Bigott: «Acabo de aprender a hacer arrobas»

Por | 08 Jun 10, 20:16

bigott_entrevistaBigott sigue presentado su cuarto disco, ‘This Is The Beginning of a Beautiful Friendship‘. Después de pasar por los festivales Primavera Sound o el Europa Vox en Francia, este sábado 12 de junio actúa en el Festival Gea de Tarragona. Además, tiene cerradas actuaciones en los festivales Faraday (Vilanova i la Geltrú), FIB y el Luna Lunera (Sos del Rey Católico, Zaragoza). Bigott ha compartido con nosotros unas cuantas anécdotas y nos ha hablado de cómo ha evolucionado la banda en los últimos años, su relación con Paco Loco, con Pedro Vizcaíno, con internet y los ordenadores.


Da la sensación de que ‘Fin‘ salió a la venta hace nada, y de repente, nuevo disco. ¿Vas a seguir con la tónica de sacar un disco al año?
Bigott: «Espero que sí. Me lo he propuesto, hasta que me haga rico».

¿Hay nueva colección de canciones ya en el horizonte?
Bigott: «Sí, ya está todo preparado».

Nosotros somos más de la opinión de que lo breve si bueno… ¿Seguirán siendo así de fugaces tus próximos discos? ¿O volverá a haber otro de mayor duración como ‘What a Lovely Day Today’? ¿Es algo consciente o simplemente salen así?
Bigott: «No sabemos todavía. Está hecho pero hasta que no se grabe no se puede saber lo que saldrá».

¿Sería posible un disco de Bigott sin la producción de Paco Loco?
Bigott: «Sí, claro que sería posible, ¿por qué no? De momento no entra en mis planes pero si surgiera la posibilidad claro que lo haría. Se vendría Paco conmigo y así le evitaría otros trabajos».

¿Qué significan para ti Paco Loco y Muni Camón?
Bigott: «Significan todo. Un tipo que te graba, una tipa que te ayuda, que te arregla todo, que te manda a la piscina o a la playa… no sé, está guay. Me han cambiado la vida. No sé a quién follarme primero, si a Muni o a Paco».

¿Dónde se grabó el videoclip de ‘Dead Mum Walking’?
Pedro Vizcaíno: «En unas trincheras de la Guerra Civil en Monegros. En la ruta de Orwell. La que dicen que hizo George Orwell en su estancia con los republicanos».
Bigott: «Llevábamos más de medio año intentando hacer un vídeo que se pudiese vender, que se pudiese poner en las teles y tal. Y mandamos a catorce pavos ahí durante cuatro meses a buscar localizaciones y aparecieron las trincheras éstas de Orwell y de ahí surgió la idea, el storyboard, ¡imagínate!»

¿Estaba ya ideado antes de grabarlo o contiene partes improvisadas?
Bigott: «No, no, no, ahí no hay nada improvisado. Está todo escrito, todo hablao en unas reuniones de éstas brutales, con cenas y todo, a lo bestia (risas). Y las tomas falsas están rodadas por Bigotto, el actor secundario Bigott. Es el que va a recoger los premios , el de las tomas arriesgadas… ¡Atoperrrrrl! (Bigott saca su Sound Machine, ésa que lleva a los conciertos, y lanza un grito espeluznante).

¿Se puede contar que Karl Marie Petrov, el director del vídeo, es sólo un pseudónimo?
Pedro Vizcaíno: «Se puede decir que es un director… (risas) Di lo que quieras.

Y hablando de ‘Dead Mum Walking’… ¿cómo se te ocurre un verso como «your mum is out of tune»? ¿qué tienen en común «estar muerto» y «estar desafinado»?
Bigott: «¿Eso digo? ¡Qué barbaridad! Me sorprendo, cuánta poesía ahí metida. Pues no sé, no me lo había planteado nunca así, no había pensado en eso. No lo sé, creo que no tiene ningún sentido. Aunque yo creo que engancha, ¿no? Queda bien, la muerte queda bien. La de mi madre queda guay».

¿Es más fácil encontrar las palabras en inglés para decir estas cosas?
Bigott: «Es que en español ¿cómo dices «mi madre muerta y desafinada»? Eso solo lo podría decir Algora, tía».

Haciendo referencia al tema ‘New York s’eveille’… ¿qué prefieres? ¿un despertar neoyorkino o zaragozano?
Bigott: «Hombre para la tele prefiero un despertar neoyorkino, pero para la vida real prefiero Mañolandia, que tengo ahí la churrería, el mercao…»

Tocaste en el Europa Vox Festival -Clermont-Ferrand (Francia)- ¿cómo surge tu participación ahí y cómo ha sido la experiencia?
Bigott: «Nos llamaron, querían que formáramos parte del cartel entre otros grupos españoles invitados, aunque no había demasiados. Nos vinieron a buscar en una fragoneta donde sólo cabíamos tres de pie porque tenía un local de ensayo en la parte de atrás, increíble, yo me quedé flipao. Nos llevaron a un ágape français, con los quesos y tal. Y tocamos dos veces en el día, nos hizo trabajar el mánager. Y guay, muy chulo. Había mucha gentecica, respondieron muy guay. Aunque había un ambiente un poco raro, un poco apagadicos todos, como puestos de morfina. Vimos a Richard Hawley, aunque no el concierto entero, porque nos quedamos secos. Y mira que me gusta, pero apareció a las 12 de la noche a tocar ahí sus baladas y aunque el sonido era guay, quizá no era la mejor hora. Pero en general muy guay el festival».

Hace unos meses comentamos en nuestra web una entrevista que concediste a Cuatro. Algunos lectores criticaron tu particular espontaneidad cuestionado hasta qué punto podría ser o no beneficiosa para ti a largo plazo. ¿Qué les dirías?
Bigott: «Uy, ¿la he liado? Vale, pues me voy a preparar más de ésas».

¿Qué relación tienes con internet?
Bigott: «Acabo de aprender a hacer arrobas. El otro día me ponía ahí Clarín como un retrasadico delante de la pantalla. Le compré un ordenador portátil y como no le puse antivirus pues saltaban todas las páginas porno. Y estuve como unos cuatro meses con una tía en una barra frotándose parriba y pabajo, como en 3D. Pero que yo ni me metí ¿eh?, que se quedó ahí fija en la pantalla. Me paso mis raticos en internet, pero no tengo ninguna web favorita, no sabría llegar a ellas. Yo abro Google y busco lo que me apetece, imágenes, vídeos, MySpaces…»

¿Qué diferencias ves entre el Bigott de ‘That Sentimental Sandwich’ y el del último álbum?
Bigott: «El cambio es todo por el súper trabajo de Peter (Pedro Vizcaíno). Que me cogió éste, un tipo con talento, y dijo «por este tipo voy a apostar». Y yo le dije: «yo en tus manos, Peter». Por lo demás, que cada vez se sube más gente al carro, cada vez somos más en el grupo y no sé cómo va a acabar esto, como la Polyphonic Spree o algo así. Cada vez que viene alguien nuevo a tocar y digo «Peter, hay nuevo fichaje», ya acto seguido llega el «nooo, ¡no me jodas!»».
Pedro: «Es que además cada uno es de una ciudad. Ahora el técnico resulta que es canario, la banda esta en Cádiz… pff».
Bigott: «¡Imagínate cuando me dijo Paco la primera vez «oye, que vamos a ensayar con el Skype»! Está muy guay, te puedes apañar perfectamente. Aunque antes de empezar la gira nos fuimos Clarín y yo a casa de Paco a ensayar intensamente».

¿Hay algún concierto que recuerdes con especial cariño?
Bigott: «El del otro día en el Primavera Sound, por ejemplo. Que no encontrábamos al batería. De la tufa que llevaba desde la noche anterior se había quedado dormido en la tarima de la batería donde íbamos a tocar y ahí lo encontramos antes de la prueba de sonido. Y al otro batería lo llamamos y estaba en la Rambla sin dinero, también con una tufa… Apareció en el último minuto. Lo recuerdo con buen rollo. Pero si te refieres a lo de tocar y eso, también estuvo guay. A pesar de la mala hora y de tocar en el último escenario del camino, al terminar habría unas 1000 personas. Si te pones a pensar es una burrada. Vamos, no hemos metido 1000 personas en ningún lado… Bueno, en mi casa alguna vez (risas).

¿Qué mola más: King of Patio Records o Grabaciones en el Mar?
Bigott: «No conozco a ninguno de los dos (risas). El primero mola porque es mío y el segundo por la amplia carrera que lleva a las espaldas». Angèle Leciel y Quietmansmiling. Foto: jenesaispop!

Etiquetas:

La Tienda JNSP