Muere Solomon Burke

Por | 10 Oct 10, 11:51

Solomon Burke viajaba desde Los Ángeles al aeropuerto de Schiphol para dar una actuación el próximo martes, 12 de octubre, en Amsterdam. Se disponía a presentar su reciente álbum ‘Hold On Tight’, trece canciones escritas por el grupo holandés De Djik con el que iba a actuar, pero ha fallecido durante el vuelo. Tenía 70 años, 21 hijos, 90 nietos y más de 30 álbumes de estudio, que venía publicando desde 1962. Nunca ha sido un artista de gran éxito en la música soul y R&B, pese a haber sido una declarada influencia para artistas como Bob Dylan, Brian Wilson, Elvis Costello, Tom Waits o Rolling Stones, que lograron dar repercusión al inmortal ‘Everybody Needs Somebody To Love’, imborrable en uno de los momentos más míticos de la historia de la música, en la película ‘The Blues Brothers‘. Pocos saben que la escribió este gigante, cuyo sobrepeso le obligaba a actuar sentado desde hace ya unos años.


Nacido en Philadelphia, compaginó su carrera musical con su otra vocación, la de predicador. Durante los años sesenta publicó varios álbumes en el sello Atlantic pero, como decíamos, nunca alcanzó un gran impacto comercial, pese a canciones como ‘Cry To Me’, que hoy muchos recordarán gracias a su aparición en la película ‘Dirty Dancing‘.

Probablemente su empeño por mezclar música negra y country le supuso cierta impopularidad entre los negros, más inclinados por los artistas que optaban por enarbolar la bandera del orgullo racial. Aun así, su incesante actividad musical durante los 70, 80 y 90, le valieron un reconocimiento y respeto que le convirtieron en leyenda viva del soul en la pasada década, cuando consiguió entrar en el Rock And Roll Hall Of Fame. En 2002, su carrera se vio revitalizada gracias al productor Joe Henry (de reciente éxito crítico por sus álbumes ‘Civilians’ y ‘Blood From Stars’), que trabajó para él en el álbum ‘Don’t Give Up On Me‘, en el que Dylan, Waits, Costello, Wilson, Van Morrison y Nick Lowe escribieron canciones para que Burke las interpretara. En 2003, el disco obtuvo el Grammy al mejor álbum de Blues Contemporáneo.

A partir de ahí, erigido en mito del soul, Burke ha continuado incesante publicando discos y girando postrado en su trono, llegando a ser cabeza de cartel en festivales de la talla de Glastonbury y Bonaroo, en 2008, o la edición británica del Womad en 2009. Esas giras incluyeron visitas regulares a nuestro país, como aquella mítica actuación en el festival Vía Jazz 2003, en la sierra de Madrid. Muchos recordaremos para siempre a ese gigante del soul sudando ríos bajo sus sempiternas gafas de sol y su sombrero de ala ancha.

Etiquetas:
  • Antonio

    Que descanse en paz.
    Todos lamentamos esta pérdida.
    Se ha propuesto la creación de un homenaje póstumo en su honor en http://WWW.RequiemInPace.com

  • Tenía 70 años, 21 hijos, 90 nietos y más de 30 álbumes de estudio. FUCK YEAH!

  • Sorgin

    otro grande que se nos va… ¡disfrutemos de su legado!

  • boys of melody

    Un grande de la música.

  • esperandoelnitbus

    king

  • unpunto

    Vaya mierda de noticia. Vaya mierda. Viva Burke, joder.

  • Daniel Precoz

    Qué putada!!
    Este señor sí que era uno de los grandes.

    Pregunta quisquillosa: ¿se puede decir “dar una actuación”?
    No sería “dar un concierto” u “ofrecer una actuación”?

  • cada vez quedan menos de estos..21 hijos, madremía..

  • Espoir

    Admito que lo descubrí gracias a Dirty Dancing (qué temazo, qué escena, qué espaldas de Patrick Swayze, por Dios).

Send this to a friend