Quantcast
- Publicidad -

Anne-Marie / Therapy

Lo mejor: 'Kiss My (Uh Oh)', 'Unloveable', 'Who I Am', 'Don't Play'
Te gustará si sigues : obsesionado con Rudimental y Avicii
Escúchalo: el single, en Youtube

«¿En qué año estamos?» ha pasado de ser una pregunta casi metafísica en el desenlace de ‘Twin Peaks’ a cotidiana: ¿de verdad ha existido el año 2020? ¿Y qué hay de 2021? Peor aún es que surja escuchando un álbum, como sucede con el segundo de Anne-Marie. Hasta cierto punto es normal que hayamos perdido la noción del tiempo, que estemos estancados en cuanto a modas sin grandes conciertos ni eventos. Otra cosa es que la música de ‘Therapy’ nos lleve demasiado atrás, a 2013, a los tiempos en que tanto hablábamos de Rudimental, Avicii y Chase & Status. Con esas referencias, es muy difícil que un álbum como este logre significarse ahora mismo.

Corría el año 2019 cuando la cantante conocida por macrohits como ‘Rockabye’ de Clean Bandit y ‘FRIENDS’ con Marshmello decía que su debut ‘Speak Your Mind’ estaba muy bien pero se componía de canciones que habían ido saliendo antes y que «como persona creativa, escribía algo nuevo todo el tiempo». «Quiero sacar algo fresco que nadie haya escuchado antes», eran sus palabras, metiéndose en camisa de once varas.

- Publicidad -

‘Therapy’ de ninguna manera puede ser ese disco de cosas jamás escuchadas, cuando se compone de temas tan random como ‘Breathing’ y ‘Tell Your Girlfriend’; el gran corte estrella es el baladón junto a Niall Horan guiado por una guitarrita y un ritmo holgazán de R&B; el tema titular es un vago corte de autoayuda; ‘Beautiful’ no logra precisamente hacer sombra al clásico de Christina Aguilera y ‘Better Not Together’ nos hace pensar en uno de los temas que cupieron en el álbum de Paris Hilton. Nada menos.

Lo cual no significa que todo sea un desastre: ‘Therapy’ es un álbum entretenido aunque impersonal -que podría haber firmado cualquier triunfito de un país random-, lleno de canciones como ideadas para una semifinal de Eurovisión. Lo cual a veces puede ser para bien. ‘Don’t Play’ ha conseguido ser número 2 en Reino Unido y un hit por allí, donde el amor por Anne-Marie es directamente proporcional a la indiferencia que genera fuera; ‘Who I Am’ sigue una línea parecida; ‘Unloveable’ con Rudimental realmente hace honor a su nombre pese a su falta de interés por renovar el discurso; y podría ser un gran éxito ‘Kiss My (Uh Oh)’ con Little Mix.

- Publicidad -

El trío de chicas parece empeñado en que 2021 sea un buen año para ellas pese al abandono por razones de causa mayor de Jesy: primero llevaron al número 1 ‘Sweet Melody’, después arrasaron con Galantis y David Guetta gracias a ‘Heartbreak Anthem’, y ahora se quedan uno de los temas más divertidos de este disco: con todos los «culos» y «booties» que han inundado el mercado, ha sido una sabia decisión dejar ese «ass» elíptico. Ojalá más cosas se hubieran dejado a la imaginación en el resto de ‘Therapy’.

Discos recomendados