Quantcast

‘Machete’ o la exploitation resabiada

-

- Publicidad -

‘Machete’ o la exploitation resabiada

‘Machete’ pasará a la historia pop del cine por dos cosas: su origen (un estupendo trailer prenatal) y el topless (melenudo) de Lindsay Lohan. Dos razones (no, no voy a poner “poderosas”) significativas, sin duda, pero quizá demasiado exógenas para que sumen en la valoración crítica de la nueva película de Robert Rodriguez.

‘Machete’ es algo así como la sublimación de su propia ‘Planet Terror’: mismas formas, ampliación de referentes y, como novedad, inyección de discurso sociopolítico. Mismas formas: Rodriguez demuestra su pericia para la reproducción irónica y nostálgica de la materialidad y los rasgos estilísticos de la exploitation (o mexploitation, como la ha bautizado el propio director por su contenido mejicano).

- Publicidad -


Ampliación de referentes: el cine de acción zetoso y el folclore tex-mex son los ingredientes más vistosos de un mejunje grasiento y, como es habitual en Rodriguez, plagado de guiños y fetichismo textil y cinéfago (sobre todo femenino, basta ver los atuendos finales de las tres chicas protagonistas).

Discurso sociopolítico: las medidas contra la inmigración perpetradas por el gobierno de Arizona son caricaturizadas de forma tan divertida como tosca, incluyendo la aparición de un Robert De Niro sin dirigir.

- Publicidad -

Resultado: una macarrada posmoderna y resabiada, imitación del cine de acción más legañoso, con mucha menos gracia que la que se hace a sí misma, y carente -salvo en la violencia- de los encantos de la verdadera exploitation: ingenuidad camp, desaliño formal y narrativo, y mucho humor involuntario. 5.

Lo más visto

No te pierdas