The Horrors: «Le gustamos a Geoff porque somos puros y honestos»

-

- Publicidad -

The Horrors: «Le gustamos a Geoff porque somos puros y honestos»

The Horrors publican esta semana un disco que nos ha sorprendido sobre todo por su productor, Geoff Barrow de Portishead. ‘Primary Colours’ incorpora muchos elementos reconocibles de ‘Third’, pero según nos cuentan, ya tenían pensado su giro antes de que él hiciera acto de presencia. Con total calma y sensatez nos hablan de su nuevo disco, aunque no prometen que sus directos sean más tranquilos que aquel en el que destrozaron la Moby Dick.

¿Qué os ha llevado a este disco más oscuro?
Faris: La música se ha vuelto más intensa. Cuando sacamos el primer disco éramos muy jóvenes, nos fuimos 18 meses de gira, pasaron muchas cosas… Creo que como banda hemos madurado un montón. Grabamos el verano pasado en Londres, íbamos todos los días, nos quedábamos hasta por la noche y trabajamos mucho en lo que habíamos aprendido.

- Publicidad -


En este tiempo de gira, habéis hecho versiones de Joy Division y Suicide. A veces os parecéis mucho a ellos, ¿han sido una influencia?
Faris: Nunca hemos tocado nada de Suicide en directo, sino en el disco para el que nos pidieron que participáramos. Ambos grupos tienen una intensidad muy poderosa con la que podría comparársenos, pero creo que otros grupos han sido una influencia más importante para nosotros.

¿Cómo llegó Geoff Barrow de Portishead a produciros?
Faris: Siempre hemos sido fans de Portishead. Geoff nos pidió que tocáramos en el ATP Festival, que él organiza. Le gustó mucho el primer disco que hicimos. Nos sorprendió un montón, fue un gran honor para nosotros porque era la primera vez que iban a tocar ‘Third’. Teníamos muchos sonidos en común con algunas bandas que tocaban allí. Creo que llevábamos un camino común en cuanto al sonido al que queríamos dirigirnos. Fue una elección natural para nosotros, aunque a mucha gente le ha sorprendido. Pero creo que básicamente hacemos lo mismo aunque de maneras diferentes.

- Publicidad -

Hay canciones muy Portishead en el disco, como el single o ‘I Only Think Of You’, pero hay otras que no tanto. ¿Cómo ha sido el trabajo juntos?
Faris: Geoff produjo todo el disco, aunque Chris Cunningham había trabajado en dos canciones al principio del todo. La gente tiende a tener muy claro lo que ha hecho Geoff, lo que suena a él, pero la verdad es que nosotros habíamos trabajado ya en ese tipo de sonidos. Cuando llamamos a Geoff ya habíamos incorporado elementos electrónicos y otros efectos. Por ejemplo, ‘I Only Think Of You’, excepto la parte vocal, suena como la primera vez que la tocamos. Geoff quiso dejarla así para dejar su energía intacta, su trabajo fue capturar la esencia de lo que ya teníamos grabado.

¿No creéis que la gente echará de menos un disco más electrónico después de oír el single?
Faris: El single fue el último tema que escribimos, pero a lo largo de todo el disco intentamos cosas diferentes. De hecho esa última canción, que hemos dejado como la última pista del álbum, queríamos que fuera un resumen de todos los focos sobre los que habíamos trabajado. Creíamos que era una canción importante y que sería un buen single.

De alguna manera, si pensabais que habíais llegado a una cumbre creativa, ¿por qué no grabar más pistas electrónicas después de ella?
Faris: No queríamos, preferíamos dejarlo para el tercer disco, abriendo un nuevo camino hacia él. De todas formas, la canción es bastante diferente al resto del álbum, pero también mantiene un sentido común.

¿Por qué creéis que a Geoff le gustáis? Él odia todo…
Faris: Somos puros y honestos y a él le gustan las cosas así. Se dio cuenta de que éramos unos amigos a los que les gustaba el punk y que tocaban juntos. Cuando la escena trip-hop se desarrolló, no hubo muchas bandas que pudieran igualar a Portishead y Massive Attack. Eran ellos solos y ya está, aislados de otras cosas que seguían las modas. Y a nosotros nos ha pasado un poco lo mismo en el tiempo que nos ha tocado vivir.

¿Os gusta la música experimental que suele tocar en el festival ATP? A su lado vosotros sonáis pop.
Faris: Nos puede gustar de todo: desde música tipo Raymond Scott, el trabajo de la Radiophonic Workshop o el rock más primitivo hasta algo que salió la semana pasada. No divido las cosas entre pop o experimental. Un disco de pop puede tener técnicas interesantes. Lo importante es que te diga algo.

Vuestros conciertos en Madrid (ambos empiezan a reírse en cuanto pronuncio estas palabras) han sido un poco salvajes. ¿Seguiréis siendo así de brutos o habéis madurado a la vez que vuestro sonido?
Joshua: Nuestra música sigue teniendo un componente salvaje, así que no sabemos.
Faris: Todo el concepto de nuestro directo va a cambiar porque hemos cambiado radicalmente de estilo. Siempre tiene que ver con el estilo de música que haces, así que ahora suponemos que serán diferentes.

¿Aún trabajáis en fanzines como al principio?
Faris: Empezábamos dándolos en los primeros conciertos. Nos gustaban grupos de los que muchos fans nunca habían escuchado hablar. La idea de fanzines era muy importante para comunicarnos. No nos interesa mucho internet, pero la verdad es que supongo que seguiremos por ahí más bien, porque es más fácil, puedes hacer playlists, etcétera.

Regalabais discos, ¿teníais los derechos sobre ellos?
Faris: No… pero no creo que a nadie le hubiera importado. Hice una recopilación sobre viajes al espacio y puse un tema de Spectrum y él estuvo muy agradecido.

¿Cuán importante creéis que es el «look» de un grupo?
Faris: Todos los artistas que nos gustan tienen una identidad muy marcada, así que es normal que usemos una imagen que sea muy poderosa.

¿Pero no os da miedo que alguien no os tome en serio por el modo en que os vestís?
Faris: Creemos que la música tiene que hablar por sí misma. Y en este disco se ve más claro que nunca, en lo intensas que son las canciones y las letras.

Por otro lado, no publicáis los singles de manera que puedan entrar en las listas, así que tampoco os importa tanto el tener éxito…
Faris: Sería divertido salir en programas tipo ‘Top Of The Pops’, pero no es de lo que vamos. Cuando coleccionamos música o hacemos canciones, pensamos en la música, no en cómo vamos a conseguir vender un producto.

Lo más visto

No te pierdas