El Palacio de Linares: “Nunca nos ha preocupado lo más mínimo triunfar”

Por | 25 Abr 14, 11:24

palacio-linaresEl Palacio de Linares, uno de nuestros grupos favoritos del underground español, acaba de consolidarse con la edición del estupendo 10″, ‘La espalda de un perro’. Eso sí, su cantante Ángel abandonó la banda inmediatamente después de su grabación, lo que ha supuesto un nuevo comienzo para la banda. Hablamos con ellos sobre el disco, los cambios y las influencias, justo antes de que este sábado 26 de abril actúen en Fotomatón, Madrid, a las 17.30, dentro del festival gratuito Make Noise Malasaña. Contesta Gonzalo, fundador, batería y letrista de El Palacio.

El disco comienza con lo que parece un homenaje a Elefant: ‘Luisimón’ en referencia a sus dueños, citas de referencias habituales del sello como Vainica… ¿pero en realidad es un homenaje o hay parte de ironía? Al fin y al cabo no editáis en Elefant desde el primer 7″…
La letra de ‘Luisimón’ se hizo en uno de los momentos felices que ha tenido el grupo: estábamos terminando de grabar alguna canción del segundo EP (‘La casa es negra’) y aquello sonaba muy bien. Mientras Ángel grababa voces o guitarras, me puse a escribir en el sofá del estudio y en tres minutos salió la canción. Más que un homenaje a Elefant, que también, es un homenaje a estar en un grupo y que las cosas al fin funcionen. A que cuatro personas consigan juntarse y hacer cosas bonitas. Curiosamente la canción acaba siendo una contradicción en sí misma: hay batería, hay distorsión, hay piano (teclado), no suena al tercero de la Velvet (quizá más al segundo de los Feelies, si me apuras), no la edita Elefant… En cualquier caso y retomando la pregunta: sí, esa primera frase es un homenaje a Luis y Montse de Elefant, a los que debemos mucho.

¿Tenéis alguna idea de si les ha gustado la canción? ¿Alguna reacción por su parte? Hemos visto que el disco se vende también en la web de Elefant, o sea que suponemos que la relación es buena.
La relación es estupenda y seguirá siéndolo. Yo creo que sí que les ha gustado, pero tendréis que preguntárselo a ellos.

Con las letras me autoimpongo una regla: la letra de una canción se hace en menos de 10 minutos y ya no se toca

Hay una gran preocupación en esta y alguna otra letra en el disco por lo que hay que hacer para triunfar (o al menos así puede entenderse ese guiño a otros idiomas como el inglés o el catalán, o pienso en frases como “escucho a Vainica y no entiendo casi lo que significa” de ‘Mayor’). ¿El tema de la composición es algo que os tomáis con humor o que os ha deprimido alguna vez?
Hum, me alegra que hayas sacado esa conclusión escuchando algunas letras porque no ha sido para nada la intención. Eso es lo guay, ¿no? Que cada uno entienda las canciones como le salga. Nunca nos ha preocupado lo más mínimo triunfar más o menos. En realidad todo lo que nos ha ido ocurriendo ha sido un triunfo: hemos sacado discos y dado conciertos casi sin buscarlo. Hay un montón de grupos que se tiran años grabando maquetas y presentándose a concursos antes de que les ocurra la mitad de lo que nos ha ocurrido a nosotros, así que tan contentos.

Componer es un proceso maravilloso, en el que salen cosas de dentro de uno que luego miras con cierta distancia y no sabes de dónde vienen. A mí me divierte mucho y no me deprime nada, ¡al contrario! De todas formas en mi caso con las letras me autoimpongo una regla: la letra de una canción se hace en menos de 10 minutos y ya no se toca. Todo lo que sea cambiar lo que ha salido en ese momento de inspiración/apertura me parece que afecta a la frescura y naturalidad de la canción.

Hay una buena ración de folclore en este álbum, con jota, algún guiño flamenco… ¿es algo que incorporáis con naturalidad porque os encanta y están entre vuestras favoritas las propuestas de Chinarro, Lorena Álvarez, Klaus & Kinski, La Bien Querida… o es una nueva ironía?
Tampoco hay ironía, aunque las referencias no son esas. Recuerdo pasar tiempo con Ángel hablando de Lole y Manuel, de la ‘Magna antología del cante flamenco‘, de El Lebrijano… Un día se nos ocurrió que podríamos hacer canciones de cuatro palos folclóricos distintos y meterlos en una cassette de gasolinera. De ahí salieron ‘Ana la plañidera’ y ‘El periódico al revés’ pero, y esto considero que fue un error, las acercamos demasiado al pop en la grabación y producción del disco.

