‘Romeos’: ¿vuelve el cine LGTB buenrollista de los 90?

Por | 03 Ago 13, 9:49

romeosDurante la década de los 90, a la sombra del New Queer Cinema, de nombres como Gus Van Sant, Todd Haynes o Gregg Araki, surgieron multitud de películas cuya finalidad era dar visibilidad al colectivo LGTB. Eran filmes mediocres, la mayoría ya olvidados, pero que cumplían una necesaria función social: difundir una imagen positiva y “desde dentro” de los diferentes aspectos de la homosexualidad. Era un cine que apenas se estrenaba en España, bastante endogámico, que se difundía a través de los primeros festivales de cine gay y que podías encontrar en dvd en tiendas especializadas.

Hoy, 20 años después, y aunque parezca mentira (como si internet, y lo que éste ha supuesto para la visibilidad y las relaciones homosexuales, no existiera), esas películas se siguen haciendo. Son esas que (re)llenan las programaciones de los cada vez más obsoletos festivales de cine gay. Lo que antes era necesario, ahora resulta superfluo. Antes se miraba hacia otro lado, se aplicaba una mirada condescendiente ante las evidentes carencias narrativas y estéticas de esas películas. Eran artísticamente inanes pero temáticamente interesantes, comprometidas. Caían simpáticas. Ahora no, esa coartada de las “buenas intenciones” ya no es válida. Y me refiero al cine producido en los países desarrollados, claro. Hacer cine de temática LGTB en Uganda, por muy malo que sea, sigue siendo necesario (además de una heroicidad).

Dicho esto, ¿cómo definir una película como ‘Romeos’? ¿Como una función escolar sobre la transexualidad masculina? ¿Como una parodia involuntaria del cine gay buenrollista que se hacía en los 90? ¿Como la película con el título más cursi estrenada en muchos años? Supongo que si eres un joven FTM (female-to-male) con necesidad de referentes, que vive en un remoto lugar sin conexión a internet y que nunca ha visto una buena película sobre la transexualidad (o incluso Gran Hermano), te puede interesar ‘Romeos’, disfrutar de ella, identificarte con el protagonista y los problemas derivados de su “secreto”. Vale. Le damos un 3. Pero, ¿y a todos los demás?

Como el guión de la película es más previsible que la comparecencia de Rajoy, y sabes lo que va a pasar desde los créditos iniciales, su visionado da para pensar (en otras cosas) un buen rato y hacerte muchas preguntas. Las más trascendentales son dos:

1) ¿Por qué se ha estrenado en cines esta película, que además es de 2011? Agosto siempre ha sido un mes muy extraño para los estrenos, y podría valer como justificación, pero también puede haber otra. Después del éxito -minoritario, pero éxito- de dos películas que tratan el tema de la transexualidad como la ambiciosa ‘Laurence Anyways’ y la sobresaliente ‘Tomboy’, ¿no será que los distribuidores han visto la oportunidad de colarnos “otra del mismo tema”?

2) Y, por último, ¿qué pasará por la cabeza de Sabine Bernardi, la directora de ‘Romeos’, después de ver la mencionada ‘Tomboy’? 3.

Etiquetas:
  • A quien le interese el cine LGBT pero sin sexo fingido, sino real les recomiendo el corto “Eloi & Biel”. Puede verse el trailer y descargarse en http://www.eloiandbiel.com
    Gracias!

  • apple

    hey, que divertida forma de escribir y de informar a la vez.

  • sputonick

    @apple más bien de opinar sin contar mínimamente algo de la película de la que habla. no está mal escrito, pero un poco de autoindulgencia sí que hay para ser una crítica.

  • Luis SS

    A mí me ha encantado el comentario de:

    “Gus Van Sant, Todd Haynes o Gregg Araki, surgieron multitud de películas cuya finalidad era dar visibilidad al colectivo LGTB. Eran filmes mediocres, la mayoría ya olvidados”

    Van Sant, “Mi Idaho privado”: uno de los emblemas indies, premiada y una de las pelis icónicas de todos los tiempos.

    Todd Haynes, “Velvet Goldmine”: una de las pelis de culto por antonomasia, premiada en Cannes, etc

  • Tula

    Luis SS, cariño, no te enteras de lo que lees. Inténtalo otra vez , anda.

  • jo5e

    @Luis SS creo que te falta el ” a la sombra del New Queer Cinema, Gus Van Sant, Todd Haynes o Gregg Araki”, es decir, las pelis que surgieron alrededor son las que están olvidadas…. según el autor

  • Luis SS

    Ups. Me bajo los pantalones y permito que me perforéis el ojaio. Sin vaselina.

    No se puede leer con prisas !!

  • jacobo

    Bueno, Tomboy que yo entendiera, no era una película sobre transexualidad. Sino una niña pequeña que quería jugar al fútbol y que puede que cuando creciera se pusiera tacones de aguja más altos que cualquier travesti.
    Yo jugaba a las barbis y me pintaba las uñas con 5 años y eso no ha hecho que hoy utilice pelucas.

  • Ya, pero las intenciones son las mismas. Entiendo perfectamente a Joric esta vez (Joric, cuando eres bueno, eres estupendo), y hay algo entre líneas en esta crítica: parece que eres algo homófobo si te atreves a decir que este tipo de pelis son una castaña, o si te atreves a decir que tienen mucho menos interés que cosas de Hollywood como “Bareback Mountain”, tan clásica ella en su pathos de la vida.

    EDIT: es el equivalente a “caquita” lo que siempre me da un awaiting moderation

Playlist del mes

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR