Top 10 peores series musicales

Por | 18 Feb 09, 12:27

Por fin, Cuatro se ha decidido a cancelar ‘HKM’, ese ‘Al salir de clase’ de mala muerte que tenía lugar en una especie de conservatorio pijo en el que estudiaban futuras promesas de la canción. La noticia no sorprende, porque la serie era de lo peor que hemos visto en años en cuanto a series con dos temas tan manidos como la música y la juventud. La audiencia no ha acompañado a este producto de Cuatro, que al final ha tenido que ser retirado ante los bajos datos que proporcionaba a la cadena en plena sobremesa.

Aquello de intentar contar el cuento de Cenicienta, pero esta vez en formato musical y con una rapera como protagonista, no llevaba a ningún sitio. Las actuaciones eran malas, los actores eran malos, los guiones eran malos. No es por ser negativos, pero es que nada tenía ni el más mínimo sentido en ‘HKM’. Para celebrar su retirada -porque sí, esta vez vamos a ser así de malos y lo vamos a celebrar- os planteamos un top 10 de las peores series musicales hasta el momento. O algo parecido.

10. Al salir de clase: No se puede decir que la popularmente conocida como ‘ALSA’ (también como ‘Al salir del wáter’) fuera una serie puramente musical, pero nadie negará que en el CBC (acrónimo de Chico Busca Chica o algo así, el bar donde se juntaba la pandilla esta) actuaron más grupos que en el mismísimo Broadway un día cualquiera. Sin embargo, por muy mala que fuera, nos tuvo a muchos de nosotros enganchados durante no una ni dos, sino todas sus temporadas. Comprendedlo, éramos jóvenes e inexpertos.

09. Dawson Crece: Tampoco se trata de una serie puramente musical, pero es donde nosotros conocimos a algunos de los grupos que, a día de hoy, todavía no hemos decidido si nos parecen una caspa o si están fenomenal. Dos grandes ejemplos serían Soul Asylum y Savage Garden, ahí es nada. Lo malo de esta telenovela de adolescentes era, sin duda, el horror de las conversaciones filosóficas que se montaban sus protagonistas: nunca hubo nada tan pretencioso en la televisión en años. Además, James Van Der Beek no era nada guapo. Y sí, era esa que lanzó a la fama a Katie Holmes, actual mujer de Tom Cruise y persona desaparecida en el mapa, en pro de la Cienciología.

08. Nada es para siempre: Seguimos nuestro top con otra serie musical-no musical. Mira que era mala la pobre, y mira que enganchó a adolescentes. Cosa casi incomprensible, porque ya desde la cabecera te torturaban con una sintonía digna de haber llevado al grupo que la perpetraba ante la justicia. El grupo, para más señas, era Cómplices, y la canción se convirtió en un hitazo en todas las listas de ventas del país. Hay cosas que siempre resultan difíciles de comprender.

07. SMS – Sin miedo a soñar: Precioso este acrónimo que une uno de los títulos más caspa que hemos escuchado para una serie de televisión y un servicio de las operadoras móviles muy popular entre los jóvenes. En la promo, los de laSexta decían que aunaba «dos temas que interesaban mucho a los jóvenes: los móviles y la música. Telita con la descripción, no tiene desperdicio. Al final, había poco de música y mucho de historias absurdas de todo tipo.

06. Un paso adelante (a.k.a. UPA Dance). Se convirtió inmediatamente en la ‘Fama’ española, gracias a sus similitudes con la serie de principios de los ’80. Los actores simulaban ser estudiantes de una academia integral, en la que se les enseñaba teatro, música, baile, canto… Vamos, que todos tenían que ser el artista total. Llegaron a grabar discos y a girar con una mezcolanza de coreografías y canciones bastante chunga, sacaron disco, y de sus mismas entrañas han salido engendros como Beatriz Luengo o MAM (a.k.a. Miguel Ángel Muñoz).

05. Rebelde Way / Erreway: Nunca nos quedó muy clara la diferencia entre estas dos series, que fueron el inicio de una revolución mundial en Latinoamérica que después saltó a España, para nuestra desgracia. Al igual que nos pasa a los españoles, que exportamos a Bisbal y mierdas por el estilo, en Latinoamérica prefieren colarnos esta basura antes que Entre Ríos o Miranda. El tema no es de broma, porque se convirtieron en todo un boom salvaje, dieron conciertos y salieron en todas las ‘Superpop’, ‘Vale’ y ‘Loka’ del mundo.

04. 18: La serie: Antena 3 la vendió como la súper serie que encantará a todos los adolescentes (vamos, como ‘Física o Química 2’), pero no terminó de cuadrar el tiro porque es un rollo. Ni siquiera Mery o Hugo, los dos salidos de un programa de Cuatro (‘Fama’, para más señas) consiguen levantar este engendro que no hay por dónde cogerlo. Está en el Cuatro porque ver a cualquiera de los dos, ya sea Hugo o Mery, es un regalo del cielo, entre tanto diálogo vacío. Y mira que son (los dos) malos actores…

03. HKM – Hablan, Kantan, Mienten: La prima hermana de ’18: la serie’, porque de hecho se estrenaron casi con horas de diferencia. Otra serie que tira por el acrónimo, encima mal escrito. Uuuuuuh, qué alternativos. Sobrepasa a la anterior en nuestro top porque, encima de ser mala, no tiene ni tíos buenos ni tías buenas con los que entretener la pestaña entre situaciones anodinas.

02. High School Musical: Esto ya es un horror directamente traído del averno para que jóvenes y mayores sepan en sus propias carnes cómo será cuando mueran y vayan al infierno. Totalmente convertida en un fenómeno global (ahora mismo tienen de todo: ‘High School Musical: la película’, ‘High School Musical sobre hielo’, los videojuegos de ‘High School Musical’, ‘High School Musical: la obra de teatro…’), tanto los actores como los creadores de este engendro se frotan las manos mientras generan pingües beneficios días sí, día también.

01. Hannah Montana: Lo malo de esta serie no es que sea mala, es que hace que High School Musical parezca una producción de altura en comparación. Protagonizada por Miley Cyrus, cuenta la historia de una jovencita que pasa a ser cantante y que tiene unas amigas muy guays y una vida súper feliz, tías. El problema viene que cuando la actriz que protagoniza esto abre la boca en una entrevista cualquiera: el pan sube en todas las autonomías que componen España, y en parte del extranjero. Porque encima, las opiniones de esta jovencita son como para echarla a comer aparte.

La Tienda JNSP