Zaragoza despide a La Costa Brava

Por | 12 Sep 08, 11:36

El concierto de despedida de La Costa Brava tuvo lugar el pasado día 10. A pesar de ser miércoles y a una hora bastante tardía, el Balcón de las Músicas de Expo Zaragoza se llenó de fans de todas partes de la Península para darle el último adiós a la banda. Con ‘Dos ostras’ dio comienzo el espectáculo al que se iban uniendo de canción en canción los invitados al concierto.

Al parecer, Marc de Sidonie no pudo cancelar un compromiso anterior para poder asistir. Pero disfrutamos de la presencia de Roberto de Grande-Marlaska, de Vinadé y Perruca, de Willy de Pigmy. Disfrutamos de todo. Pero los hicimos especialmente de ‘Falsos mitos de la piel y el cabello’, de ‘Mujeres y días’ y de lo animado que se mostró Sergio Vinadé con ‘Mi última mujer’. Ya no nos acordábamos de lo guapo que es en directo Dani Garuz, pero sí. Y nos encantó su interpretación de ‘La vida es muy corta‘.

Esperamos ver pronto los vídeos “de verdad” para no perder detalle de esta gran noche de sudores y lágrimas en el sentido más literal. Cada canción nos estremecía y nos hacía sonreír al tiempo, al intentar prever qué emoción sentiríamos con lo próximo que sucediera en ese escenario, qué pasaría cuando todo terminara de verdad.

Rozando el último adiós, Richi cantó en solitario ‘La parte más feliz’ y nos puso a todos los pelos de punta y la sonrisa tonta de la esperanza de que sea tan fácil ser feliz. Con el tema de Julio Iglesias ‘La vida sigue igual’, tan habitual de los directos de La Costa Brava, el elenco de músicos invirtió sus últimas energías en decir adiós a más que un amigo, a una etapa y a un público que a ratos lloraba y a ratos reía, pero que en todo momento intentó devolver el calor que durante tantos años y tantas canciones hemos recibido de La Costa Brava.

Me ha sido muy difícil escribir este texto con la entereza necesaria para pensar que la vida sigue igual, porque nunca será igual. Pero me llevo encima el cariño puesto por todos ellos en este concierto. Los recuerdos, la nostalgia, tanta vida, tanta emoción… No voy a decir adiós. Espero que sirva mi más humilde “gracias”.

Send this to a friend