¿De dónde surge un título como ‘Hoochie-Coo’? ¿Viene de la danza? ¿Y la referencia a George Michael? ¿Siempre habéis sido fans de ‘Faith’ u os habéis dado cuenta recientemente de que molaba?
La primera vez que escuché lo del hoochy-coo fue en boca de Rita Hayworth en ‘Gilda‘ (NdE: aparece en la letra del tema). A partir de ahí hay decenas de referencias en la música popular al hoochy-coo, al hoochie-coo, al hoochie-coochie o similares. En el contexto de la canción creo que se entiende bien a qué se refiere.

Lo de George Michael fue una genialidad de Ángel. Tenía la letra y apareció en el local con una maqueta casera flipante con el ritmo de batería de ‘Faith’. Ya puestos, y molando tanto la canción, tiramos para adelante y no quisimos esconder el parecido sino potenciarlo.

¿Por qué la participación de Garbanzo es tan modesta en esta canción?
Garbanzo tenía que estar en el disco, somos demasiado fans de él. Se cantó ‘Hoochie-coo’ entera, pero a la hora de mezclar el disco consideramos que encajaba bien al final de la canción y bien escondidito, para los oídos más atentos.

Habéis comunicado un cambio de formación, ¿qué ha pasado con Ángel Román, guitarra y voz en el grupo?
Ángel lleva ya un año fuera del grupo, desde el final de la grabación de ‘La espalda de un perro’. Supongo que el hecho de vivir en Valladolid mientras el resto lo hacemos en Madrid no ayudó.

Quiero pensar que El Palacio tiene unas señas de identidad más allá de una u otra voz, que tienen que ver con una actitud en el enfoque de las canciones. Quizá me equivoco, no lo sé

¿Cómo habéis afrontado esta nueva etapa al afectar a algo tan importante como la voz de un grupo? Suponemos que al no ser Ángel letrista, habrá sido más fácil, pero una voz es también muy distintiva, seña de identidad en una banda…
Dentro de que El Palacio es solo un grupo y no se acaba el mundo, la marcha de Ángel fue una faena enorme. Tuvimos mucha suerte de encontrar rápido a Clara (Autonautas, La Ruleta China), que se adaptó en nada y aportó un montón de cosas en poco tiempo. Quiero pensar que El Palacio tiene unas señas de identidad más allá de una u otra voz, que tienen que ver con una actitud en el enfoque de las canciones. Quizá me equivoco, no lo sé.

Los cambios de formación son algo bastante habitual en el underground (Reina Republicana también cambiaron de cantante). ¿Creéis que se debe a las condiciones precarias de los grupos (cada uno con sus trabajos, etcétera) o más que nada a diferencias artísticas o cuestiones personales?
Pues a todo un poco, la verdad. El tema del dinero es un tostón en los grupos (supongo que no solo en los pequeños) y afecta aunque en mi opinión todo acaba confluyendo en temas personales. Nada que no se pueda solucionar si eres capaz de hablar las cosas y arreglar las diferencias. Nosotros no fuimos capaces.

¿Cómo han ido los primeros conciertos con la nueva formación, como el de la semana pasada en el Record Store Day?
En realidad llevamos ya varios conciertos con Clara. Casi un año tocando esporádicamente con ella. Los salvamos porque ella es buenísima, pero no nos vendría mal ensayar un poquito más. Además estamos tocando un par de canciones nuevas que nos gustan mucho.

¿Nunca ha sido una opción editar un álbum con todas vuestras grandes canciones repartidas por 7″, como ‘Franco belga’, ‘Himalaya’…? ¿Por qué habéis querido publicar este 10″ con temas nuevos?
Llegamos a plantearnos reeditar las canciones de ‘La casa es negra’ porque el disco solo puede escucharse a 50rpm y casi nadie puede hacerlo. Pero nada, al final lo que apetece es sacar adelante las canciones nuevas y avanzar.

¿Algún que otro vídeo collage en camino o proyecto colaborativo o de algún otro tipo en mente?
En septiembre editaremos un split con otro grupo para el club del single de Discos Walden. Ahí meteremos dos canciones nuevas. Es el único proyecto que tenemos claro a día de hoy (además de tocar este sábado en el Fotomatón por el Converse Make Noise), la verdad es que a día de hoy no soy capaz de decirte qué será de El Palacio.

Foto: Facebook.

  • anónimo valenciano

    Otro 10′ pa la colección, excelente grupo. Por cierto, el ritmo de “Faith” es original de Bo Diddley, si no me equivoco. Una de las cosas que puso a los Rolling Stones en el mapa fue fundir ese ritmo con el “Not Fade Away” de Buddy Holly.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend