Dream Wife / Dream Wife

Por | 06 Mar 18, 12:21

El debate sobre si el rock aún sigue siendo importante frente a la creciente escena del urban pop está vivo y no hay unanimidad ni un criterio claro al respecto. Pero lo cierto es que siguen surgiendo bandas muy jóvenes de guitarras y actitud punk-rock que intentan imponer su personalidad y buscar su espacio en la industria y, a menudo, lo consiguen. O sea, el fuego sigue vivo y no se agotan ni el combustible ni quién quiera calentarse. Uno de los grupos recientes que ejemplifican esa nueva savia rock son Dream Wife.

El trío afincado en Reino Unido (aunque no todas sus miembros son británicas –Alice y Bella lo son mientras que Rakel, su guitarrista y cantante, es de Reikiavik, como deja entrever su broken english–) se mostró desde el principio como una suerte de nuevo eslabón del rock con marcado carácter femenino, alternando el glam y el descaro de Blondie con la actitud contestataria de Bikini Kill, pasando por el pop saltarín de Elastica.

Su álbum de debut se nutre en buena parte de prácticamente todas sus primeras canciones –aunque regrabadas, con un considerablemente mayor empaque–, como la Strokes-esca ‘Kids’, la nerviosa ‘Hey Heartbreaker’, la asalvajada ‘F.U.U.’ –“Fuck U Up”– o la enorme ‘Somebody’, por lo que aquellas impresiones persisten. Con eso, evidentemente, tienen mucho ganado, pero no sería suficiente para armar un álbum notable que sostenga su propuesta. Y ahí están trallazos como la irresistible ‘Let’s Make Out’, ‘Fire’, ‘Taste’ o ‘Spend The Night’ para levantar en volandas y hacer ver que no estábamos equivocados con ellas.

Pese a puntuales bajones –‘Love Without Reason’ y ‘Right Now’ no gozan del magnetismo del resto del álbum–, ‘Dream Wife’ es un muy buen debut que, además, no solo se basa en lo estrictamente musical: su discurso lírico, en el que se muestran comprometidas con el feminismo –en ese sentido, la letra de ‘Somebody’ (“I am not my body, I am just somebody”) no podía aunar más claridad y potencia– pero no renuncian a la sexualidad (‘Taste’ se iba a llamar “mamada”, según ellas mismas), tomando la iniciativa (‘Let’s Make Out’) aunque pueda doler (‘Hey Heartbreaker’). Una actitud y un mensaje saludable que ejemplifica una manera de pensar cada vez más extendida, felizmente, en los más jóvenes. En ese sentido, ‘Dream Wife’ es ejemplar en su equilibrio de diversión y conciencia.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘Let’s Make Out’, ‘Somebody’, ‘Hey Heartbreaker’, ‘Spend The Night’
Te gustará si te gustan: Blondie, Elastica, Bikini Kill.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Carvey

    Tienen algunas canciones interesantes, pero hay bastantes grupos recientes de “guitarreo femenino” más entretenidos: Bleached, Honeyblood, Marmozets, Mourn, The Regrettes, The Big Moon, Charly Bliss, Sløtface, Starcrawler…

  • Solo el tiempo dirá si mantienen una cierta consistencia y confirman el buen debut que es este disco, o si se disuelven como el enésimo grupo azucarillo británico.

Send this to a friend