Quantcast

Death Cab For Cutie / Narrow Stairs

-

- Publicidad -

Death Cab For Cutie / Narrow Stairs

dcfc_narrow.jpgMola cuando estás escuchando un disco y te das cuenta de que de repente estás terminándolo y ni te has aburrido, ni has bostezado, ni estás deseando poner otra cosa. Es lo que pasa con el nuevo de Death Cab For Cutie, para nuestra sorpresa una de las bandas más vendedoras y cotizadas del indie actual. ‘Narrow Stairs’, que sucede a los exitosos ‘Transatlanticism’ y ‘Plans’, comienza con ‘Bixby Canyon Bridge’, un tema que evoluciona de lo ambiental a lo rockero cuestionando la muerte del alma y la búsqueda de la verdad; sigue con el single ‘I Will Possess Your Heart’; continúa con buenos temas que no van unidos pero lo parece (‘No Sunlight’, ‘Cath’ y ‘Talking Bird’) y en la segunda mitad vuelve a ofrecer canciones bien bonitas como ‘Grapevines Fires’ o bien pegadizas como ‘Long Division’.

- Publicidad -

De hecho, entre tanta canción apañada para escoger, nos preguntamos qué buscan Death Cab For Cutie promocionando este disco con un single de 8 minutos y medio. Es algo que no se puede entender. Los cuatro minutos iniciales instrumentales de ‘I Will Possess Your Heart’ tienen su gracia: parece que Ben busca hipnotizar a su chica para que esté con él, según revela la letra después, pero no nos engañemos. La canción nunca llega a lograr la intensidad esperada.

Definitivamente el pesimismo adulto de ‘No Sunlight’ habría sido una mejor presentación. No sólo porque la canción tenga gancho, sino porque es un perfecto resumen de lo que Ben Gibbard nos cuenta en las letras. Aunque en algunas pistas hablan de buenas intenciones (“Espero que esta vez tengas más suerte de la que tuviste conmigo”, canta en la bonita ‘Your New Twin Size Bed’), la mayoría muestra a un hombre que ha crecido y ha aprendido, pero no es feliz, se siente solo y se ahoga, como en la final ‘The Ice Is Getting Thinner’. Una bonita canción acústica que, no obstante, nos hace ponernos de nuevo a The Postal Service. Porque a DCFC les ha salido un disco bonito, agradable de escuchar, pero tampoco excesivamente brillante (y ahí está esa indiada de ‘Pity And Fear’). Aunque teniendo en cuenta lo malos que son los últimos discos de Jimmy Tamborello, tampoco nos extraña que Ben se quede donde está.

- Publicidad -

Calificación: 6,5/10
Temas destacados: ‘No Sunlight’, ‘Grapevine Fires’, ‘Long Division’
Te gustará si te gusta: el indie-rock americano en la línea de Decemberists
Escúchalo: MySpace

Lo más visto

No te pierdas