Los 90 dan de comer a la industria

Por | 28 Sep 09, 13:29

rem_open.jpgEn los últimos tiempos hemos visto cómo desde un punto de vista creativo, los 90 han vuelto a ser inspiración para los grupos independientes. The Big Pink o Girls
se inspiran en Stone Roses, Primal Scream, Nirvana o The Jesus & Mary Chain. Es un ciclo natural. Si a finales de los 90 y principios de nuestra década, se miraba a los 80 y había grupos de electropop por todas partes, ahora es el turno de reivindicar la década siguiente. Sin embargo, hay otra razón para que vuelvan los 90. Fue en esta década cuando la industria vivió su época dorada con ventas multimillonarias conseguidas sólo con un chasquear de dedos.


Hoy conocíamos el regreso de Ella baila sola. Aunque no lo creamos, el grupo será para siempre uno de los más vendedores de la historia de España. Por la sencilla razón de que alrededor de 1996, con sólo radiar los 5 singles que pudieran salir de un disco de éxito, se alcanzaban en nuestro país las 700.000 copias. Hoy en día, eres realmente afortunado si superas las 30.000. Si eres un crack, el grupo más vendedor del país, como el año pasado fue El Canto del Loco, podrías quedarte a las puertas de las 200.000.

Para llegar a esta cifra, tienes que ser un grupo consolidado, con varios discos de estudio y una larga carrera de giras y conciertos, como es el caso de Fito y Fitipaldis. Es imposible que un grupo novel llegue a estas cifras, o si no que se lo pregunten a Russian Red o Vetusta Morla, que llevan un año rondando la lista de ventas y aún no han conseguido el disco de oro.

Fuera de nuestras fronteras, sucede exactamente lo mismo. Fleet Foxes y MGMT han conseguido rondar el millón de copias con sus debuts después de una larguísima carrera de más de 50 semanas en las listas de ventas norteamericana y británica. Por el contrario, grupos que vienen de los 90 como Green Day, Dave Matthews Band, The Prodigy, Muse, Oasis o R.E.M. (recordemos que sus ventas millonarias no llegaron hasta los 90 y por cierto ahora sacan disco en directo) la han alcanzado o se han quedado a las puertas de lograrlo con sus últimos lanzamientos sin conseguir colocar sus singles en radio o sin darnos la sensación de haber vivido un enorme éxito con sus últimas entregas.

La respuesta a este fenómeno es muy simple. Los fans de estas formaciones son los que en los 90 eran adolescentes y compraban cd’s compulsivamente, llevándolos a cifras entre los 10 y 15 millones de copias, con que la industria ya sólo puede soñar. Incluso si a finales de los 80 compraste alguna copia en cinta o vinilo, probablemente después te sentiste obligado a comprar el CD. Ahora aquella generación es fácil que esté más abierta a acercarse a una tienda de discos para completar la discografía de su grupo favorito en formato físico. Una costumbre que quizá desaparezca en los próximos años pero que de momento permanece, también respecto a los artistas de los 80 que han sobrevivido, como U2, Madonna y por supuesto Michael Jackson, que es, de lejos, el artista más vendedor de 2009.

No es raro entonces que veamos a James y a los Pixies de gira. Que vuelvan Pavement, los Cranberries y Ella baila sola. Que Roxette remastericen sus discos. Que Placebo sigan sacando discos. Que Radiohead sean número 1 con todo lo que publican. Que Oasis llenen estadios. Todos ellos son susceptibles de ser número 1 manteniendo sólo el 1% de las ventas que tenían en los 90. Algo que quizá no suceda a Ella baila sola, pero desde luego a Pavement sí.

La Tienda JNSP