Los 90 dan de comer a la industria

Por | 28 Sep 09, 13:29

rem_open.jpgEn los últimos tiempos hemos visto cómo desde un punto de vista creativo, los 90 han vuelto a ser inspiración para los grupos independientes. The Big Pink o Girls
se inspiran en Stone Roses, Primal Scream, Nirvana o The Jesus & Mary Chain. Es un ciclo natural. Si a finales de los 90 y principios de nuestra década, se miraba a los 80 y había grupos de electropop por todas partes, ahora es el turno de reivindicar la década siguiente. Sin embargo, hay otra razón para que vuelvan los 90. Fue en esta década cuando la industria vivió su época dorada con ventas multimillonarias conseguidas sólo con un chasquear de dedos.


Hoy conocíamos el regreso de Ella baila sola. Aunque no lo creamos, el grupo será para siempre uno de los más vendedores de la historia de España. Por la sencilla razón de que alrededor de 1996, con sólo radiar los 5 singles que pudieran salir de un disco de éxito, se alcanzaban en nuestro país las 700.000 copias. Hoy en día, eres realmente afortunado si superas las 30.000. Si eres un crack, el grupo más vendedor del país, como el año pasado fue El Canto del Loco, podrías quedarte a las puertas de las 200.000.

Para llegar a esta cifra, tienes que ser un grupo consolidado, con varios discos de estudio y una larga carrera de giras y conciertos, como es el caso de Fito y Fitipaldis. Es imposible que un grupo novel llegue a estas cifras, o si no que se lo pregunten a Russian Red o Vetusta Morla, que llevan un año rondando la lista de ventas y aún no han conseguido el disco de oro.

Fuera de nuestras fronteras, sucede exactamente lo mismo. Fleet Foxes y MGMT han conseguido rondar el millón de copias con sus debuts después de una larguísima carrera de más de 50 semanas en las listas de ventas norteamericana y británica. Por el contrario, grupos que vienen de los 90 como Green Day, Dave Matthews Band, The Prodigy, Muse, Oasis o R.E.M. (recordemos que sus ventas millonarias no llegaron hasta los 90 y por cierto ahora sacan disco en directo) la han alcanzado o se han quedado a las puertas de lograrlo con sus últimos lanzamientos sin conseguir colocar sus singles en radio o sin darnos la sensación de haber vivido un enorme éxito con sus últimas entregas.

La respuesta a este fenómeno es muy simple. Los fans de estas formaciones son los que en los 90 eran adolescentes y compraban cd’s compulsivamente, llevándolos a cifras entre los 10 y 15 millones de copias, con que la industria ya sólo puede soñar. Incluso si a finales de los 80 compraste alguna copia en cinta o vinilo, probablemente después te sentiste obligado a comprar el CD. Ahora aquella generación es fácil que esté más abierta a acercarse a una tienda de discos para completar la discografía de su grupo favorito en formato físico. Una costumbre que quizá desaparezca en los próximos años pero que de momento permanece, también respecto a los artistas de los 80 que han sobrevivido, como U2, Madonna y por supuesto Michael Jackson, que es, de lejos, el artista más vendedor de 2009.

No es raro entonces que veamos a James y a los Pixies de gira. Que vuelvan Pavement, los Cranberries y Ella baila sola. Que Roxette remastericen sus discos. Que Placebo sigan sacando discos. Que Radiohead sean número 1 con todo lo que publican. Que Oasis llenen estadios. Todos ellos son susceptibles de ser número 1 manteniendo sólo el 1% de las ventas que tenían en los 90. Algo que quizá no suceda a Ella baila sola, pero desde luego a Pavement sí.

  • rafel

    Bueno será en el mercado internacional porque en España en los 90 los indies no se comían ni un colín justo en la época en que el pop “comercial” batía records de ventas (el “Más” de Alejandro Sanz, el “Palabra de Mujer” de Mónica Naranjo, el debut de EBS). Vamos que ni “Un soplo en el corazón” ni “Soidemersol” ni “Aquí vivía yo” ni “Lujo y miseria” ni el debut de Astrud vendieron una mierda. Los únicos que vendieron algo fueron Los Planetas y cifras muy modestas. Bueno, Dover sí vendieron pero… ¿eran indies?

    Incluso Fangoria venden más ahora en la época de las descargas generalizadas que con su aclamadísimo “Temporada en el infierno” de 1999!

