Alvvays / Alvvays

Por | 06 Sep 14, 12:48

alvvaysAparte de por la gracia de sustituir la uve doble por dos uves simples en su nombre, Alvvays pasarán a la pequeña historia de este 2014 por demostrar, un lustro después de que se pusiera de moda, que el revival del pop guitarrero heredero del movimiento C-86 sigue vigente. No hay que buscarle tres pies al gato para bucear en la razón de su duración: en un momento en que el pop parece ser territorio de estrellas de estilismos imposibles y música híper producida, siempre se agradece gente que busque la inmediatez de una melodía pegadiza y un acompañamiento sencillo pero encantador.

La fórmula de estos chicos de Toronto (otro punto a favor, Canadá es el país de moda) es de sobra conocida: guitarras distorsionadas, bajo, batería, algún sinte ocasional y voz lánguida femenina –en este caso, la de Molly Rankin, cuyo padre, John Morris, lideró el grupo de folk celta-pop The Rankin Family en los 90–, todo ello envuelto en capas de reverb como para parar un tren.

El debut de Alvvays encaja en los parámetros modelados anteriormente por grupos como Veronica Falls o Vivian Girls, pero se destaca del resto de bandas del estilo (lo que algún crítico ha llamado “indie obsesionado con la playa”) con un par de canciones de consistencia: los singles ‘Archie, Marry Me’ y ‘Adult Diversion’ son dos hits capaces de competir con los temas más arrolladores de The Pains of Being Pure at Heart.

El tono del resto del álbum, sin embargo, baja revoluciones y aunque seguimos encontrándonos bonitas melodías (‘Party Police’) se echan en falta más temas que superen el fango de la nostalgia en que parecen quedarse estancados a veces (‘Ones Who Love You’, ‘The Agency Group’). Solo acercándonos al final encontramos un corte lo suficientemente movido para que te empuje a menear los pies, ‘Atop a cake’.

‘Alvvays’ es un debut interesante, lleno de melodías con encanto que hacen que te comas sus nueve cortes sin apenas darte cuenta. Estos buenos mimbres no evitan, de cualquier manera, preguntarse qué lugar ocupará el grupo dentro de un estilo que ya alcanzó su cénit hace tiempo y si un futuro segundo disco, en el que presumiblemente desarrollarían sus ideas con mayor madurez, no llegará demasiado tarde.

Alvvays tocan en la próxima edición de Primavera Club.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Archie, Marry Me’, ‘Adult Diversion’, ‘Party Police’
Te gustará si te gustan: Best Coast, Veronica Falls, Vivian Girls, The Pains of Being Pure at Heart
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • pirula
  • raristoteles

    el disco tiene melodías preciosas; yo le pondría algo mas de nota

  • anónimo valenciano

    Pues yo no le veo tanto C86, voces rasposas, producción inexistente y de vez en cuando algúna melodía decente en un contexto hostil. La voz de Alvvays me recuerda a la de Traceyanne de Camera Obscura al principio y le agradezco que no haya usado autotune

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR