The Weeknd ni brilla ni decepciona en ‘Moth to a Flame’

¿Está bien encarrilada la campaña del sucesor de ‘After Hours’ de The Weeknd, uno de los mejores discos de pop de los últimos años, incluso al margen de su hit ‘Blinding Lights’? ‘Take My Breath’ no estaba mal, sin estar muy bien, y la misma vaga conclusión puede sacarse sobre ‘Moth to a Flame’. Al menos hasta que una actuación despampanante o el tiempo digan lo contrario de lo que nos ha sugerido su soso videoclip.

La que es su primera colaboración con Swedish House Mafia apuesta por un título tan genérico como esta frase hecha. A falta de Daft Punk, ya separados, Abel Tesfaye ha decidido tirar del trío antes disuelto para ofrecer una producción electrónica basada en la repetición de una serie de notas. Es realmente martilleante, como esas historias de celos que tanto gustan al artista. Un truco habitual en las pistas house y trance a las que parece remitir tímidamente. Todos imaginamos una remezcla apoteósica de ‘Moth to a Flame’ muy fácilmente, ¿verdad? En 2021, se agradece que la producción esté más bien comedida: hace demasiados años de ‘Only Girl’ de Rihanna.

Tiene su punto ‘Moth to a Flame’: se pega como un chicle, nadie hará “skip” cuando aparezca en su correspondiente secuencia, pero en este momento a Tesfaye le pedíamos algo más que una canción que aplaudiríamos en el repertorio de Kim Petras o Years & Years. ¿Va lo suficientemente por delante como para llenar esos macroestadios que planea?

Cargando ...

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Sebas E. Alonso