Los Javis: “Estamos venciendo al heteropatriarcado en el entretenimiento creando nuevas vías de expresión”

Por | 25 Ago 17, 12:07

los-javis-la-llamada-p“Los Javis”, como se les conoce ya a Javier Ambrossi y Javier Calvo, han vivido en poco tiempo un crecimiento profesional de órdago. Su obra de teatro ‘La Llamada’ arrasa no solo en Madrid sino fuera de nuestras fronteras, hasta el punto de que a finales de septiembre se estrena su versión cinematográfica, y Flooxer les ha terminado de poner en el mapa -¿o más bien ha sido al revés?- con ‘Paquita Salas‘, una serie que con solo cinco capítulos de veinte minutos se ha metido en el bolsillo a crítica y público. A cada vez más público. De hecho, la popularidad de estos dos chicos ha ido aumentando hasta el punto de que dieron el pregón del pasado World Pride junto a gente como Amenábar, Ana Belén o Cayetana Guillén Cuervo, y se suceden sus apariciones en programas, revistas, etc. En esto último quizás ayuda también la naturalidad que desprenden, responsable de que no hayamos tenido con ellos la típica charla sobre su obra, peli y serie… se ha hablado de ellas, sí, pero también de temas como -y estos son solo algunos- la discriminación LGBT, el pop español, ‘Aquí no hay quien viva’, el feminismo, Rusia, Belén Esteban, el trap, ‘Weeds’, Jennifer López, la superioridad con la que miramos a las fangirls, la paella de Ana Obregón a Spielberg, el patriotismo, la pluma, la industria audiovisual o hasta de la propia JENESAISPOP. Pero, sobre todo, de lo que hemos hablado es de lo que supone crear y de lo que supone ser diferente.

Quiero empezar preguntándote por lo de Rusia (Javier Calvo llegaba la noche anterior de un rodaje en Rusia), ¿qué has estado haciendo allí exactamente? Desde luego a ti no te pueden decir eso de “¿y porque tú no has estao en Rusia no existe Rusia?”.
Javier Calvo (J.C.): (risas) “Bueno, yo he tenido una historia con Rusia. Resulta que los chicos gays, lesbianas, o amigos, o simplemente gente que no sigue esta tendencia súper homófoba de allí, ven mucho contenido por Internet, y dentro de eso ‘Física o Química’ fue muy exitosa por Internet en Rusia. Un grupo de gente, que son un poco la resistencia rusa, me llevó allí para hacer una conferencia con los fans hace mucho tiempo. Esta misma gente nos llevó luego para hacer allí ‘Windsor’, que fue nuestra primera obra, luego hicimos allí también ‘La Llamada’… y después, independientemente de esto, a mi representante le llamaron para que yo hiciera una película en Rusia. No sé por qué, pero el destino ha querido que yo fuera mucho a Rusia”.

¿La película tiene que ver con la temática LGBT?
J.C.: “No, no, nada que ver, es una película bélica. Me llamaron y no sabían que había fans míos rusos. Ha sido totalmente una aventura, estuve 45 días metido en una cabaña en medio de la nieve, condiciones extremas, rodando la película, y por fin la he acabado este fin de semana. Muy fuerte la experiencia, pero muy enriquecedora. Ha sido una experiencia dura, pero oye, así tengo una historia que contar”.

Hay un documental sobre el tema muy interesante, ‘Niños 404’, no sé si lo conocéis…
J. C.: “¡Son ellos! Son esta resistencia de la que te hablo, tienen una web que se llama así”.

¿En serio?
Javier Ambrossi (J.A.): “Sí, son muchísima gente, para ver ‘La Llamada’ viajaron algunos durante semanas en autobús solo para ir a Moscú a verla”.
J.C.: “Además puse en contacto a Fernando González Molina con una de estas chicas, y bueno, ahí estamos… creo que estamos ayudando un poco”.
J.A.: “No sé si ayudando, pero desde luego lo que no estamos haciendo es esto de “ay, son unos homófobos, que se jodan, no vayas a Rusia”. Todo lo contrario: ve a Rusia. Hay gente que necesita tu ayuda”.
J.C.: “Totalmente. Hay gente a la que le sirve muchísimo el hecho de que vayas y simplemente les veas, veas que existen”.

¿En qué punto andáis ahora con ‘La Llamada’? Sé que la estrenáis el 29 de septiembre.
J.C.: “La película ya está acabada, pero estamos coordinando todos los materiales de promoción, tema de carteles, trailers, subtítulos… cosas que, parece que no, pero llevan tiempo. Estamos organizando todo para que explote. Somos muy controladores, queremos estar detrás de todo”.
J.A.: “Claro. Oye, del trailer cambia esto, tal…”
J.C.: “Yo creo que fliparon con nosotros los de los subtítulos. Les mandé una corrección de los subtítulos al inglés, y ellos “¿En serio? Que tenemos un traductor, no hace falta que mandes nada”, y yo “pero es que fíjate, esto de aquí está mal porque…”, “¿pero te la has visto entera otra vez?”. Y sí, me la había visto otra vez. Es que somos muy controladores”.


También se entiende, es un proyecto muy personal.
J.C.: “Pero te sorprendería, luego a la gente le da pereza. A nosotros nos da pereza, pero es que lo tenemos que hacer”.

Y, cuando se estrene la película, ¿qué pensáis hacer con la obra de teatro? ¿Seguirá?
J.A.: “Lleva cuatro años, y ojalá que se tire cuatro años más. La gente va, la gente lo llena, ¿qué vas a hacer, quitárselo? Ya tenemos la filosofía de que es de la gente. Por suerte, vamos a poder tener la película para siempre, tal y como la imaginamos, porque una obra de teatro, al fin y al cabo… va, viene, cambia, hay días que es perfecta, otros días es más loco. Hemos llegado a la conclusión de que la obra de teatro tiene su vida propia, es de los actores y técnicos, y del público que va a verla”.
J.C.: “Es bonito, la verdad. Tenemos una cosa que va a ser siempre así, y otra cosa que va creciendo”.
J.A.: “Creo que son dos productos compatibles. Tenemos una mirada fija que es la peli, y una súper espontánea que es la obra. A los actores en el teatro no les puedes montar”.

“Proyectos como ‘Paquita Salas’ y ‘La Llamada’ ayudan a que los grandes jefes se atrevan a hacer cosas distintas”

No es común que una mujer, y menos una mujer de 50 años, protagonice una serie. Cuando vendisteis la idea de ‘Paquita Salas’, además de las dificultades por el formato, por las referencias tan meta, etc, ¿también las tuvisteis por esto?
J.C.: “Es que nosotros, y creo que ésta es una disputa que, aunque espero que no, vamos a tener cuando entremos en el mundo real… nosotros hasta ahora no hemos vendido nuestros proyectos, hemos hecho nuestros proyectos. ‘La Llamada’ la hicimos, luego vinieron a nosotros y nos dijeron “queremos hacer esta película”, y ‘Paquita’ nació porque Flooxer nos dijo “queremos que hagáis algo, haced lo que os dé la gana”. Yo entiendo que nuestros proyectos, si se los quiero vender a una gran cadena, pues les costaría, porque son premisas locas… que luego funcionan. Pero creo que esto ayuda a que luego los grandes jefes se atrevan a hacer cosas distintas. También favorece mucho que ahora haya plataformas que no dependen tanto de una audiencia, se atreven a hacer más cosas”.
J.A.: “También pasa que la gente piensa que como somos creadores jóvenes y nuestro público potencial es joven, pues oye, haced una serie de jóvenes, de que se lían, de que salen por la noche… nadie pensaría que una serie como ‘Paquita’, que habla de una señora de 50 representante de actores, de su vida, su nostalgia, sus secretos, etc, iba a enganchar a público joven y ser trending topic todos los capítulos”.
J.C.: “O ‘La Llamada’, que entre el público joven arrasa, y es una niña que ve a Dios…”
J.A.: “Con monjas, y con canciones de Whitney Houston. Una cadena diría “chicos, haced una cosa joven”. La nueva ‘Física o Química'”.
J.C.: “Que me encantaría, por otro lado. Pero hasta ahora lo que nos ha salido es esto. Nunca hemos sentido la presión de que nos digan lo que tenemos que hacer, y espero que no la tengamos”.

“’Paquita Salas’ es un homenaje a la cultura española. Nos encanta la tía borracha de las bodas”

Tú, Javi (Calvo) dices que te inspiran mucho las señoras, e incluso dedicaste un premio a las señoras de España, y Javi (Ambrossi), has defendido ‘Sálvame’ en muchas entrevistas. Curiosamente gran parte del target de ‘Sálvame’ está compuesto por las mismas señoras que luego no tienen visibilidad en la televisión, a pesar de ser el público de muchos programas…
J.A.: “A mí me da mucho pudor hablar de la visibilidad de las mujeres mayores cuando hemos puesto a hacer de Paquita a un chico. Habrá gente que diga “mira estos, que van de que dan visibilidad, y el papel no se lo han dado a una señora mayor sino a un chico””.
J.C.: “No tiene nada que ver. Es que ninguna actriz de 50 años hubiera hecho ‘Paquita’ cuando era un proyecto de Flooxer sin dinero”.
J.A.: “Sí, pero me entiendes, lo hemos hablado… puede existir ese comentario. Pero, por otro lado, estamos felices de poder hacer esos personajes, y queremos seguir por allí. Y, de hecho, en ‘La Llamada’ uno de los personajes más queridos es la Madre Bernarda, una monja mayor”.
J.C.: “Al final, interprete el personaje quien lo interprete, que eso es una decisión artística, lo importante es que una mujer se sienta representada”.
J.A.: “Es una historia de una mujer sin ser una historia de amor, ni divorcios, ni familia, ni madre. Es sobre su trabajo, es una historia profesional de una mujer”.
J.C.: “Unas mujeres: Magüi, Mariona, Lidia…”
J.A.: “Exacto, es de un grupo de tías fuertes, luchadoras y que no se van a doblegar a su físico, a que les impongan cómo pensar, etc. Y también la serie es un poco homenaje a nuestro país, a nosotros nos encanta España, nos encanta nuestra cultura, nuestra tele, nos encanta ‘Sálvame’, nos encanta la tía borracha de las bodas…”

No quiero meteros en jardines, ¿pero diríais que ‘Paquita Salas’ es una serie feminista?
J.A.: “Jo, no lo sé, diría que sí, pero te lo tendría que responder alguien con más conocimiento del tema”.
J.C.: “Es una serie sobre mujeres que no necesitan ningún hombre, que se mueven ellas solas, que trabajan, que sufren, que lloran, que ríen, que follan, que luchan… sí, ‘Paquita’ es una serie feminista y llena de discursos políticos, como el que hace Mariona cuando se desnuda en mitad de un teatro. O el que hace Claudia decidiendo que no quiere seguir la corriente de una industria que no le hace feliz, que prefiere quedarse en el pueblo. Es el momento en que Paquita decide follarse a su ex y aprovecharse de él para conseguir un papel, o en el que Lidia decide que el fracaso que todos creen no es un fracaso, es un triunfo porque ella es feliz. Es una serie sobre mujeres que descubren su sitio”.

Yo pienso que lo es, pero os lo preguntaba porque hay aún mucho miedo a usar el término.
J.A.: “Es que hay mucha confusión con el significado del término. Lo de Blanca Suárez en realidad…”
J.C.: “¡Jardín! ¡Jardín! ¡Jardín!”.
J.A.: “No, pero es verdad. Mucha gente evita el término porque entiende que significa otra cosa”.

Es cierto que mucha gente famosa rechazaba el término y ahora lo abraza. En el mundo del pop, así reciente, está el caso de Taylor Swift por ejemplo, o el de Katy Perry, y ambas dicen que antes pensaban que su significado era otro.
J.A.: “Claro, es eso. Nosotros queremos que sea una serie feminista, y ojalá lo hayamos conseguido. Pero no sé, quizás otra persona pueda ver algo que yo no veo, ¿sabes?”.
J.C.: “El problema, sin meternos en jardines, es que si dices que has hecho una serie feminista implica como una responsabilidad, como un modelo. Y yo en lo que escribo no quiero aleccionar a nadie, solo quiero contar lo que me sale del corazón. A veces eso será un buen ejemplo y a veces un mal ejemplo. Es como cuando a mí me decían que en ‘FoQ’ yo era un modelo a seguir para todos los adolescentes gays, y yo decía: “yo no quiero ser un modelo a seguir para nadie, yo quiero hacer lo que me dé la gana”, ¿sabes?”.

No sé si habéis visto la polémica que hubo con la entrevista a C. Tangana en La Ser (J. Calvo asiente y le hace un resumen a J. Ambrossi). En nuestra web había un artículo al respecto, y una de las conclusiones que se podían extraer era que los artistas deben estar un poco cansados de que les pregunten siempre las mismas cosas, porque no hay tiempo para documentarse de si ya las habían respondido en anteriores entrevistas. Sé que lleváis una temporada con una entrevista tras otra, ¿habéis tenido esta sensación?
J.C.: “A mí me preguntan todo el rato que cómo nació ‘La Llamada'”.
J.A.: “Sí sí, y cómo nació ‘Paquita’. El “cómo nació””.
J.C.: “Pero a ver… obviamente a C. Tangana le van a preguntar si su música es machista, porque la gente tiene esa duda. O lo del trap. Pero también, que te moleste que te hagan una pregunta… a mí no me molesta, estás en una entrevista, te podrán preguntar lo que quieran. Que te gustan las entrevistas un poco más inteligentes, pues también”.
J.A.: “Pero cuando te hacen una pregunta es porque no lo saben, ¿no? A mí me encantaría que me explicaran bien qué es el trap, porque me encanta lo que hacen C. Tangana y toda esta gente”.
J.C.: “Yo sí sé lo que es el trap”.
J.A.: “Mmm, es como rap, pero un poco más de chungo, ¿no? Y más marchoso”.

Yo no os voy a preguntar “cómo nació” la serie, pero sí cómo se os ocurrió un momento concreto, que quizás es mi favorito. Ese momento con Ana Milán, los perritos calientes, los porros, ‘True Detective’ y la colonoscopia (NdE: ataque de risa generalizado) Es decir… todo eso, que además ella dijo en una entrevista que estuvo a punto de no decirlo, ¿en qué momento se os llega a ocurrir algo así?
J.C.: “Lo de la colonoscopia alguien lo dijo de verdad, pero no puedo decir quién, alguien muy poderoso”.
J.A.: “Y hay que decir que ese texto es literalmente así de guión. Así como otros de Brays (Efe), y otros de Belén (Cuesta) son improvisaciones, todo eso Ana Milán la dijo tal cual”.

Desde luego, en esa escena, y en el cambio posterior, ella se sale.
J.A.: “Cómo lo hace de bien… Ana es de las mejores actrices de este país”.
J.C.: “Y lo de los perritos, los porros y ‘True Detective’, pues queríamos retratar a una mujer que estaba completamente sola y amargada, con un único momento feliz en el día, una mujer harta”.

En esa escena, aparte del humor, habláis de algo que se repite en otros momentos de la serie: lo difícil que es hacerse un hueco si lo que te apasiona, lo que te motiva de verdad, es el arte audiovisual.
J.A.: “Sí, queríamos hablar de eso, la verdad”.
J.C.: “De lo difícil que es hacerse un hueco en el mundo en sí, siendo diferente”.
J.A.: “Que es complicado, que hay que luchar. Que te vas a llevar muchos golpes también. Es una profesión complicada y un mundo complicado”.
J.C.: “Y ha habido mucha gente así, en España pues… Loles León dice que le dejaba mensajes en el contestador a Almodóvar hasta que la cogió. Y esa es la gente que a mí me gusta y me inspira. El mensaje que queremos transmitir es que sí, que tú puedes, pero no siendo lo que todo el mundo quiere que seas, sino lo que tú eres. Porque falta mucha originalidad”.
J.A.: “El mensaje que aprende Paquita en la primera temporada es “yo voy a seguir”. Voy a conseguir otro éxito, me voy a volver a dar otra hostia, y voy a levantarme las veces que haga falta porque tengo una empresa maravillosa y una gente que me quiere a mi lado, y ése es mi éxito, ése no me lo quita nadie. A veces miramos hacia fuera buscando la aprobación y el éxito sin darnos cuenta de que el éxito es ya intentarlo”.

Esto que comentáis de caerse y levantarse, y también la búsqueda de la identidad que está presente en la serie, es algo que también se puede ver en Hedwig, la protagonista de ‘Hedwig & The Angry Inch’… un personaje al que, como Paquita, le coges mucho cariño sin ser ninguna santa. Así que me ha parecido muy curioso leer, cuando me documentaba para la entrevista, que es una influencia para ti, Javi (Calvo). Además me hizo ilusión porque ‘Hedwig’ es, junto con ‘The Rocky Horror Picture Show’ y ‘Bailar en la Oscuridad’, de mis musicales favoritos.
J.C.: “‘Rocky Horror’ y ‘Bailar en la Oscuridad’ también me encantan. Y sí… es que, a ver, esos son los personajes más interesantes. Personajes reales, antihéroes incluso”.
J.A.: “Empatizas más con personajes imperfectos”.

Es un factor muy importante… bueno, es la clave de que algo como el final de ‘A dos metros bajo tierra’ te llegue tanto.
J.A.: “Uf, sí, ese final te transmite muchísimo, y claro, ahí todos los personajes son muy reales, muy imperfectos. Pero bueno, incluso Alicia Florrick. Alicia cuando te interesa es cuando hace algo mal, cuando dice “voy a mentir para conseguir lo que quiero”. O en ‘Colosal’, la de Vigalondo”.
J.C.: “Es que lo que queremos ver es gente que se atreve a hacer las cosas que nosotros no haríamos. Y es lo interesante, ver a Paquita que le canta las cuarenta a quien sea, que se hincha a comer bollos… nos reconocemos en ella, sabemos que no tenemos que ser así, pero nos hace gracia. De hecho, el ejemplo que has puesto (a J.A.), que es Alicia Florrick, es de las más buenas…”
J.A.: “Porque tiene un sentido moral muy alto, pero hace cosas malas constantemente”.
J.C.: “Vale, pero si piensas en Mary-Louise Parker en ‘Weeds’, en las de ‘Orange is the new black’… todos los personajes interesantes son personajes conflictivos”.
J.A.: “En ‘La Llamada’ también, el personaje es egoísta, tiene un conflicto, lo esconde… eso lo hace un personaje más cercano”.

Supongo que por el formato de 20 minutos habéis tenido que dejar fuera muchas cosas. Vi un vídeo de tomas falsas que hay en Flooxer, y algunas son geniales, el dulce de Magüi o lo de “culo piel de sapo”… ¿cómo decidisteis qué quitar y qué dejar?
J.C.: “Es muy difícil. Sobre todo lo ha sido en ‘La Llamada’ cuando, después de cuatro años, hemos tenido que quitar chistes para pasarlo al cine. Tienes que pensar en que no se lleve por delante la acción”.
J.A.: “Ya sabes, eso de que ver demasiado es no ver nada. Luego pues probando, editando… tardamos poco en rodar pero muchísimo en montar”.
J.C.: “Además decimos a los actores “tú haz, haz, que ya veremos”, queremos que improvisen”.
J.A.: “Tú haz, que ya sufriré yo el montaje. Pero sí, tenemos esa libertad que no hay en muchas series que no tienen tanto tiempo para el montaje. Y Yolanda Ramos, madre mía… podías hacer tres o cuatro capítulos solo con ella y sus ocurrencias”.
J.C.: “El culo piel de sapo…”

Hablando del formato, no sé si habréis visto ‘Skam‘, que es también bastante novedosa en cuanto a este tema.
J.C.: “Sí, sí, no la he visto pero sé cuál es”.
J.A.: “¿Nos la recomiendas? (NdE: les hablo un poco de ella y de su formato)”.
J.C.: “Yo desde luego he oído maravillas. Tengo muy pendiente verla”.

Yo os he dicho el mío, pero ¿cuál diríais que es vuestro momento favorito de la serie?
J.C.: “Mi capítulo favorito es el 3, el del pueblo, creo que es el que nos quedó más redondo. Y mi momento, pues creo que la escena con la canción ‘Pekín’, con la vaca, cuando se folla al señor, pasea, se come el sobao, saluda a la vecina…”
J.A.: “El mío creo que es el de “y si me tengo que comer una mierda para volver, me la como”, ¡y pum! En el cuarto. A mí eso siempre me deja… o el final del 5 en la Gran Vía, con Bebe de fondo”.

Ahora que habéis dicho lo del pueblo, me pareció muy tierno el momento con Sonia/Luisito.
J.C.: “Nosotros usamos mucho lo que vemos en la vida real. Conocimos a este chico porque es el primo de una de nuestras actrices, y nos fascinó tanto que le escribimos el papel”.
J.A.: “Le encanta bailar, le encanta ponerse pelucas, es maravilloso”.
J.C.: “Nos inspira la gente del día a día. Dicen que cuando te haces muy famoso, dejas de tener contacto con la realidad, te ríe todo el mundo las gracias, y pierdes un poco el norte. Si yo estuviese completamente en una burbuja, creo que me inspirarían pocas cosas”.

Habéis mencionado antes el tema de la música en ‘Paquita’. En muchas series, la selección musical pasa más desapercibida, es algo para tener ahí de fondo, tipo ‘Anatomía de Grey’…
J.C.: “¡Oye, oye, ‘Anatomía de Grey’! ¡Ojo!”.
J.A.: “¡’How to save a life’!”.

“Estamos orgullosos de ser españoles, pero por razones distintas a las de la gente que suele decir esto”

Bueno, en otras series…
J.C.: “Sí, es verdad que en otras pasa completamente desapercibida. Y a mí lo que más me inspira es la música. Yo me pongo los cascos y voy imaginando escenas con la música”.
J.A.: “Es que hemos creado esa cultura. La cultura de todo el día con la música, en Youtube, las redes… todo eso se te mete dentro de tu manera de escribir y de escuchar. Yo no me imagino haciendo una serie o una película sin música. Imagínate, ‘La Llamada’ tiene canciones de Whitney Houston, de Presuntos Implicados, canciones originales de Leiva que la gente se va a cagar cuando las oiga…”
J.C.: “Nosotros es que hemos querido hacer una defensa de la música en español, porque se ponen mucho las canciones en inglés en las series, y se compone mucho en inglés, el grupo indie de moda tiene que cantar en inglés… no sé, me parece menos pretencioso poner canciones en nuestro idioma”.
J.A.: “El pop español, ¡que es muy Paquita! Y además, nosotros estamos muy conectados con la música, los vídeos de Youtube, la televisión, la cultura de nuestro país… me encanta poner a Bebe”.
J.C.: “En eso podemos decir que somos muy españoles”.
J.A.: “Vamos, yo cualquier día me salgo con una bandera de España al Orgullo. Oye, qué gusto, ¿no? Estamos orgullosos del país en el que vivimos”.
J.C.: “Pero por cosas distintas a las de otra gente que dice eso mismo. O sea, para mí, mi cielo es Belén Esteban mirando a cámara y diciendo “PÁ-GA-ME”. Esto no lo tiene ningún país. Yo estoy orgulloso porque estamos en un país con una variedad y una riqueza de gente… que yo he estado en Rusia, y en Estados Unidos, y llego aquí y me sonríe hasta la señora de seguridad, que es una señora que es tu vecina. Que eso me parece maravilloso, que la de Prosegur es una señora como la del quinto”.
J.A.: “Yo de pequeño tenía una cosa que no sé de dónde saqué y que era ‘Los Decálogos del Escritor’ o algo así. Y en una parte decía “no adorarás Londres, Nueva York ni París”. Y tiene toda la razón. Es que nos vamos a los clichés”.
J.C.: “Hay un chiste que quitamos, que era Paquita quitando el póster de Maca y diciendo “aquí vamos a poner el póster de ‘Amélie’”. Es muy lo que estamos diciendo: Amélie, Nueva York… pues no: España”.
J.A.: “¿Tu película favorita ‘El Padrino’? Pues no, hombre, ‘Hable con ella’. Hay una cosa aquí como de mirar siempre afuera, y no, ‘Paquita’ es una mirada adentro”.
J.C.: “Es verdad que yo solo sé hablar de lo que yo conozco. Y lo que yo conozco es mi día a día, es cuando yo jugaba al bingo con las amigas de mi abuela, cuando estaba yo mirando a mi abuela hacer arroz con conejo en una finca de Murcia..”.
J.A.: “Y yo hasta los 18 años iba a catequesis, siempre había ido a colegios religiosos… me encantó escribir ‘La Llamada’ para vaciar todo ese contenido que había aprendido”.

Volviendo al tema de la música en ‘Paquita’, me gusta especialmente ese momento de polvos cruzados con Miss Cafeína de fondo.
J.A.: “Es que es eso, puedes poner Miss Cafeína, Zahara, te puedes ir también a una Rosana, un Ella Baila Sola… como dice Paquita cuando se va a la Seminci con Maca: “¿qué te pongo, Los 40 o La Kiss?”. Pues eso”.
J.C.: “Un Malú te entra también. O Rozalén”.
J.A.: (risas) “O Fito y Fitipaldis”.
J.C.: “Sabina… Paquita es muy de Sabina”.

Sí, eso lo leí en la entrevista que le “hicieron” a Paquita en Los 40. También dijo ahí que quería representar a Jennifer López.
J.A.: “Uy, le encantaría. Además lo que pasa con este tipo de señoras es que, como las ven latinas, las ven muy de que se las van a encontrar por Lavapiés, y luego igual Jennifer López ni siquiera habla español. O Eva Longoria. Yo creo que Paquita se piensa que es muy accesible”.

Ya veo una cuarta temporada que abra con Paquita haciéndose un bocadillo de chorizo mientras le pregunta a Jennifer López que qué es eso del trap que quiere para su comeback.
J.C.: “¡O una paella! Como la famosa paella que dicen que le hizo… ¿quién era a quién?”.
J.A.: “Ana Obregón a Spielberg”.
J.C.: “Oye, pues es buena idea lo de la paella. No lo pongas, que igual lo hacemos (risas)”

Precisamente Alberto de Miss Cafeína es quien canta la cabecera de ‘Paquita’.
J.C.: “Sí, es que tenemos muy buena relación con él”.
J.A.: “Ya trabajamos con él en ‘La Llamada’, y también nos hizo la sintonía de ‘Miss Fogones Universal’. Es muy bueno, y también un buen amigo”.

¿Cuál diríais que es vuestra canción favorita?
J.C.: “Uf, qué difícil. Voy a mirar mi Spotify…”
J.A.: La mía siempre fue ‘Step by Step’, que escribió Annie Lennox e interpretó Whitney en ‘La mujer del predicador’. A veces me sale en los Recuerdos de Facebook que yo ya compartía la canción en 2011 o así, antes de escribir ‘La Llamada’… y que Annie Lennox nos la haya cedido para ‘La Llamada’ ha sido increíble”.

¿En serio Annie Lennox os la ha cedido?
J.A.: “Ha sido alucinante que pasara, un milagro”.
J.C.: “Yo sigo pensando la mía, es que qué difícil… ¿tú qué dirías?”.

Yo no puedo elegir una, supongo que nombraría varias.
J.A.: “Venga, Javi, una que te represente… esta de “la mitad de lo que hemos vivido” (NdR: ‘Física o Química’ de Despistaos), ¿no?”

Iba a hacer la broma, pero…
J.C.: “Pues que sepáis que me encantaba. A ver, pues hay una canción que siempre está, que es ’20 de enero’ de La Oreja de Van Gogh”.
J.A.: “Y ‘A fuego lento’, de Rosana, que a esa le tenemos mucho cariño”.

“Queremos que ‘Paquita Salas’ sea una, grande, y libre”

Segunda temporada. Queréis hacerla como vosotros queráis, sin presiones, y eso imagino que en un prime time de Antena 3 es complicado, pero ¿y en alguna plataforma? Ya sea Flooxer, Netflix, Movistar Series…
J.C.: “Hombre, en Flooxer no hemos tenido ningún problema, y si crece, crecería de la misma manera”.
J.A.: “Queremos hacerla libre. Una, grande y libre”.
J.C.: “Mira, eso es un buen eslogan”.

¿No habéis recibido alguna propuesta?
J.A.: “Opciones hay, y nosotros estaríamos encantados de escribirla, ya sea con gran presupuesto o de la misma forma que ahora, pero de momento estamos centrados en nuestra peli, y cuando se estrene, ya veremos”.

Vamos al tema “maricones en Puente Viejo”. Es probablemente el momento favorito de la mayoría de los espectadores y, aunque usáis el humor tanto en ese caso, como en el de “este chiquito (Javi Calvo) no ha vuelto a hacer nada, hacer de gay si eres gay…”, en el fondo esto es una realidad en la televisión.
J.C.: “Yo creo que, como pasaba eso, muchos chicos que querían ser actores lo que han hecho es crear su propia vía de expresión, muchos son youtubers, y viven cómodamente su sexualidad teniendo un éxito que no veas y sin necesidad de nada ni nadie. En ese sentido, es un tiempo maravilloso: “¿Que tú no me dejas? Me lo hago yo, y luego me vas a querer, y entonces me lo voy a seguir haciendo yo, que gano más dinero””.
J.A.: “Pero pasa eso, o pasaba. Es que no sé, ¿ahora quién está haciendo de gay en la televisión?”
J.C.: “Nadie. Las de ‘Vis a Vis’…”
J.A.: “Y Cayetana”.
J.C.: “Pero hablamos de un físico concreto, un chico así como…”

“A las chicas lo que más les gusta es un chico con pluma”

¿Un adolescente gay tipo Fer de ‘Física o Química’ o Fidel de ‘Aída’?
J.A.: “Ya… pero es que creo que se refleja no ya la homofobia, sino la plumofobia. Si eres gay y tienes pluma, oh, no puedes hacer de hetero”.
J.C.: “Es esto de que no les vas a gustar a las chicas si eres mariquita, cuando a las chicas, te lo digo por experiencia, lo que más le gusta es un chico con pluma. Porque son todas fans de Auryn, de los youtubers, son fans de todos los chiquitos gays. Yo tenía y tengo muchísimas fans niñas”.
J.A.: “Es que la gente ve a las niñas por encima del hombro como si fueran tontas, como si solo quisieran que se las follaran, el rollo de las carpetas… cuando a las chicas les puede encantar un chico sin llegar a tener algo sexual con ellos, les encanta un chico divertido, les encanta el humor. Miran por encima del hombro a las generaciones actuales, y los niños de ahora son más inteligentes y más abiertos que nosotros”.
J.C.: “Las parejas de series más queridas son gays: las dos de ‘Hospital Central’, la pareja de ‘Amar en tiempos revueltos’, la de ‘Los hombres de Paco’, Fer y David…”

Cuando no mueren…
J.C.: “Todas mueren. Siempre. Pero bueno, todas las niñas quieren que los dos de One Direction estén juntos, los shippean muchísimo, el chico gay de ‘Shameless’ lo peta…”
J.A.: “Hay una parte de la industria que no entiende esto bien. Señores mayores…”
J.A.: “Señores mayores homófobos”.
J.A.: “En serio, si eres gay y tienes mucha pluma, ¿no puedes hacer papeles de hetero con pluma, como Eli Gold de ‘The Good Wife‘? ¿Qué más da? ¿Acaso no hay heteros con pluma? ¿Y no hay gays sin pluma? Hay toda una confusión basada en el cliché. Es lo que hemos dicho antes, los que mandan no pisan la calle. A mí me han dicho muchas veces “les gustas mucho, pero tienes un poquito de pluma”, ¡a mí me lo han llegado a decir! Y eso que a mí nunca me han metido a “hacer de gay” en ninguna serie, siempre me ponían el ligue de turno, la novia, etc. Y a ti (Javi), tampoco te han llovido las ofertas luego…”
J.C.: “Bueno, pero eso puede ser porque soy muy malo. (risas) Igual es que no hice bien los castings, no sé. Pero lo bueno es que ahora hay millones de formas de expresión, tú subes lo que sea con tu cámara, la gente te sigue, etc. No hay que estar tan atado al señor mayor homófobo que manda, ya no hay heteropatriarcado en el entretenimiento… o sea, no, sí lo hay, pero estamos venciendo al heteropatriarcado en el entretenimiento creando nuevas vías de expresión”.
J.A.: “Para eso hay que poder hacer productos libres, que no te coarten, y que tú puedas decir “pues voy a poner siete u ocho transexuales”… porque si nosotros lo pasamos mal, qué no pasará un actor transexual. A una actriz transexual no le ofrecen papeles de mujer porque “tú es que no puedes hacer de mujeres que no sean transexuales”. ¿Ha habido personajes transexuales en las series españolas?”.

En la última temporada de ‘Aquí no hay quien viva’ (Raquel, interpretada por Elena Lombao), aunque no es que el tratamiento fuese muy bueno, pero también es que hace diez años…
J.C.: “Bueno, y en ‘La que se avecina’, la hija de los Recio”.
J.A.: “Pero es Víctor (Palmero) quien hace de ella…”
J.C.: “¡Carla Antonelli en ‘El Síndrome de Ulises’!”.

Ya que la habéis mencionado, ¿sois más de ‘Aquí no hay quien viva’ o de ‘La que se avecina’?
J.C.: “‘Aquí no hay quien viva’. También es que me pilló en la época. Pero ‘La que se avecina’ tiene mucho valor porque han transgredido muchísimo, han hecho cosas muy locas y además han conseguido sobrevivir en el tiempo de una manera…”
J.A.: “A mí me gusta más ‘Aquí no hay quien viva’, pero es verdad eso, han encontrado su propio lenguaje y van a muerte con todo”.

Hay cierto revival ahora con ‘Aquí no hay quien viva’.
J.C.: “Sí, y con los 00s en general, con la música de los 00s… también está habiendo mucho revival con ‘Física’. Fueron los 80, luego los 90 y ahora los 00”.

Dijisteis que ‘Paquita’ era un poco la ‘Girls’ española. Yo diría que ‘Paquita’ mezclada con las tramas de Belén y Alicia (de ‘ANHQV’) sí que sería un poco eso. Estaría bien eso de Paquita representando a Alicia…
J.C.: “Ay, sí, me encantaba el personaje de Alicia, que lo hacía Laura…”
J.A.: “¿Laura Matamoros? ¡No, Pamplona! Ay, Matamoros…”
J.C.: “Es una actriz genial. El personaje de Anabel Alonso en ‘7 Vidas’ también…”
J.A.: “Todas ellas podrían aparecer en ‘Paquita’. Creo que tenemos una cantidad de gente a la que se ha desechado y que eran iconos…”

“Quienes representan a nuestra generación son SoyUnaPringada, Jedet y Brays Efe”

¿Quién diríais que puede ser nuestro icono? ¿Quién representa a nuestra generación?
J.C.: “Yo creo que quienes representan a nuestra generación son SoyUnaPringada, Jedet y Brays Efe”
J.A.: “Gente súper distinta, súper libre, valiente…”
J.C.: “Con formas de expresarse increíbles. Y con opciones de género que, sin ser nuevas, nunca se han expresado…”

¿Cómo ha sido para vosotros dar el Pregón del WorldPride?
J.A.: “Ay, me ha encantado, y aún más el poder hacerlo con Javi y con Dulceida. Estaban también Cayetana, Boris, Ana Belén, Pepón Nieto, Amenábar… vamos, verme con ellos ahí era como “¿qué hago yo aquí?””.

Alguna de las miles de veces que os han hecho la pregunta esa de “cómo nació”, dijisteis que, cuando os conocisteis, estabais en un momento personal parecido, donde lo que queríais hacer y lo que realmente estabais haciendo no coincidía. Pero la pregunta que creo que nunca os han hecho es ¿cómo os conocisteis?
J.C.: “Ah, pues… ya sabes… esto de…”
J.A.: “Di la verdad, anda”.
J.C.: “Bueno…”
J.A.: “Yo le agregué a Facebook, pero no le conocía de nada”.

Bueno, eso lo hemos hecho todos alguna vez…
J.A.: (risas) “A ver, le había visto alguna vez en algún evento, en algún estreno… pero qué va”.
J.C.: “Y luego nos conocimos más porque salíamos por las mismas discotecas y tal”.
J.A.: “Pero esto fue hace muchos años. Luego, años después, es cuando realmente empezamos a salir. Pero al principio éramos amigos”.

Ya que estamos con el momento ‘Sálvame’, ¿cómo es para vosotros trabajar en pareja?
J.C.: “Es intenso, hay tanta confianza que a veces nos tiramos los trastos a la cabeza. Pero creativamente está muy bien, porque nos podemos decir las verdades y no hay medias tintas”.
J.A.: “Se agradece poder ir contando las cosas y no trabajar solo. No imagino lo que tiene que ser escribir o dirigir solo y, después de un día de rodaje, volver a casa y rallarle la cabeza al otro. Compartir el trabajo es muy guay. El inconvienente es que es 24 horas, entonces igual te levantas a hacer pis por la noche y “oye, se me ha ocurrido una cosa…””.

“El año que viene vamos al Orgullo con el chándal de Camela con la bandera de España”

¿Sois lectores de Jenesaispop y, yendo más allá, de nuestros foros?
J.A.: “Sí, a mí me encanta, me meto muchísimo, casi todos los días. ¿Pero hay foros? No sabía”.
J.C.: “Yo hace… desde VisualDisco que no me meto en un foro”.
J.A.: “Claro, yo comentarios en los foros no, pero sí que leo los comentarios en las noticias, y flipo, alguna vez ha salido algo de ‘Paquita’ y…”
J.C.: “¿Hay mucho hater o qué?”.
J.A.: “Tipo “estos lo han conseguido porque son dos niños de papá”, y pienso en que yo escribí mi primera obra mientras trabajaba poniendo copas, y la escribía de 4 a 8 de la mañana. Pero bueno, el rollo hater no está mal. Lo que me sorprende realmente es, por ejemplo… el otro día publiqué una foto en Instagram besándome con Javi, y varias personas escribiendo amenazas de muerte”.
J.C.: “¡Qué dices! Pero bueno…”
J.A.: “Supongo que serán niños pequeños queriendo que entres al trapo. Mira, con esto te decía antes que quería ir al Orgullo el año que viene, el chándal con la bandera de España. (señala una foto de Camela en la Tentaciones que tenemos al lado)”.
J.C.: “Es una maravilla”.
J.A.: “Así vamos a ir tú y yo el año que viene”.

Pues esto es todo, muchas gracias a los dos. ¿Hay algo que queráis decirles a nuestros lectores?
J.C.: “Gracias a ti, ha sido muy guay la entrevista. Y algo, pues por mi parte creo que no…”
J.A.: “Que ojito con los comentarios”.

  • GinTONIC

    Estos dos chicos están donde están por lo mucho que han currado. Además de eso, pienso que tienen mucho talento y que son capaces de contar historias y crear personajes cercanos (Paquita podría ser vecina de tod@s nosotr@s). Ojalá que “La llamada. La película” tenga el mismo buen resultado que la obra de teatro.

  • Justipop

    Qué majos!! Y que envidia ver a chicos tan insultantemente jóvenes siendo tan exitosos, con tanto criterio y con las cosas tan claras!!

  • SuperStrepsils

    Grandes. Me hubiera gustado saber si Almodovar se ha puesto en contacto con ellos para decir que le mola lo que hacen o algo.

  • godofredo rodriguez pacheco

    una palabra : escoria

  • Rogelio

    sí, te define muy bien

  • Dei

    ¡Bravo! Abajo el postureo, ya está bien…

  • Dei

    ¡Bravo! Hacen falta más creadores así… Abajo el postureo.

  • Carrabouxo

    Sin defender todos los tics de la sociedad en la que vivimos, estoy un poco harto de que la gente hable de ciertas cosas sin tener mucha idea. Me gustaría hacerle una pregunta a todas esas personas que hablan de heteropatriarcado? En primer lugar a qué se refieren? A que una sociedad sea predominantemente heterosexual y que los hombres sean los que manden? Si es así me gustaría hacer otra pregunta. Porque la mayor parte de las sociedades son heteropatriarcales? Es decir, hasta las tribus en las que no se ve con malos ojos la homosexualidad estas son predominantemente heterosexuales y el que manda es el varón. Hay pocas sociedades matriarcales, muy pocas han sido documentadas. Y a qué se debe esto?? No es una conjura judeomasónica, se debe a varios factores, uno de ellos la división del trabajo, y obviamente a la fuerza. Pero si de verdad se quiere hacer una sociedad igualitaria, en la que hombres y mujeres seamos iguales tenemos que tener en cuenta varios factores, y entre ellos saber el origen del denominado heteropatriarcado, por qué surge, cuándo surge, en qué latitudes se ha dado… etc. Porque creo que hablar de esto se está convirtiendo en una moda en la que está guay mentar lo de acabar con el heteropatriarcado pero poca gente sabe muy bien a qué se refiere. Así que ojo, no digo que no se critique, sino que se hable con fundamento, porque estoy cansado de los posers…

  • Zasca y rezasca

    Grandes sus respuestas y grande Paquita. Muchas ganas de ver La Llamada. Ah, y muy mal el entrevistador contándonos su vida, sus gustos, sus movidas… He estado leyendo toda la entrevista en vilo porque pensaba que, de un momento a otro,iba a leer: «Dejadme que os presente a las estrellas del programa, Trancas y Barrancas».

  • Paula García Rivero

    Soy fan de estos chicos desde hace ya bastante y cada vez me gustan más. Me encanta su naturalidad y el que no tengan ningún tipo de vergüenza de decir lo que de verdad piensan y que lo defiendan hasta el final. Son distintos y originales (con lo difícil que parece!) y sobre todo, humildes.

    Ellos escogen como iconos de nuestra generación (y muy de acuerdo con su selección) a Esti, Jedet y Brays Effe. Yo los incluyo.

  • Cuando veo la palabra “heteropatriarcado” dejo de leer…

  • Ding Dong

    ¿Entrevista? Menuda parrafada más larga. .. Pero bien, con tal de que no entrevisteis a The Tripletz. .

  • 🤔 ¿Y por qué hay monjas contentas y no muertas?

  • Cora

    Me gustaría apuntar que lo de corregir a un traductor es pretencioso y un poco falta de respeto a su trabajo. A lo mejor lo que a ti te parece que está mal de la traducción es porque no tienes mucha idea. Pero al traductor que entrega una traducción perfectamente buena y le dicen que cambie algo porque el cliente dice que está mal le estás haciendo trabajar el doble por el mismo precio, y además le estás poniendo en una situación delicada con el intermediario o la agencia, que juzga su trabajo según la satisfacción del cliente.

  • jesper

    En vez de hacer preguntas de algo que se nota que no sabes o no te apetece tan siquiera comprender o respetar, lee por ti mismo a Virginia Despentes, Judith Butler, Paco Vidarte, Monica Wittig o Foucault.
    Observa las relaciones de poder de tu entorno. A gran y pequeña escala.
    Revisa los medios con la mente en blanco y lee los titulares con ingenuidad.
    Piensa en esas minorías o mayorías históricamente subyugadas y perseguidas y cómo son representadas o cómo se representan a sí mismas.
    E incluso como esas minorías/colectivos participan de ese sistema para perpetuarlo y cómo es la acción/reacción de las voces dominantes frente a los espacios críticos.
    Apunta en una hoja los valores que salen de todo eso, lo que hombres y mujeres cis, heteros y LGTBQ dicen y qué predomina en sus discursos. Quién es victimiza y quién se victimiza. Heteropatriarcado suena a broma, lo puedo llegar a entender de personas Cis en situación de privilegio o con pocas ganas de cambiar el status quo. Pero el término recoge muy bien las relaciones de poder establecidas en nuestra sociedad, en la que incluso las personas LGTBQ perpetuan.
    A mí me da risa lo del chándal en la mani del orgullo LGTBQ. Es la parte del mundo kitsch que me aburre. Creerse transgresor en la necedad (vencer el heteropatriarcado desde el nacionalismo, desde mi punto de vista es incongruente).

  • Carrabouxo

    No has respondido a absolutamente nada de lo que he planteado y has sacado la plantilla cuadriculada para este tipo de respuestas. Veo que eres independiente…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend