Discos de la década: The Delgados

Por | 08 Mar 09, 16:08

Después del interesante ‘The Great Eastern’, los Delgados publicaron su disco más accesible, ‘Hate’, en 2002. Sería su penúltimo álbum, ya que en 2005 decidirían separarse por la falta de repercusión alcanzada por la banda. El grupo, que tomó su nombre de Pedro Delgado, e incluso llegó a llamar a uno de sus discos ‘Peloton’, no logró un éxito relevante ni siquiera con las enormes canciones incluidas en este álbum.

Dave Fridmann se encargó de su producción, acertada por supuesto en los numerosos arreglos de cuerda, pero también en los matices electrónicos que sirven para añadir suciedad y confusión en canciones como la inicial ‘The Light Before We Land’.


El disco contiene una respuesta al ‘All You Need Is Love’, llamada ‘All You Need Is Hate’, que, con notas en común y algún guiño también a ‘Love Is In The Air’, resulta un tremendo himno anti-himno: «El odio está en el aire / Venga, sentidlo como si no os importara».

La canción, que más o menos da título al álbum, es sólo un ejemplo de lo sombrío que puede llegar a ser el grupo, con pistas siniestras como ‘Woke From Dreaming’ o temas tan oscuros como ‘The Drowning Years’, que empieza con unas discretas cuerdas para ir subiendo su intensidad hablando de demonios interiores. «No estoy seguro de si el bien y el mal es el mismo» se repite incesantemente al final de la canción.

Emma y Alun se alternan la parte vocal casi a razón de una pista cada uno (ella canta las impares, él las pares) y es difícil escoger cuál de los dos se quedó las mejores canciones. Ni siquiera se sabe qué hit es más grande, porque aunque ‘All You Need Is Hate’ parece el single evidente, ahí está ‘Coming In From The Cold’, probablemente la mejor canción que hicieron los Delgados. El tema, que incorpora una caja de ritmos para hablar del sinsentido de los trabajos del mundo moderno y de la sociedad, se consuela con un empático: «Coge tu vaso, vamos a beber hasta que pase el verano».

‘Hate’ quizá flojea algo en ‘All Rise’, que sigue hablando sobre la frustración, pero se recupera de nuevo con el increíble final de ‘Never Look At The Sun’ o el potente estribillo de ‘If This Is A Plan’. En definitiva, pocos grupos juegan con las subidas y bajadas en intensidad como lo lograron los Delgados en este disco, además desde un prisma bastante pop. El grupo que la prensa llamó «los primos depresivos de Flaming Lips» supo entregar una de esas obras tristes pero reconfortantes que todo el mundo entiende a la primera, provocando un grado de identificación en su patetismo tal que a veces hasta se te escapa una tímida sonrisa.

La Tienda JNSP