Bruno Mars en Barcelona: un ‘Tu cara me suena’ con filtro de Instagram “vintage”

Por | 08 Abr 17, 13:22

mypictr_380x225_1_Comúnmente se dice que para comprender si un artista tiene talento o no hay que ver su directo. No siempre es así: algunos artistas vuelcan todo su talento en las grabaciones, de manera que todo lo que necesitas entender de ellos está en los discos. Bruno Mars se mueve entre ambos mundos: no es el vocalista más fascinante de todos los tiempos -sí es espectacular- ni el “showman” más magnético, pero su producto es excelente. Lo que no es es original y eso se nota, tanto en disco como en directo.

Su último disco lo demuestra: Bruno Mars no está aquí para hacerte creer que lo que hace es nuevo. El enfoque está en crear una disyunción temporal entre lo que escuchas y el cuándo. Mars es un reproductor de estilos pasados. Abre su concierto en el Palau Sant Jordi de Barcelona el “new jack swing” de ‘Finesse’ y es como si el reloj retrocediera 25 años de repente y… ¿te suenan unas tales TLC? Parece que están pegando fuerte. ¿Revelación o timo?

El problema de Mars está en la forma, más que en el fondo. Conste que Mars es un talento brutal: como vocalista no hay quien le tosa ahora mismo y lo que hizo anoche en el Palau -sobre todo con algunas baladas- fue de otra galaxia. Como bailarín tampoco tiene rival. Mars tiene arte para dar y regalar, pero cuando su concierto parece por momentos más una gala Navideña de Telecinco de 1996 que un concierto pop de 2017, algo falla. ¡Si hasta las cortinillas musicales parecían sacadas de ‘Seinfeld’!

Comencemos por el comienzo: Mars no viaja con un espectáculo ostentoso precisamente. Comparado con el de iconos contemporáneos como Beyoncé o incluso Justin Bieber, el escenario de Mars es tremendamente austero. Él es el “show”, pero su “show” es como su disco, una especie de ‘Tu cara me suena’ de Hollywood en el que Mars se disfraza de James Brown, Luther Vandross o en el que él y sus bailarines se mimetizan hasta convertirse en Boyz II Men según la canción que toque. “This song is for the ladies!”.

El problema es que las “imitaciones” de Mars tampoco dan lugar a actuaciones de gran calado. Mars lo suda absolutamente todo cantando ‘Versace On the Floor’, se escurre deliciosamente cual serpiente de cascabel haciendo de James Brown en ‘Perm’, sacude la pelvis en ‘24K Magic’ y ‘Uptown Funk’ con verdadera sensualidad, pero la sensación general que deja su directo es que es comedido y para todos los públicos: hay conciertos que cambian la vida y este no es uno de ellos.

Por otro lado, al repertorio de Mars podría achacársele demasiado peso de las baladas hacia la mitad, aunque ni siquiera los momentos animados tipo ‘24K Magic’, ‘Treasure’ o ‘Chunky’ nos dejan ver más allá de un gran artista que, sin embargo, actúa únicamente como mero transmisor de talentos mejores. Al final, el concierto de Mars parece un filtro de Instagram “vintage” más que un espectáculo auténticamente “retro”: le vale a todo el mundo. Y así lo petas en el momento, pero no pasas a la historia.

Foto: Instagram

Etiquetas:
  • bart_os

    Seguro que a los que han pagado 400 o 500€ por la entrada les ha parecido maravilloso. :-)

  • MARDEBERING

    yo ni regalado iría, intento no perder el tiempo en subproductos

  • Gracias por la aclaración.

  • Carla Miranda

    Ahora resulta, ha estado buenisimo, voz en vivo, entretenido, momentos de baladas emocionantes, interaccion con el publico, producción, no se que mas esperan, a parte que estuvo buenisimo, la gente salio demasiado satisfecha y con ganas de volver , estas sonseras que acabo de leer ya es buscarle el mínimo detalle a un gran talento que deja todo en el escenario

  • Joanne

    Qué pesado es el cuñao de MARDEBERING…

  • bart_os

    Pues yo gratis sí que iba.

    Nunca tuve ocasión de ver a Michael Jackson en directo así que con su marca blanca me vale. :-)

  • MARDEBERING

    ¿marca blanca? uff no llega ni a los berberechos de Hacendado caducados con la toxina roja.

  • MARDEBERING
  • Juanpablo

    A mi vocalmente me gusta, pero todo lo demas me repele. Creo que tranquilamente podes traer música de los 70 u 80 pero si realmente sos creativo, talentoso y un artista con todas las letras, tendría la capacidad de generar nuevas cosas con dichos sonidos. Por ejemplo la banda CHVRCHES: 100% inspirado en los 80 pero aún asi lo llevan a la modernidad y la aportan un sello propio. Cosa que no sucede con Bruno. Que si… tiene canciones pop resultonas, pero no veo que aporte demasiado a la música. Lo mismo con The weeknd que ahora se tomo muy enserio eso del nuevo rey del pop e imita a michael jackson hasta en la vestimenta, sonido y gestos.

  • Avalancha

    Mira, habláis tan bien de este tío que he tenido que detener la lectura para ir al baño a potar.

  • JNSPTROLL

    Aquí tenemos nuestro Bruno Mars patrio, Manel Navarro y su DIFYL, cual te mola más a ti? 😂

  • Charlie

    Paso y gano.

  • MARDEBERING

    en el Mercadona

  • Patri Garcia Martin

    Mmm indignante, para nada así, el tiene su estilo y esta claro que pilla cosas de la musica funk y de antes pero para nada intenta imitar a los pasados yo creo que el hace su propio estilo. El CONCIERTO FUE UNA PASADA!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR