Los libros de Jarvis Cocker y Brett Anderson apuntan bien alto

Por | 15 Mar 17, 21:13

jarvis_cockerTras el éxito de la ‘Autobiografía’ de Morrissey, que hoy por hoy vende más libros que discos, dos libros de autores británicos relacionados con la música podrían dar que hablar en los próximos meses. The Guardian indica que la puja de las editoriales para hacerse con los derechos de un libro escrito por Jarvis Cocker sobre la creatividad va por las 100.000 libras (!!). Están en las negociaciones Penguin Random House, Macmillan y Faber. Si queréis saber quién le ha inspirado, en 2014 realizó un top 10 de libros musicales para el mismo diario.

Por otro lado, se sabe que Brett Anderson de Suede va a publicar una autobiografía llamada ‘Cold Black Mornings’, en la que hablaría sobre el éxito que ha logrado en su carrera, su “excéntrico padre”, la pérdida de su madre y lo que sintió cuando su pareja a principios de los 90 Justine Frischmann de Elastica le dejó por Damon Albarn. Sin embargo, lejos de limitarse al cotilleo, Richard Beswick de la editorial Little, Brown and Company ha elogiado el libro a lo grande.

Beswick dice que este libro puede trascender el mundo musical y lo compara con “las memorias de Alan Johnson, y libros relacionados con la música como el de Mark Oliver Everett y Tracey Thorn”. “Son unas memorias tan buenas que las habríamos publicado al margen de quién fuera el autor. El hecho de que sea el fundador de una banda internacional de éxito por supuesto es un añadido. Pero son unas memorias clásicas”. Teniendo en cuenta la popularidad y lo que gustó ‘Cosas que los nietos deberían saber‘, el hype no puede estar más por las nubes ahora mismo.

  • Juanjo Fernández

    Por partes, como Jack el destripador:
    Interés editorial no es sinónimo de calidad. Por las de nuestros antiguos presis las editoriales se han gastado un pastizal y son un desperdicio de pasta de papel, por ejemplo.
    En cuanto a Brett Anderson ya me gustaría leerle cosas con igual sinceridad que Everett, pero algo me da que su cambio al budismo para recuperarse de su adicción a las drogas serán tratadas tangencialmente.
    Creo que son obras que despiertan el interés de la clase objetivo de la editoriales, lo que es una sutil acusación (je, je) acerca del desamparo en la edición musical para los veinteañeros. Los seguidores de Pulp o Suede ya estamos talluditos y establecidos en un momento de nuestras vidas que los cuerpos no nos dan para tanto triquitraque. ¡Qué bonito leer un libro -ahora que con tu ¿trabajo? te lo puedes permitir – y acordarse de entonces!¡Que tiempo tan feliz! 😈 Saludos.

  • Jorge Jorge

    Evidentemente, le guste a algún hype o no, las memorias de Brett despertarán mucho más interés que las de un músico que se llamó E y no lo conocía nadie y que necesitó loas (exageradas, que tengo el libro) para hacerse popular. No se crean que Everett puso un listón que costará superar a un narrador superior como Mr anderson. Es le cruda realidad.

  • Juanjo Fernández

    También tengo el libro de Everett. En su momento sí tuvo una plataforma, no, plataformón mediatico para hacerse conocer, aunque yo ya conocía al autor por eels. Lo que puedo decir es que me gustan, y como las de Rhodes, se mueven y salen bastante dignos de la frontera entre la sinceridad abierta en canal y la autoconmiseración más chabacana.
    Muy pocos cantantes -y mira que es raro-desarrollan talentos paralelos en la escritura. Además, soy muy suspicaz con las autobiografías, que suelen ser parciales y sesgadas. Con las de Anderson me tirará mas la curiosidad que la mitomanía, y de Cocker, con el planteamiento del libro me espero cualquier cosa (buena o bodrio). Un saludo.

  • Anchored

    ¿Que a Mark Everett no lo conocía nadie? ¿Pero debajo de que roca vivías tú?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR