The Very Best + El Guincho

Por | 23 Abr 10, 12:03

guincho-heinekenLa noche no prometía mucho en la Sala Heineken cuando a las 20.30, hora anunciada para el show de El Guincho, había poco más de 20 personas rodeando el escenario. Sin embargo, para cuando en verdad empezó, el recinto estaba más o menos a medias y se fue animando bastante. Al final, ambos sets terminaron siendo una gran fiesta del africanismo en la que Pablo presentó unos sorprendentes nuevos temas que anticipan un segundo disco muy diferente y The Very Best… bueno, The Very Best arrasaron.


El Guincho se mostró agradecido con el público, reconociendo que él no hubiera ido a un concierto a las ocho de la tarde. Era la primera vez que actuaba en un año y se lo notamos porque se equivocó un par de veces dejando sonar unos segundos unos ritmos que no correspondían. Se encargó de la percusión con la derecha, de los sintes con la izquierda y por supuesto de las voces, acompañado de un guitarrista y un bajista, repasando los mejores temas de ‘Alegranza‘ en nuevas versiones, a destacar ‘Kalise’, la primera del set, junto a ‘Costa Paraíso’ y, las dos mejor recibidas, ‘Palmitos Park’ y ‘Antillas’.

Entre las nuevas hay una grabada en Madrid que recuerda a El Guincho a la calle Montera, aunque la noticia es que va a ser verdad que el disco no contiene samples. Las canciones suenan más orgánicas (no sabemos si debido a su interpretación en directo), aún africanistas en sus punteos de guitarra pero algo más ochenteras en relación incluso con Sade (una de las más lentas), Peter Gabriel o Golpes Bajos, grupo al que, recordemos, ya sonaban unos grandes amigos de El Guincho, Extraperlo. La última interpretada, de pegajoso estribillo «Eres un ladrón en mi habitación» (o algo así), parecía emparentada directamente con Mecano. Pablo anunció que su fiesta seguiría en el Nasti, aunque lo que nos dejó fueron muchas, muchas ganas de escuchar su nuevo disco. 8.

very-best

Lo primero, cómo mola tener un grupo que se llama The Very Best para salir al escenario y soltar «We are The Very Best». Igual por eso la banda fue saliendo y presentándose a sí misma poco a poco: primero el Radioclit a los platos, después Esau Mwamwaya y por último el segundo vocalista. Tras unos sonidos de selva y un tema introductorio, la gente enloqueció porque la primera canción de verdad no fue otra que su interpretación del ‘Paper Planes’ de M.I.A. con tiros, cajas registradoras y todo. Continuó la sensacional ‘Julia’, mucho más animada que en el disco, y la celebración ya estaba asegurada, con momentos cumbre por ejemplo como su remix de Yeasayer. «I say «hey» and you say «ooh»».

Realmente hay quien puede decir que el set fue un timo. El dj, único músico sobre las tablas, más que a pinchar se dedicó a darle a play y a dar botes por el escenario, muy sonriente eso sí, con dos globos en forma de palmera en las manos, virtiendo vodka sobre la boca de los asistentes de la primera fila. Convencían las dos gachís de color que llevaban para bailar, pero sus panderos se quedaron en anécdota cuando hacia la mitad del show los chicos invitaron a subir a dos muchachas del público, una de ellas dando saltos sin quitarse el bolso, muy mona.

Hacia el final, durante su gran hit ‘Warm Heart of Africa’, subieron decenas y decenas de personas, prácticamente la mitad de la sala, y aquello se convirtió en un verdadero desfás, con las niñas restregándose los globos en forma de palmera por todo el tema, la botella de vodka rulando de boca en boca por toda la sala y todo el mundo partiéndose de risa. El grupo cerró con una reinterpretación de ‘Will You Be There’ de Michael Jackson. Mientras recogían sus instrumentos, la gente pedía más, pero tuvieron que explicar que no hacían bises porque les parecía una tontería. Hasta para eso fueron salaos. 8,5.

Este evento se repite en Sevilla este sábado 24 de abril. Foto: Heinekenpro.

La Tienda JNSP