  • bueno, yo en los 90 era un niño, ya compraba discos, y ahora lo sigo haciendo. Sí, suena raro, pero cada uno tiene sus vicios…
    En esta década, las únicas excepciones de discos muy vendedores han sido el ‘Back to black’ de Amy, y el ‘American Idiot’ de Green Day…
    y bueno, Coldplay han hecho buenas cifras, sobre los 6-9 millones de cada disco, U2 con el HTDAAB y el de Vértigo han vendido sobre 8…
    Eso sí: excepciones.

    En cuanto a españoles, esta década han hecho muy buenas cifras LODVG, Amaral o Estopa (aunque a principios de década) llegando al millón…incluso Café Quijano…

    Ahora parece que mola más pagar más de 15€ por concierto, que no comprarse el disco… La solución creo que la hicieron en el último disco Nada Surf: regalarlo con la entrada.

  • Miguelito

    Que grandes los 90’s!!! Me considero un afortunado por haber vivido mi adolescencia en esos maravillosos años! Por cierto, por qué me da la sensación de que en esta última década no han salido grupos/solistas de la misma grandiosidad de los que nos trajeron los 90? Parece que salen artistas muy buenos pero de un solo disco o canción, y me refiero a nivel popular, no indie. Será por culpa del internet o tendré que esperarme al 2019 para recapacitar mi opinión. El tiempo lo dira… hasta entonces, vivan los noventasssss!!!!

  • Rafel, el artículo no va tanto por los indies, que han variado sus cifras en poca cosa, como por los grupos que movían millones. La tesis es que a la industria le interesa más mantener a REM vivos que descubrir nuevos talentos como MGMT.

    Pero aun con los indies funciona: es más fácil que Los Planetas lleguen a 20.000 copias con un disco nuevo sin single de éxito, que un grupo nuevo llegue a 20.000 copias con un disco con varios éxitos. Y es más fácil que Astrud vendan 2000 copias a que lo consigan Papá Topo.

    Por otro lado, no sé los datos exactos, pero juraría que ‘Una temporada’ vendió 20.000 copias en plan “sleeper” y diría que ‘Absolutamente’ ronda las 10.000-15.000.

  • Ojalá vuelva el jáus.

  • rafel

    En lo que sí estoy de acuerdo contigo, supervago, es que en los revivals hay mucho estudio de mercado de las discográficas.

    Tal vez el problema es que si hablamos de los 90 (o los 80) hay un desfase muy grande entre lo que éstos representaron musicalmente (e incluso sociológicamente) en USA, UK, Europa y España.

    En España, a pesar de records superventas como Alejandro Sanz, fenómenos como Héroes del Silencio y la explosión del indie patrio (que solo vivieron 4 gatos) siempre se considera musicalmente a los 90 como una época de “crisis creativa” comparada con “los dorados ochenta”. Vamos, que en España los 90 son un poco el patito feo. Nada que ver, por ejemplo, con Estados Unidos o UK.

    Por eso mismo, entiendo que las revistas musicales británicas exploten la nostalgia del britpop o incluso de Stone Roses o la escena shoegaze, que las americanas exploten la nostalgia del grunge, que las discográficas y el público sigan apostando por Oasis, Radiohead o Green Day (“Gren Day” para el “amigo” locutor de spotify)… pero en España, ¿qué se va a explotar?: ¿la nostalgia de los exbakalas? ¿de las que eran fans adolescentes de Alejandro Sanz o Héroes del Silencio y ahora son madres?

    Vamos, si en los 90 la industria musical española no apostó por los grupos nuevos y de calidad de entonces, ahora no hay de dónde sacar un “revival noventero”. Es un problema de público y de mercado. En los 90 en España no hubo una preocupación por construir un público ni ninguna escena musical estable como si lo hubo en los 80 (bueno, lo intentó la RDL con el indie nacional, pero poco eco tuvo).

    Como únicas excepciones de artistas más o menos “indies” que pueden vivir de sus réditos noventeros gracias a la “fidelidad” de los fans pondría a Planetas, Bunbury y Dover -a Fangoria el márqueting de las discográficas y las televisiones los consideran “revival ochentero”-.

    Y es que en España los 80 siempre serán más rendibles nostálgicamente y monetariamente hablando. Casi que los únicos ecos de nostalgia noventera aquí se viven cuando Alejandro Sanz o Mónica Naranjo sacan disco (y cada disco que sacan tiene mucha menos repercusión que el anterior). El mainstream español que vende son casi todo grupos posteriores a los 90: El canto del loco, Amaral, Nena Daconte, productos OT…

  • vieho

    Era gracioso poner la radio en los 90, apenas había música en español! ni reaggeton, ni OT ni vainas (incluso se colaban gente como Javier Alvarez).

    El principio de la ‘era del mal’ llegó definitivamente con la latin-invasión. Las nuevas generaciones no conseguían pronunciar todo lo bien que se deseara las letras de los grupos en inglés y hubo que buscar un remedio fácil: riky nocillas martins, carlos bautes, manás, jenniffers lopezs que luego mutaron en versiones de OT hasta el engendro patro-poyeya que hay hoy día.

  • Nui

    Los grupos 90s deberían hacerse un Dover y volverlo a petar.

  • Revival noventero, ya era hora joder. ¿Así que ya puedo ir recuperando mis camisas “de leñador” a cuadros? XD

  • luis

    ojala resucite kobain, resucitando si que venderia

  • Pato Vampiro
  • Como yo fui adolescente y universitario en los 90, supongo que también tengo idealizados esos años, pero para mí la aparición del grunge y de Nirvana fue toda una revolución. Consiguieron, con una sola canción, que todo lo publicado dos años antes sonara obsoleto (en 1988-1990 fueron superventas artistas como Phil Collins, The Christians, Lisa Standfied, Sinéad O’Connor…). Algo así pasa muy pocas veces en la historia y ahora mismo no parece posible, la verdad. Pero está claro que los grandes grupos de los 90 y los 80 (y de los 70, porque los Eagles aun siguen vendiendo mucho en USA cuando sacan discos) han conseguido mantener una gran masa de seguidores que sí compran sus discos. En eso el artículo tiene toda la razón.

    Sobre la música en España, como dicen por arriba, los 90 trajeron la apertura al mundo latino. Primero arrasó Juan Luis Guerra a principios de la década. Después Gloria Estefan vendió un millón de copias de “Mi Tierra” (y eso que cuando se publicó ese disco se consideró un “suicidio comercial”). Más tarde, llegaron Ricky Martin, y Shakira y de repente llegó un momento en que prácticamente la única música que se escuchaba y se vendía en España era en español.

    El problema es que, mientras que en los 80 la música comercial estaba muy relacionada con lo indie (muchos grupos comerciales empezaron como indies), en los 90 ambas “escenas” se separaron por completo, y hasta ahora. Por cierto, Amaral, Estopa y La Oreja empezaron en los 90…

  • schiffrin

    the jesus and mary chain y los stone roses son de los 90?

    si que me adelante a mi tiempo en los 80 cuando me los compre,que guay

  • Certifico lo de schiffrin. Los “otros” 80 (Jesus & Mary Chain, Stone Roses, Smiths, Orange Juice, Beat Happening, Talulah Gosh, los Primal Scream del C86…) llevan siendo reivindicados desde hace tiempo entre los grupos mas independientes. Ahi teneis si no a Cats on Fire, The Wave Pictures, Vivian Girls o The Pains of Being Pure at Heart.

    La nostalgia mainstream de principios de siglo redujo los ochenta a cardados y tecnopop. Me imagino que con los noventa harán algo parecido. De todos modos, si con ello vuelve el tontipop, yo firmo.

  • rafel

    Joder alguien que me cita a Talulah Gosh, qué fuerte. ¡Sólo podía ser en jenesaispop! ;) Ya me habéis alegrado el día.

    Aunque bien es cierto que el C86 caló de forma inusitada entre los indies españoles post-aventuras de kirlian. Quiero decir, seguramente Talulah Gosh o Heavenly han influido más en, por ejemplo, Nosoträsh que en cualquier grupo británico!

    Y sí, ya se ha hablado mucho aquí sobre el divorcio indie / mainstream de los 90 en España, creo que es la clave de todo. El indie se etilizó y el mainstream español o bien se “riquimartinizó” o bien se “joaquinsabinizó” (ese lado “canallita” y “colega” de café gitano o el calvito y los fitipaldis) o aún peor, cogió los tics más gastados del mainstream ochentero para crear engendros asépticos y “aptos para todos los públicos” como LODVG, el canto del moco, alex sobaco, hemorral (a pesar de que los dos primeros discos no están mal y tienen cierta conexión “indie”)…

    Fangoria pueden ser a veces lo peor, pero son de los pocos nexos entre la escena indie y el mainstream que quedan en Spain… Otros con claro potencial comercial como Astrud o LBV nunca fueron entendidos por ser considerados “raros”…

  • No se como se podia ser adolescente o universitario en los early 90’s… antes del interne.

  • Pingback: jenesaispop.com » *Pearl Jam / Backspacer()

  • Pingback: jenesaispop.com » Grandes “flops” 2009()

Send this to a friend