‘Paterson’: una semana en el motor de un autobús

Por | 10 Dic 16, 8:47

paterson¿Cuándo fue la última vez que viste una película de Hollywood ambientada en el presente que estuviera protagonizada por un personaje de clase obrera? Mmmm… Solo he sido capaz acordarme del trabajador portuario que, con poca convicción, encarnaba Tom Cruise en ‘La guerra de los mundos’. Vale que ‘Paterson’ no es exactamente Hollywood, pero tampoco indie (está producida por Amazon). Por lo tanto, que la última película de Jim Jarmusch esté protagonizada por un conductor de autobús de Nueva Jersey es algo realmente insólito dentro del cine estadounidense contemporáneo.

¿Cuándo fue la última vez que viste una película protagonizada por un personaje de clase obrera que no sea de temática social? Es la segunda anomalía de esta fabulosa película. El autobusero interpretado por Adam Driver (uno de los actores más en forma de la actualidad) no es una mera excusa argumental para hablar de otra cosa, no es un simple estereotipo creado para servir de apoyo dramático a un discurso con contenido social. En ‘Paterson’ hay denuncia (el ruinoso estado en el que se encuentra el autobús no puede ser más elocuente), pero no es el principal objetivo.

¿Cuándo fue la última vez que viste una historia -de amor, de amistad, sobre la creación artística- sin apenas conflictos dramáticos? Tercera anomalía. ‘Paterson’ narra una semana en la vida de un conductor de autobús en la que apenas pasa nada. Una sucesión de secuencias en las que el personaje se levanta, besa a su pareja, desayuna, trabaja, saca al perro, se toma una cerveza en el bar… Y, sin embargo, esta rutina no resulta rutinaria. Esa es la mayor virtud de esta película: la capacidad del director para, al igual que hace su personaje con los poemas que escribe, extraer todo el sentido y la belleza que permanece oculta tras los rituales de la cotidianeidad.

¿Cuándo fue la última vez que viste una película poética que no estuviera filmada como si el director empuñara una pluma de ave? Haciendo un paralelismo con una frase del filme: ‘Paterson’ es como un poema escrito sobre el agua. No hay en Jarmusch pretensión de trascender, ni ganas de alzar la voz. La enorme fuerza lírica de su película, llena de inspiradas rimas (los gemelos, el nombre de la ciudad y del conductor), nace de los gestos más sencillos, de las pequeñas variaciones del día a día que, según como las mires, pueden ser gigantes. Jarmusch es el verso libre del cine americano. 8,9.

Etiquetas: ,
  • Billy Batty

    La vi ayer y me pareció de lo mejorcito que he visto en yo que me sé cuánto tiempo. <3

  • david

    No me extraña. Jarmusch es Jarmusch.
    Este finde iré a verla.
    Por cierto, reseña ya de Animales Nocturnos!

  • Anonimo Tranquilo

    MENUDA TRUÑO DE PELICULA. ABURRIR A LAS PALOMAS MUERTAS NO ESTA AL ALCANCE DE CUALQUIERA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR