Marilia: “Tenemos una industria a la que le queda mucho por limpiar para cuidar de verdad a las personas que crean”

Por | 10 Nov 17, 10:11

mariliaMarilia, como autora de muchas de las canciones más famosas de Ella Baila Sola, como ‘Cuando los sapos bailen flamencos’, ‘Mujer florero’ o ‘Amores de barra’ (esta última una co-autoría con Marta Botía), ha sido una de las cantantes y autoras más conocidas del país. Con motivo de sus 20 años en la música, acaba de publicar un disco llamado ‘Infinito’ en el que interpreta en formato trío (o dúo) algunas de las canciones que ha escrito tanto en su grupo como en solitario, junto a un tema inédito, avance de su siguiente álbum.

Aprovechando su concierto del lunes 13 de septiembre en Galileo Galilei (Madrid) como parte del ciclo Escenarios Mahou (entradas, en Ticketea), hablamos con ella sobre el éxito descomunal que vivieron Ella Baila Sola, los años de retiro o su carrera en solitario. Su generosidad en palabras sirven también para hacer un recorrido por lo que fue la industria musical española durante los años 90, lo que sigue siendo y lo que no debería ser en el futuro.

Estás repasando tus 20 años en el mundo de la música, ¿cuál crees que ha sido el mejor momento de tu carrera desde el punto de vista artístico? 
Depende de lo que se entienda por mejor momento artístico, para mí desde luego es hoy, porque siento que estoy aprendiendo, aplicando lo aprendido, me conozco mejor y estoy creando más que nunca, estoy en un buen momento. La música y las canciones son una pasión que tengo desde niña y estar componiendo en plena búsqueda con el camino recorrido como experiencia, hace que sea para mí un buen momento creativo.

Mi nuevo álbum ‘Infinito’ es un homenaje a veinte años de canciones compartidas, la gente me iba pidiendo canciones en mi última gira acústica y decidí grabar esas canciones en directo y en acústico en agradecimiento y dejar un poco de la emoción vivida reflejada en él. Para que existan estas canciones y este disco han hecho falta todas las etapas y vivencias en medio. Verás que en él hay temas muy populares como ‘Cuando los sapos bailen flamenco’ o ‘Amores de barra’, también caras b muy queridas como ‘Entra’ o ‘Infinito’, ‘Mujer florero’, temas de mi nueva etapa, un tema inédito. Creo que en todas mis diferentes etapas ha habido buenos momentos creativos, todo suma, incluso canciones que nunca se graban ayudan a que otras nazcan, cada vez más pienso que el arte existe desde que te levantas hasta que te acuestas, siempre estamos aprendiendo.

“Después de vender millones de discos, cuando decidimos separarnos por mutuo acuerdo, me di cuenta de que necesitaba asimilar lo ocurrido”

Dolores O’Riordan siempre dice que no supo disfrutar en absoluto de los mejores momentos comerciales de Cranberries porque era muy joven y le agobiaba profundamente la fama. ¿Fue tu caso parecido o coincidiría el mejor momento comercial con el de mayor felicidad personal?
No sabía que Dolores O´Riordan lo vivió así, tuvieron un éxito enorme. Yo tengo el recuerdo de una etapa que disfruté mucho, fue un regalo de la gente escuchar aquellas canciones y hacerlas suyas, me sacaron de casa de mis padres, donde las escribía, a cantarlas por todo el mundo, eso fue un regalazo. Gracias al éxito que viví pude conocer mi profesión, la industria de la música, lo que me gusta y lo que no, y puedo hacer hoy lo que hago. Estoy muy agradecida a esa etapa y la gente que conectó con aquellas canciones. Después de ese exitazo, de vender millones de discos, cuando se acabó el ciclo creativo en el dúo y decidimos separarnos por mutuo acuerdo, yo me di cuenta que necesitaba asimilar lo ocurrido, fueron millones de discos, viajes, conciertos, y también tenía veintialgo, quería decidir lo que quería hacer y lo que no, reconectar conmigo y con mis propios motivos, con mi música. No quería grabar por inercia, sino algo que sintiera tan verdadero como mi proyecto anterior. La industria no te ayuda a conectar con el oficio, el entorno de la música se basa en vender, no te ayuda a aprender lo más valioso de ser humano y de la música, tenemos una industria a la que le queda mucho por limpiar para cuidar de verdad a las personas que crean y a los que apoyan la música, también el proceso, a eso añado que si eres mujer, aún hay más que podemos mejorar y dejar de imponer, menospreciar o exigir. Desde luego la fama puede despistar mucho, pasas de observar a ser observado, no aporta mucho, no ayuda a conocer ni a descubrir un oficio y te puede quitar mucha energía. Es algo más de lo que aprender, como estoy segura habrá hecho ya Dolores O’Riordan. Yo lo viví con bastante asombro y creo que lo disfruté todo lo que pude, la gente siempre fue respetuosa y se acercaron a mí por mi trabajo. Me han pasado cosas preciosas, desde una señora, hace muchos años, felicitarme por ‘Mujer Florero’ en la sección de verduras. Hasta, hace poco, en un supermercado una cajera al coger mi tarjeta y mirar el dni, sin levantar la cabeza dijo: “Anda, Marilia, como la de Ella Baila Sola”. (risas)

“Hace poco, en un supermercado una cajera al coger mi tarjeta y mirar el dni, sin levantar la cabeza dijo: “Anda, Marilia, como la de Ella Baila Sola””

Desde luego mi momento más feliz es ahora y no hay una relación con lo comercial, todo eso lo he vivido y también lo puedo valorar y agradecer, lo he disfrutado, pero la felicidad afortunadamente está en nuestras manos mucho más de lo que pensamos.

Por el contrario, ¿cuál dirías que ha sido el momento más difícil, frustrante, decepcionante…?
Cualquier momento en el que piense que debería estar pasando otra cosa a la que pasa y no me entere de nada. Por ejemplo, hoy no llegaba a una entrevista y me he enfadado con el tráfico. Lo bueno de escribir canciones es que un día sale ‘Señoras’ o ‘Casi me rindo’ y me libero de todo eso que no sé expresar de otra manera. Con todo lo que estamos viviendo en este momento hay tantas cosas que pueden llevarnos a la decepción y frustación cada día, cosas importantes, que intento no venirme abajo y pensar en lo que sí puedo hacer en mi día a día para estar bien y hacer lo que quiero y puedo hacer.

“Recuerdo parar el coche para salir, respirar y escuchar [mi] canción sonando en la radio, no podía creerlo”

¿Cómo recuerdas el momento en que pasas de la nada a ser tan sumamente ultra famosa y vender tal cantidad tan monstruosa de discos? ¿Alguna situación loca?
Bueno, nadie es la nada por no ser famoso, en eso estarás de acuerdo. Tienes razón en que las ventas se dispararon muy rápido, a la gente le gustó lo que escuchaba en la radio, y empezó a crecer, pero yo lo viví paso a paso también, con un gran trabajo detrás por parte de mucha gente. A mí me gusta la música desde muy pequeña, la música me cambió la vida como oyente, compuse mi primera canción con once años y descubrí que podía participar de ese lenguaje maravilloso, luego tuve la suerte de formar un dúo en el que grabamos tres discos que vendieron millones de copias, pero nos apoyó una compañía de discos, sonaron en la radio, los medios y la compañía lo apoyaban a tope, y luego la gente lo eligió. Lo único que lo hizo crecer fue la gente, que la gente quisiera, es así de bonito y grande, sin el público no hubiera pasado nada de lo que pasó. Y entonces todo el trabajo de detrás fue recompensado más de lo imaginable, pero no puedo evitar recordar que había un trabajo detrás también, composición, ensayos, descartar cosas, el trabajo de mucha gente, no fue de la nada, eso seguro, si no lo intentas con todas tus fuerzas no sé si puede pasar algo así.

A mí lo que más me impactó fue escuchar las canciones en la radio, me impactó muchísimo, yo era de las que escuchaban la radio por la noche y tenía una conexión total con ella, todavía me encanta. No existía internet ni los podcast, la radio era algo inmediato que desaparecía y no volvía, era ese momento. Recuerdo parar el coche para salir, respirar y escuchar la canción sonando en la radio, no podía creerlo. A partir de ahí a la gente le gustó lo que escuchaba y empezaron a llenarse los conciertos, las giras, las ventas. Fue una sorpresa y un regalo de la vida para mí que a la gente le llegasen canciones que yo escribía, con lo que me habían emocionado y acompañado las canciones de otros.

“Efectivamente en España no cuidamos la música ni a los músicos, no tenemos clase media de músicos, como sí existe en otros países. En este país si te dedicas a la música te preguntan que en qué trabajas, no está dignificada como profesión”

Cuando alguien vende millones de discos, sale tanto en la radio y es autora de la mitad de las canciones, supongo que no tiene la necesidad de volver a trabajar gracias a lo que ingresa por Autores. Me encantaban vuestras canciones y pienso que el éxito de EBS era muy merecido, ¿pero qué te parece a ti ese abismo que siempre ha habido en España “o vendes cientos de miles de discos y eres rico como Alejandro Sanz” o “te comes los mocos en el underground más underground”? ¿No te parece que hasta hace poco o nunca ha habido una “zona media” saludable y necesaria para acoger a muchos artistas o tú lo has percibido de otra manera?
Efectivamente en España no cuidamos la música ni a los músicos, no tenemos clase media de músicos, como sí existe en otros países. En este país si te dedicas a la música te preguntan que en qué trabajas, no está dignificada como profesión, casi ningún músico puede vivir de su trabajo en la música. Todas las profesiones artísticas parecen tener la sombra del éxito como exigencia, y eso no nos ayuda a crear ni a nada en la vida, personalmente creo que he aprendido más del fracaso que del éxito, ¿qué pasa si tanto el éxito como el fracaso son oportunidades para aprender? Como en cualquier profesión. Ser músico es un oficio precioso en que vas aprendiendo y no debe limitarse a que la industria te pida tener siempre éxito, tener veinte años y/o encajar en unos cánones. Si a esto le añadimos ser mujer, se pone peor aún. No tenemos clase media en nuestro oficio y tenemos que conquistarla. Todos tenemos una canción que nos cura, sabemos que la música cura, se utiliza en hospitales, lo podemos comprobar en nuestra vida, sabemos que es un oficio valiente, que hay muchas horas detrás para que un instrumento suene bien, sin embargo se mantiene la idea de que es un hobby, y la mayoría de los buenos músicos de este país necesitan otro/otros trabajo para llegar a fin de mes.

Autores no ha sido muy cristalino, un artista vive sobre todo de sus conciertos, y en todo caso creo que para hacer música, como en cualquier otro oficio respetable, no debe ser necesario un gran éxito o muchos sino un país, un público, una industria que valore la música y a cada profesional implicado en mantenerla viva. Incluidas todas las profesiones que la rodean y la hacen posible, locales, familias, técnicos, impuestos culturales imposibles, cuotas de autónomos imposibles, etc. Igual que en cualquier otro oficio digno.

“Ser músico es un oficio precioso en que vas aprendiendo y no debe limitarse a que la industria te pida tener siempre éxito, tener veinte años y/o encajar en unos cánones. Si a esto le añadimos ser mujer, se pone peor aún”

¿Cómo fueron tus años de retiro? ¿Era algo que necesitabas?
Estoy muy agradecida por todo lo que viví, vender millones de copias me permitió conocer mi profesión. Cuando en el dúo llegamos al final de nuestro ciclo creativo y decidimos por mutuo acuerdo separarnos definitivamente, supe que necesitaba un tiempo para asimilar todo lo ocurrido, reconectar conmigo y mis motivos, no quería grabar por inercia ni hacer lo que otros querían. Quería volver a grabar algo que sintiese tan mío como había sentido mis canciones antes.

Para mí fue necesario ese tiempo, lo viví sin dejar de escribir completamente, hasta que llegaron las canciones que quise grabar, la primera fue ‘Subir una montaña’, una alegría porque con ella supe que grabaría de nuevo. En dos meses compuse el disco y cerré fechas. ‘Casi me rindo’ también fue importante para mí, fue la única que sobrevivió esos años y también marcó una dirección.

Los intereses de la industria y del creador no siempre coinciden, la industria tiene mucho por hacer pero ya hay nuevas formas que se están abriendo camino. Para mí el tiempo ha sido necesario para disfrutar de mi oficio, descubrirlo tal como lo entiendo hoy, escribir las canciones de ‘Subir una montaña’, luego grabar ‘Infinito’, darme libertad creativa, elegir y querer seguir tocando y compartiendo. Creo que todo está cambiando y me encanta ser testigo y formar parte de esta nueva etapa.

Repasas tu carrera junto a algún tema nuevo en ‘Infinito’, en plan acústico. Me ha sorprendido saber que era formato trío, porque incluso parece más minimalista que un formato trío. ¿Por qué ha sido trío en lugar de voz y guitarra como parece en muchos momentos?
‘Infinito’ nace de las peticiones de la gente en mi última gira acústica, me pedían canciones de todas mis etapas y al tocarlas en directo y ver las emociones compartidas, decidí grabarlo así, en acústico y en directo, en un día y medio con mi banda, tal y como busqué que sonaran en esa gira, sin aditivos. Es un homenaje a estos veinte años de canciones, un agradecimiento a la gente y a las canciones por mantenernos conectados. Algunos temas son solo guitarra y voz como ‘Cuando los sapos bailen flamenco’ o ‘Parece Mentira’ o ‘Yo no soy esa’, y otros a trío batería guitarra y voz, porque así me lo pedía el directo. Suelo tener muy claro qué instrumentos quiero en cada tema y cómo quiero escucharlos. Lo que hice fue llevar lo que habíamos construido en directo al estudio. El nuevo tema ‘Si no es un sí es un no’ e ‘Infinito’ son los únicos en los que jugamos más con las guitarras eléctricas, quería que abriesen otros colores en el disco.

“(Sobre ‘Cuando los sapos bailen flamenco’), aún me emociona no oírme en los conciertos, la gente se la sabe entera”

Aparece en el disco ‘Cuando los sapos bailen flamenco’, mi canción favorita de Ella Baila Sola y la de mucha gente, supongo. ¿Qué recuerdas de la composición de esta canción? ¿Salió rápidamente, le diste muchas vueltas…? 
Muchas gracias por tus palabras, le tengo mucho cariño a esta canción, recuerdo lo mucho que me emocionó que a la gente le llegase, aún me emociona no oírme en los conciertos, la gente se la sabe entera. La escribí en mi habitación en casa de mis padres, y salió en unos viente minutos, aunque el tiempo pasa de un modo extraño al componer. Cuenta algo que me había pasado y que probablemente no había sabido expresar de otra forma, salió muy rápidamente. El próximo lunes 13 de noviembre sonará en la sala Galileo con un invitado muy especial.

El estribillo es raro, no es una canción muy repetitiva… ¿el sello siempre tuvo claro que sería el 2º single?
Jajajaja. Creo recordar que sí lo tenían muy claro, y seguro barajaron todas las opciones antes. Se lo agradecí, a quien lo eligiera, me sentí muy bien como autora, aunque no estoy siempre de acuerdo con el criterio de las compañías, consiguieron que esas canciones llegasen a muchísima gente de todas partes del mundo, hoy que autoedito mis discos y todo ha cambiado valoro aún más el trabajo que hicieron.

¿Por qué no has recuperado en este disco ‘Mejor sin ti’, que también era una canción tuya preciosa?
Ay, muchas gracias, lo tendré en cuenta, tomo nota. No pudo estar porque hay otras que tenían que estar con más urgencia, pero quizá para algún directo, quién sabe mañana.

¿A día de hoy estás contenta con la producción de vuestros discos o cambiarías alguna cosa? Hay algún solo de guitarra eléctrica en algún lado o algún arreglo un poco celta que a día de hoy, choca un poco. 
No soy una persona nostálgica, no suelo escuchar los discos que he grabado, en todo caso siempre creo que hacemos lo mejor que podemos en cada momento y me gusta que se queden así. Es normal que suenen a la década en la que fueron grabadas, algunas canciones sobreviven mejor al tiempo, otras menos, pero todas tienen un encanto. Si hoy vuelvo a tocar una canción lo hago desde mi sonido actual inevitablemente pero por respetar mi presente, lo anterior está bien como está, refleja aquel momento y le tengo cariño. También te digo que cualquier disco se puede regrabar diferente al día siguiente, no sé quien dijo que una canción se termina cuando la dejas, creo que las grabaciones también.

“Creo que (‘Mujer florero’, ‘Señoras’) abrieron un camino, pusieron un punto de vista femenino diferente en un lugar que no estaba ocupado, como muchas hicieron antes, hacen y harán después. Las mujeres solían cantar canciones escritas por hombres o más en la línea de “me dejas me muero”. También creo que en general las autoras no son tan valoradas como los autores”

En tu carrera en solitario llama la atención el tema ‘Señoras’, ¿crees que la gente ha sido consciente del mensaje tan feminista que ha tenido tu carrera, desde la misma ‘Mujer florero’ o ahora la versión de Mari Trini, o que esa faceta ha quedado un poco sepultada por el éxito de ‘Lo echamos a suertes’, ‘Amores de barra’, etcétera?
Bueno, creo que la gente que me escucha lo nota aunque también habrá gente que no lo piense o no se pare a escuchar. Mi trabajo me gusta y por eso lo hago, ojalá le llegue a la gente y pueda seguir haciéndolo. El feminismo está ahí como otros rasgos o inquietudes propias, no es lo único de lo que hablan mis canciones pero sí forma parte de la realidad que veo alrededor y me importa, no puedo ignorarlo. En realidad no creo que una canción tenga el poder de tapar otra, creo que todas aportan algo y tienen su lugar , algunas se descubren años después, como un buen vino, otras son un flechazo, otras un momento, otras nos definen. Pero en todas puse algo personal ya sea la voz y la melodía, la letra o las dos. Mi punto de vista es femenino y feminista, ahora que estamos aclarando el significado de la palabra feminista por fin, que es igualdad al fin y al cabo. Creo que las canciones que mencionas abrieron un camino, pusieron un punto de vista femenino diferente en un lugar que no estaba ocupado, como muchas hicieron antes, hacen y harán después. Las mujeres solían cantar canciones escritas por hombres o más en la línea de “me dejas me muero”. También creo que en general las autoras no son tan valoradas como los autores, aunque poco a poco va cambiando es como si arrastrásemos un país lleno de gente maravillosa desaprovechada.

Cuando debutaste no había Spotify ni Youtube, ¿te ha sorprendido ver lo que se reproducen aún vuestras canciones en estas plataformas? ¿Alguna anécdota que contar al respecto o alguna cosa que no te esperaras, alguna reivindicación de alguna canción que no te esperaras, algún vídeo “fan made” destacable, etc?
Claro, me sorprendió verlo, es una maravilla que la gente quiera escuchar y descubra esas canciones hoy. Para mí youtube ha sido el paraíso para encontrar grabaciones de los años 30, 40, 50, 60, 70, Gene Vincent, Patsy Cline, Robert Johnson, Sister Rosetta Tharpe, Odette, Bob Dylan, Leonard Cohen, Judy Collins, Woodstock, etc. Hace unos años descubrí una versión salsa de ‘Cuando los sapos bailen flamenco’ de Michel Batista, su versión supera en visitas todas las de mi ex grupo juntas, unos cinco millones, y gracias a él esa canción la conocen muchísimo en República Dominicana. Yo lo descubrí porque entré en una tienda en Madrid y me reconocieron dos mujeres dominicanas, ellas me hablaron de esa versión y me felicitaron por escribirla, increíble.

Hace poco estuviste en el concierto de Las Chillers, que hacen versiones del pop español, incluida alguna tuya, ¿por qué al hacer un dúo con ellas no te animaste a hacer por ejemplo ‘Amores de barra’ y preferiste hacer también una versión?
Me gusta mucho que haya bandas de mujeres, que se junten en un local de ensayo por diversión para tocar y aprender. Preferí hacer una versión de otra artista española porque me divertía más ese día, y me gusta la versión que hacen, ya habrá más ocasiones.

En su momento Ella baila sola era un grupo que incluso chocaba con el indie y el underground, pero poco a poco han surgido voces en el underground que os reivindicaban. ¿Cómo lo has percibido tú? ¿En su momento ya tenías seguidores más indies que te sorprendían y no te pegaban tanto o ha ido pasando con el paso del tiempo?
Creo que las etiquetas nos ayudan como referencias pero pueden condicionar cómo nos llega una canción o cómo vemos a alguien. No he sentido que nadie me reivindique, pero me hace mucha ilusión cuando alguien me dice que le ha llegado un tema o que ha sido importante en su vida. Tengo muchos amigos y amigas en bandas que me han contado cómo les ha llegado un tema u otro, de estilos muy diferentes, eso me emociona y más aún cuando la admiración es mutua. Trabajo mucho con gente joven y veo que se atreven a decirlo sin cortarse, incluso gente que descubre ahora los temas por primera vez. Un día se me acercó un grupo de chicas llamadas Las Jamonas y me dijeron que ‘Mujer Florero’ era para ellas un himno punk. Cada uno siente cada canción de una forma. Y para mucha gente hay menos barreras de las que parece en la música. Para mí solo apostar por tu propio proyecto y hacerlo tú mismo, independiente de estilos musicales, ya merece un respeto.

Igual me meto en un jardín, y era una canción de Marta, pero os vi en Torrejón de Ardoz en 1996  tocar una canción llamada ‘So Lone’, en inglés, que se me quedó en la cabeza en el segundo cero y nunca grabasteis, ¿por qué fue?
Jajaja. Te refieres a ‘So Long’, claro que me acuerdo, aunque tienes la autoría cambiada, es de las primeras canciones que escribí cuando sólo escribía en inglés, la tengo grabada en algún sitio. Yo venía de un colegio inglés, de escuchar tanto rock, como heavy, como Simon y Garfunkel o Peter Paul and Mary, escribí muchas canciones en inglés antes de componer en castellano, algunas acapella antes de tener guitarra. Varias de ellas las llegamos a cantar juntas en directo. También me gustaba componer en castellano, y cuando llegó la oportunidad de grabar un disco preferí nuestro idioma y aparqué un poco el inglés, aunque he seguido de vez en cuando. Me parece muy curioso que te acuerdes de esta canción, qué bueno. Disfruté mucho cantando esas canciones.

No sé si tú o algún amigo o amiga es fan de Juanjo Sáez, ¿conoces el libro en el que retrata el rodaje de un vídeo vuestro? ¿Qué te pareció?
No conozco a esta persona ni el libro, no te puedo decir en este momento, la próxima vez que hablemos a lo mejor.

Independientemente de eso, y ahora que revisitas todas tus etapas con la calma y la paz que da el paso del tiempo, como has dicho en la radio, ¿con el tiempo has aprendido a reírte o ver con otros ojos la separación del grupo, su intento de resurrección… o aún es una parte amarga de tu vida?
Creo que mi etapa anterior es una etapa en la que he aprendido mucho, he disfrutado mucho y estoy muy agradecida por todo lo que viví. Me parece que cada uno debe elegir su camino en cada momento y deseo también que le vaya bien con las decisiones y caminos que toman a mi ex compañera y a todas las personas que me acompañaron en mi etapa en Ella Baila Sola. Yo estoy en un momento feliz en esta etapa, con el nuevo disco, componiendo para el siguiente y con todo lo que me aporta componer nuevas canciones, tocar y compartir con la gente en directo.

¿Qué puedes avanzar sobre las canciones que estás preparando para un disco totalmente nuevo? ¿Será más bien acústico, pensado para el formato trío en vivo como este?
Lo siento pero es un poco pronto para desvelar nada, de momento el primer single y tema inédito del disco ‘Si no es un sí es un no’, del que os recomiendo ver el vídeo, es un adelanto del nuevo disco. Pero sí puedo contarte que el 24 de noviembre compartiré en redes y plataformas un tema que he grabado hace unos días, es un tema de una etapa anterior, se quedó fuera del disco y no es ‘Mejor sin ti’ (perdóname, por favor) pero me ha emocionado mucho y he querido dejarlo grabado, mientras sigo escribiendo lo nuevo.

Gata Cattana, Nacho Vegas, Lorde, Christina Rosenvinge y Daughter están entre los artistas favoritos de Marilia hoy

¿Qué música has escuchado durante los últimos años? ¿Puedes citarnos algunos de los discos que te hayan gustado durante los últimos tiempos?
Me gusta mucho ir a conciertos, cada semana intento ver algo. El disco póstumo de Gata Cattana, ‘Banzai’, ‘Halo’ de Juana Molina, ‘Prisoners’ de Ryan Adams, ‘Whiteout Conditions’ de The New Pornographers, ‘Ash and Ice’ de The Kills, ‘North’ de Morgan, ‘Resituación’ de Nacho Vegas, ‘Resolutions’ de Alondra Bentley, ‘Lo nuestro’ de Christina Rosenvinge, ‘Melodrama’ de Lorde, The Staves, Daughter. Me encanta descubrir discos en castellano, también los de mis compañer@s y amig@s, y después de un tiempo volver a los discos de siempre Leonard Cohen, Bob Dylan o Bonnie Raitt.

Después de vosotras, mucha gente fue descubriendo el folk, la americana… se hablaba de cosas como indie-folk, ¿crees que fuisteis un poco más pioneras de lo que mucha gente se cree?
Me alegra que recuerde al folk americano porque en él hay una tradición de contar historias con una guitarra acústica, instrumento con el que están compuestas todas las canciones de entonces. He crecido escuchando mucha música anglosajona, mucho folk y rock americano e inglés. Creo que con aquellas canciones y los gustos que pudimos reflejar, pusimos nuestro granito de arena, como todo el mundo hace a su manera, Vainica Doble llegaron antes, tuve la suerte de conocerlas después del segundo disco y descubrir su trabajo, me sentí muy orgullosa, como de pequeña de las canciones de Cecilia, muchas de Mari Trini y tantas artistas hoy.

¿Quieres decir que conociste a Vainica Doble o simplemente su música?
Comencé a escucharlas después del segundo disco, meses más adelante nos presentaron y pude compartir con ellas un rato muy breve aunque interesante.

¿Es cierto que subiste a cantar en cierta ocasión en Los Ángeles con Damien Rice? Si es cierto, ¿cómo surgió? ¿Conservas algún documento de recuerdo?
Es cierto, coincidimos en una etapa hace años, tenemos amigos comunes y una noche me invitó a cantar con él una canción en el Henry Fonda Theatre de Los Angeles. Fue muy especial porque hacía tiempo que no subía a un escenario, nos divertimos, iba con toda su banda, era una canción de Portishead y sí conservo esa grabación.

Etiquetas:
  • Ricardo Babooshka

    Bravo Marilia! Es un encanto. Y enhorabuena p la entrevista

  • Justipop

    Qué buena entrevista (Aunque sea de Sebas..hay que reconocer las cosas bien hechas…) da gusto leer a Marilia.

  • mardebering

    apenas nada sobre la otra EBS ¿pactado no hablar en la entrevista de Marta?

  • Teca

    Tiene toda la pinta…. según se habló en su momento Marta era un poco bitch

  • Alejandro

    Porque todo el mundo quiere que hable de marta ? De verdad sois todos tan nostálgicos ? Siempre pensando en cosas de hace mil años . A quien le importa ?a ella ase luego no .

  • Ricardo Babooshka

    pobre Sebas

  • Ricardo Babooshka

    desde luego, cuándo vamos a dejar de leer titulares como “marilia baila sola”? yo creo q nunca

  • Ricardo Babooshka

    sí que habla de ello. lo lógico es centrarse en el presente y futuro, no del pasado

  • Ding Dong

    Que discreta es esta mujer, me gusta.

  • mardebering

    Y un jamón

  • Frank

    Qué espanto! Casi me da algo con los audios. Es como música para Ciudadanos…

  • Alejandro

    Vega la de ot , etc … vamos que estás cosas definen la vida . Trabajas 1 mes en un burguer King y eres Fulanito el del burguer king . Ah no que eso no pasa , solo pasa con algunas … cantautoras españolas .

  • mardebering

    cuñados

  • “Y quisiera” o “Calor que dar” tienen ese tipo de arreglos que esta web definiría como “célticos” (etiqueta no muy allá). Ambas canciones (aunque ya sé que la primera es de Marta) se mean en todo lo que ha compuesto recientemente Marilia. A mí me gustaba mucho su trabajo en EBS, pero los temas actuales no tienen ni una línea recordable, ni por melodía ni por letra. Incluso la interpretación es plana. Eso sí, encaja mejor con esa idea prejuiciosa de lo cool ahora que cuando escribía temas con más enjundia y arreglos folkies. A ver cuándo se les pasa la tontería con eso, que luego cualquier matada le da un ligero barniz soul a un truño y se mean de la alegría.

  • Begoña Bengoetxea

    La entrevista se me ha hecho larga y pesada, trabajada sí, pero con muchas preguntas tópico. En realidad, leída por encima por carecer de excesivo interés. He intentado escuchar voluntariosamete el disco, pero a la cuarta canción lo he dejado. Hay que ser muy buena para salir tan desnuda musicalmente y esta chica no lo es.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend