Deerhunter / Halcyon Digest

-

- Publicidad -

Deerhunter / Halcyon Digest

200px-Halcyon_DigestDice Bradford Cox que el título de su nuevo álbum es una referencia a un conjunto de recuerdos reales e inventados, al modo en que escribimos y re-escribimos en nuestra cabeza lo que recordarmos para terminar siendo «una versión resumida» de lo que queremos recordar. «Es triste», concluye. ‘Halcyon Digest’ contiene por tanto bastante decepción desde su observación de la realidad, algo que se manifiesta en letras y melodías, pero al menos podemos decir que, en lo musical, sí es un compendio más perfecto que idílico de muchas de las mejores cosas que han pasado en los últimos 60 años.


Microcastle‘ contenía infinitas referencias al indie de toda naturaleza y en este álbum Bradford Cox ha querido hacer un homenaje al art-rock de los 70 y los 80 con el que ha crecido. Aunque ninguno domina claramente como influencia mayor, cita en concreto a B-52’s, Lou Reed o XTC. Las guitarras de ‘Memory Boy’ se mueven más bien cerca de los Smiths, los Pixies o los grupos de la C-86 y Sonic Youth parecen asomarse de vez en cuando mientras ‘Revival‘ podría haber sido por melodía un himno de brit-pop o un single de Beck. El guitarrista Lockett Pundt, que tiene un proyecto paralelo llamado Lotus Plaza, demuestra en ‘Desire Lines’, que encantará a Arcade Fire, que sabe perfectamente de qué va la cosa, cuando se desahoga en cuatro intensísimos minutos finales instrumentales.

- Publicidad -

‘Halcyon Digest’ brilla también en sus referencias a los años 50. Es a lo que suena la estupenda ‘Don’t Cry’, tan cerca del noise como de esta década, o ‘Basement Scene’, una de las canciones destacadas. Su principio recuerda a ‘All I Have To Do Is Dream’, el tema popularizado por Everly Brothers, y su temática, que no distingue realidad de sueño, parece primordial en el álbum, junto a la amistad, casando a la perfección con la última pista del tracklist, ‘He Would Have Laughed’, dedicada a Jay Reatard, que murió mientras dormía.

El sonido es por eso onírico, sucio y lo-fi incluso cuando se incorporan vientos, como es el caso de ‘Colorado’, aunque se nota especialmente en el final de ‘Helicopter‘ que Ben Allen (colaborador de Animal Collective) ha realizado la mezcla y ha aportado ideas. Al final, por una razón diferente, todas las canciones, desde la densidad hipnótica de ‘Earthquake’ a la fantástica guitarra de ‘Helicopter’, pasando por ‘Fountain Stairs’, que huele a clásico por todas partes (la podían haber cantado la Velvet perfectamente), alcanzan la categoría de épico sin estridencias.

- Publicidad -

Deerhunter no dejan tras ‘Halcyon Digest’ ningún lugar a dudas sobre el importante lugar que ocupan en el indie internacional, capaces de crear imágenes tan desasosegantes como ‘Helicopter’ («coge mi mano y reza por mí / mis últimos días en compañía / el diablo viene a por mí / y los helicópteros rodean la escena») y sobre todo una colección de canciones entre las que cuesta mucho escoger favoritas.

Calificación: 9/10
Lo mejor: ‘Helicopter’, ‘Revival’, ‘Don’t Cry’, ‘Memory Boy’
Te gustará si te gusta: la Velvet Underground, la música indie en general con todo lo que conlleva
Escúchalo: en NPR

Lo más visto

No te pierdas

Greta Van Fleet, Ariana, Lizzo: la crítica musical no está para haceros la pelota

Greta Van Fleet sitúan a los críticos musicales escribiendo "desde el sótano de sus madres".

20 años de ‘Fallin’ de Alicia Keys, la gran canción de blues del siglo XXI

Este 2 de abril se han cumplido 20 años del lanzamiento de 'Fallin', el primer single de Alicia Keys....