Quantcast
- Publicidad -

Leon Bridges / Gold-Diggers Sound

Lo mejor: 'Motorbike', 'Steam', 'Why Don't You Touch Me', 'Don't Worry'
Te gustará si te gustan: John Legend, Lianne La Havas, Michael Kiwanuka
Escúchalo: Youtube

Leon Bridges ya no es ese artista que conocimos hace 6 años, lo que significa que ha evolucionado. En su caso para bien: ‘Good Thing‘ (2018) era un muy buen disco sobre todo en su primera mitad, donde están colocadas las canciones ‘Bet Ain’t Worth the Hand’, ganadora de un Grammy; la adictiva y semi bailable ‘Bad Bad News’, a la postre sampleada por The Avalanches, y ‘Beyond’, el segundo mayor éxito de su carrera solo por detrás de ‘River’: nada mal para un tercer single.

El tercer disco de Bridges ha sido grabado en el estudio-bar Gold-Diggers de Los Ángeles, de ahí su título, y vuelve a ser un trabajo íntimo y modesto que no ha lugar a estridencias ni tampoco a demasiados riesgos. Leon es conocido por su timidez -una de sus mejores canciones se titula ‘Shy‘- y en su música se nota. Su intención con ‘Gold-Diggers Sound’ ha sido hacer el tipo de música que él suele escuchar en los bares o clubes donde se toca música en directo, pero sin perder su estilo, y aunque ‘Gold-Diggers Sound’ se puede tratar como música de fondo, también merece más atención que esa.

- Publicidad -

Tímida es, por ejemplo, la aproximación que Leon Bridges hace hacia el hip-hop en varias pistas de ‘Gold-Diggers Sound’ -inédita en su carrera- como ‘Magnolias’, de ritmillo trap nada agresivo; ‘Details’, algo así como su respuesta a la moda lo-fi hip-hop de Youtube, o la sexy ‘Sho Nuff’. Son producciones comedidas que reflejan la personalidad de Leon, un amante que atesora la intimidad con su pareja ante todo. En ‘Steam’ canta que «no quiero tener conversaciones triviales ni socializar, ¿qué haces esta noche?», en ‘Details’ que «ellos no te necesitan como yo, ni aprecian todos tus detalles como yo», y en ‘Magnolias’ asegura que «nada me gusta más que estar aquí contigo».

Pero, a rasgos generales, ‘Gold-Diggers Sound’ vuelve a ser un trabajo inspirado por el soul y el viejo R&B, sin bases bailables y arreglado y producido con mimo, con el que la pátina retro de ‘Coming Home’ queda definitivamente como una excepción en la carrera de Leon. Sus canciones tampoco la necesitan aunque a veces se pasen de sencillas y recatadas. El primer single ‘Motorbike‘ es una relajante canción de R&B y soul que se mueve como a cámara lenta, con la que casi puedes sentir el viento acariciándote la cara al escucharla; ‘Blue Mesas’ una bonita balada con cuerdas sobre la soledad de la fama, tan personal que Leon consideró no incluirla en el largo; y ‘Why Don’t You Touch Me’, sobre no sentirse deseado, una de sus composiciones más sentidas.

- Publicidad -

Como hemos dicho, las canciones de ‘Gold-Diggers Sound’ no pregonan su presencia a los cuatro vientos, ni siquiera cuando presentan novedades más o menos interesantes. La canción de apertura, la espiritual ‘Born Again’ con Robert Glasper, agrega interesantes matices jazz y casi chill-out, un sonido que sienta bien a Leon; la discreta ‘Sweeter‘ con Terrace Martin es irónicamente su primera canción protesta, y ‘Steam’ es su interesante pero, de nuevo, comedida aproximación al sonido Talking Heads. ‘Gold-Diggers Sound’ es un disco tan templado que el discreto clímax de vientos metales de ‘Don’t Worry’ con Ink -otra de las canciones destacadas- suena como fuegos artificiales en comparación con todo lo demás. Sin que esta vez le haya salido un clásico tamaño ‘Bet Ain’t Worth the Hand’, ‘Gold-Diggers Sound’ queda efectivamente como buena música que poner de fondo.

Discos recomendados