oníricos y escapistas casi sin que te des cuenta. Quizá lo único que se echa en falta es un temazo más tipo ‘Joan of Arc on the Dance Floor’ (aunque se entiende su ausencia en el disco). Pero esta colección de canciones dejan claro que Aly & Aj han regresado para quedarse, y su álbum es toda una lección de cómo hacer pop del bueno, sin atender a listas de éxitos, simplemente guiándose por su sensibilidad y siendo fieles a ellas mismas.

Discos recomendados