Prefab Sprout / Let’s Change The World With Music

-

- Publicidad -

Prefab Sprout / Let’s Change The World With Music

prefab_musicAmbicioso el título del último disco de estudio de Prefab Sprout. Paddy McAloon, uno de los compositores más prestigiosos que ha dado Reino Unido, ha decidido dar continuidad a ‘The Gunman and Other Stories’, de 2001, con un álbum que grabó en forma de maqueta y en solitario en 1993, pero que nunca vio la luz por una serie de malentendidos con su discográfica. Y más que una jugada oportunista, su publicación es un ejercicio conceptual emocionante si atendemos a la temática del disco, que no es otra que la música, y recordamos que Paddy sufre una enfermedad que le afecta al oído y a la vista y que, al parecer, le impide componer con propiedad desde hace tiempo.


Quizá lo peor del título del álbum de Prefab Sprout es que lo condena antes de la primera nota a sonar desfasado y poco revolucionario a las nuevas generaciones que rara vez han escuchado hablar de McAloon, pero cualquiera que haya seguido su carrera se dará cuenta enseguida de que ‘Let’s Change The World With Music’ es un disco exquisito, sobre todo en las líneas de piano y teclados, que no ensucia la carrera de la banda y que incluso la redondea.

- Publicidad -

Mientras el estilo de esta entrega a veces está cerca de los New Order más pop (‘Ride’) y la producción, entre el R&B y el synthpop sofisticado que dio a Pet Shop Boys la culminación de su sonido en ‘Behaviour‘, las referencias líricas son más variadas y antiguas: desde Beethoven a Mozart pasando por Dios, bastante pintoresco si atendemos a que el disco se abre con un rap. Lo dice claro una de las letras, «amo la música, en cada estilo», y ‘Let’s Change The World Music’ compensa lo corto que se queda en sus objetivos revolucionarios con buenas canciones que equiparan el amor por la música con el mismísimo amor religioso.

Siempre excéntrico y exigente, McAloon ha dejado fuera el corte que da título al disco, del que se dice que existen tres versiones, una de ellas pensada para ser cantada por Barbra Streisand. Pero sí aparecen otras canciones igualmente reveladoras en su título como ‘Music Is A Princess’ o ‘Sweet Gospel Music’. Una de las más modernas, ‘Meet The New Mozart’, es una de las más explícitas al tratar en su letra sobre el miedo a no triunfar, a morir olvidado, sobre las presiones de la comercialidad, sobre mantenerse fiel a uno mismo. Algo que ha conseguido Paddy, aunque esperemos que la perfección del concepto no implique su adiós definitivo del mundillo.

- Publicidad -

Calificación: 7,5/10
Lo mejor: ‘Let There Be Music’, ‘Ride’, ‘I Love Music’
Te gustará si te gustan: los Pet Shop Boys de ‘Behaviour’, las composiciones de Lennon/McCartney, Aztec Camera, Everything But The Girl
Escúchalo: en Spotify

Lo más visto

No te pierdas

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.