Quantcast

Pet Shop Boys: discografía

-

- Publicidad -

Pet Shop Boys: discografía

fundamental.jpgFundamental (2006): El nuevo disco de Pet Shop Boys empieza con una canción tan fea que parece un «fake» o una maqueta. Dicen que ‘Psychological’ es un homenaje al minimalismo de Kraftwerk. Pase como introducción. Pero hay otra gran decepción en ‘Fundamental’ y es el gran número de baladas que contiene, hasta 5, todas bastante aburridas. ¿Pero quién quiere, aparte de los chicos de Popjustice, un disco con 5 baladas de Pet Shop Boys? Nosotros no, desde luego. Parece que nos obligan a opinar que ‘Numb’ es un temazo porque lo ha escrito Diane Warren. ¿Pero quién es Diane Warren? ¡Si es la autora de ‘Unbreak my heart’ de Toni Braxton, ‘Because you loved me’ de Celine Dion y ‘Reach’ de Gloria Estefan! ¡A la hoguera!

Por suerte, el resto del álbum es una maravilla. ‘I’m with stupid’, un single en principio un poco soso y demasiado 80’s para mi gusto, termina funcionando con el resto del disco como fondo; el siguiente, que será ‘Minimal’, entre el electro, el trance y New Order, es de lo mejor que han hecho Pet Shop Boys en su vida. También ‘Integral’ y ‘The Sodom and Gomorrah Show’ suenan apoteósicas, mientras que ‘Twentieth century’ suena como el perfecto relleno que debería tener ‘Fundamental’, perfecta muestra de dos cosas: la habilidad de Pet Shop Boys para construir elegantes medios tiempos, y el evidente carácter político y reivindicativo de este disco. 7

- Publicidad -

please.jpgPlease (1986): Antes de estar en Pet Shop Boys, Neil y Chris estuvieron en grupos como Dust o One Under The Eight. Neil trabajaba además como redactor de esa gran revista, desaparecida recientemente, llamada Smash Hits. Desde 1981 trabajarían juntos, primero con el nombre de West End y luego ya como PSB. Una primera versión de ‘West end girls’ producida por el gurú del HI-NRG, Bobby O, triunfa relativamente en clubs americanos, franceses y belgas en 1984. En 1985 se edita la versión definitiva y en 1986 el debut, ‘Please’, ya sin Bobby. ‘Please’ no está muy bien visto, pero es sin duda el disco que más he escuchado de PSB, la primera prueba de todas las características que harán del dúo inglés uno de los grandes iconos del pop más elegante: hits rompepistas (‘Suburbia’), ironía y acidez (‘Opportunities’), continencia (‘West end girls’) y escalofríos (‘Tonight is forever’). 9

actually.jpgActually (1987): Pet Shop Boys superan el éxito de ventas de ‘Please’ con su segundo álbum, que contiene 4 de sus canciones más míticas: el gran himno ‘It’s a sin’, preludio del petardismo que podrían llegar a alcanzar, el dueto con Dusty Springfield en la redonda ‘What have I done to deserve this’, la pegadiza ‘Heart’ y una favorita de todos, ‘Rent’, que nos dejó uno de los mejores estribillos de la historia: «Yo te quiero y tú me pagas el alquiler». La elegancia de la producción les reportó mejores críticas que ‘Please’, aunque a mí el grueso del álbum me gusta algo menos. 8,5

- Publicidad -

introspective.jpgIntrospective (1988): Como los iconos del dance-pop que eran, ese que daba tanta grima a los puristas rockeros, PSB publican un disco pensado para los clubs, con 6 temas de baile en versiones «extended». Aquí aparece su conocida versión de ‘Always on my mind’, las deliciosas ‘Left to my own devices’ (producida por Trevor Horn, como el último disco), ‘Domino dancing’ e ‘It’s alright’, su interpretación del tema que cedieron a Patsy Kensit, ‘I’m not scared’ y la peorcilla ‘I want a dog’. 8

behaviour.jpgBehaviour (1990): Para muchos el mejor disco de Pet Shop Boys, ‘Behaviour’ no repitió el éxito de los anteriores discos de Pet Shop Boys, posiblemente por su carácter melódico, sutil, menos pop y más sofisticado, plasmado en joyas como ‘This must be the place…’ o la preciosa ‘My October Symphony’. ‘Being boring’ para muchos es una de sus mejores canciones, y el disco también incluye otros singles como la pegadiza ‘So hard’ y la arregladísima ‘Jealousy’. Otras, bastante cerquita de lo que hoy entendemos como R&B, como ‘To face the truth’ y ‘Only the wind’, han envejecido peor. 8

very.jpgVery (1993): Tras la edición de un recopilatorio imprescindible (hasta la edición de ‘Pop Art’), ‘Discography’, Pet Shop Boys vuelven a la fiesta. ‘Very’, del que existe una edición preciosa en CD con cajita naranja y relieves, contiene su canción más petarda hasta la fecha, una versión de ‘Go West’ que coincide con la salida del armario de Neil. También favorito de crítica y público, el disco es el enésimo perfecto equilibrio entre elegancia y chochi-disco, con canciones tan contundentes como ‘Can you forgive her’ o ‘A different point of view’ y letras tan divertidas como ‘I wouldn’t normally do this kind of thing’. La producción es excelente, a medio camino entre las orquestaciones y los sonidos de la época, y es uno de sus discos más vendidos. 8

bilingual.jpgBilingual (1996): Pet Shop Boys van perdiendo algo de popularidad (cada vez tardan más en sacar disco), pero al mismo tiempo, cada vez es más digno confesar que te gustan. Con ‘Bilingual’, mantienen su interés por la electrónica noventera, dando singles tan acertados como ‘Before’. ‘Se a vida é’ y ‘Single’, con su divertido «Me llamo Neil», suenan bastante latinas, encabezando uno de los discos más festivos del dúo. Una pena que el grueso del álbum, con temas como ‘Electricity’ o ‘It always comes as a surprise’, no esté a la altura. 7

nightlife.jpgNightlife (1999): Como indica su propio nombre, ‘Nightlife’ es un recorrido por la música de baile, con especial hincapié en el trance (‘For your own good’) y el disco (‘New York City Boy’). La sofisticación cede terreno a la pista, pero con himnos tan divertidos como ‘I don’t know what you want but I can’t give it anymore’ o ‘You only tell me you love me when you’re drunk’. Peores, de nuevo, los ramalazos R&B, trip-hop y baladas, que bajan la media del disco (‘Happiness in an option’, ‘Vampires’). El dueto con Kylie, haciendo de hija de padre gay, es una curiosidad. 7

release.jpgRelease (2002): Sin duda el disco que menos he oído de Pet Shop Boys, junto con la reciente banda sonora del ‘Acorazado Potemkin’ (2005). El disco se caracteriza por el medio tiempo, la balada, el uso de guitarra (colabora Johnny Marr de los Smiths) y la ausencia de canciones bailables, con la excepción de ‘Samurai in autumn’ y ‘Here’. ‘Home and dry’, ‘I get along’ y ‘London’ están muy bien, pero para nada son brillantes. Menos mal que el excelente disco de remezclas, ‘Disco 3’, no tardó en devolvernos la fe en el grupo. 6

popart.jpgPop Art (2003): El recopilatorio perfecto con el diseño perfecto y el inédito perfecto, que fue el segundo single ‘Flamboyant’. Dividido en dos, ‘Pop’, con las más petardas y ‘Art’, con los medios tiempos, el disco doble lo he llegado a ver por 12 euros 6 euros y sois lo peor si no lo tenéis. 10

Lo más visto

No te pierdas