Háblame del hit: ‘Forma, sentido y realidad’, humor y cultura pedante

-

- Publicidad -

Háblame del hit: ‘Forma, sentido y realidad’, humor y cultura pedante

Klaus & Kinski son esta semana número 1 de nuestro top por votación popular con su nuevo single, ‘Forma, sentido y realidad’, extraido de su segundo disco, ‘Tierra, trágalos‘. Aprovechamos para profundizar en este tema con Alejandro y Marina, que también hablan sobre el vídeo realizado por Luis Cerveró. Klaus & Kinski dan este viernes 22 de octubre un concierto especial en Madrid (invitaciones aquí). El 3 de diciembre actúan en el CuVa de Santander y el 12 de noviembre en Londres.


Os presuponemos fans del noise, los shoegazers, etc, pero ‘Forma, sentido y realidad’ es un tema bastante disco. Alejandro, ¿cuál fue tu primer contacto con este tipo de música?
Alejandro: «Supongo que fue cuando veraneaba de pequeño en un pueblo de playa: escuchaba desde mi casa la música que ponían en la discoteca, que en realidad era la piscina local y se hacía llamar Tronco-Disco. Eran los hits ochenteros, lo de Modern Talking, el ‘Words Don’t Come Easy’, todo eso… Yo lo escuchaba totalmente fascinado y me preguntaba «¿qué habrá allí, qué harán los mayores?». De mayor lo pude comprobar, y no me entusiamó (jamás he bailado y mucho peor con respecto a ligar). Así que me quedo con la experiencia nostálgica de la terraza de la casa de la playa».

- Publicidad -

En concreto este tema, ¿es uno de los que más orgulloso estás o de los que menos? A veces se tiene la sensación que para alguien de pasado rockero, estos sonidos siempre serán vistos como una broma…
Alejandro: «A veces le coges ojeriza a algunos temas, pero va por épocas. Van relevándose. Ahora mismo ese tema en concreto me parece bien. No es que escuche mucho disco, pero creo que hay temas disco absolutamente fascinantes y bellísimos, especialmente antiguos. A lo mejor es que soy esclavo de la rememoración nostálgica, y quizás dentro de quince años lo que hay ahora sonando me emocione. Puede que no sea un criterio muy objetivo, pero tampoco es que el pop tenga demasiada ciencia».

Hay una parte de la letra que mola mucho, la de pescar, los pies mojados, etc. ¿Esconde cierto miedo al agua u odio hacia la playa?
Alejandro: «No. Es un ejemplo de algo intrascendente, casi cotidiano, trivial. La playa me gusta. A Marina menos, excepto si no hay ni una sola colilla en diez toneladas de arena de playa. Yo puedo bañarme en la mierda».

- Publicidad -

¿Habéis salido a pescar alguna vez?
Alejandro: «De pequeñajo, con amigos, pero no sé si eso era pescar. Consistía en tirar un sedal atado a un corcho al mar, cerca de las rocas. Y así echabas casi la tarde entera, porque no ocurría gran cosa».

La estructura de la canción es muy disco, empieza con una frase casi sin música, luego se incorporan más instrumentos y termina con un «na-na-na-na», como por ejemplo ‘I Will Survive’. ¿Tenías claro que una canción con esta temática tenía que ser tan «disco» o fue casualidad?
Alejandro: «Quería hacer algo acerca del sinsentido, aunque no tenía claro cómo, formalmente. El caso es que las letras definitivas las suelo hacer después de la música, en base a ella, tenga o no tenga ya un tema predefinido. A veces la música subraya una idea, o un sentimiento, y a veces no, juega por oposición, o con todo lo que queda por enmedio. Aquí, por ejemplo, se habla de algo trascendente sobre un fondo más o menos frívolo (o lo que tradicionalmente se asocia con la frivolidad dentro de la música disco, aunque esto es discutible) y un poco nostálgico».

¿Cómo llegasteis a trabajar con Luis Cerveró en el vídeo? ¿De hacer algo con él teníais claro que tenía que ser sobre esta canción?
Marina: «Estábamos muy contentos con los vídeos que habíamos hecho con Chema, pero Tanis nos propuso cambiar y a nosotros nos pareció bien. Justo acabábamos de ver el vídeo de Luis para Triángulo de Amor Bizarro y nos apetecía hacer algo parecido, más simbólico y oscuro. Tanis habló con él antes del verano y ya nos pusimos en contacto. Nos presentó Manu-Anntona en el Primavera Sound, pero me dio un ataque de timidez y me fui corriendo, no creo que Luis siquiera se acuerde, aunque Manu se ríe mucho todavía. Elegimos la canción antes, aunque creo recordar que nos costó un poco ponernos de acuerdo sobre cuál iba a ser el siguiente single».

¿Tuvo Luis alguna otra idea para hacer el clip?
Marina: «Cuando hablamos las primeras veces él me iba preguntando cosas sobre nosotros y si había algo que nos gustara o disgustara especialmente. Yo le pedí que no saliéramos desnudos y le conté que somos poco dados a los aspavientos. También le mandé un enlace al vídeo de ‘Minusvalía‘, de Astrud, que creo que es mi vídeo favorito del mundo. Es de Jimmy Gimferrer. Luis me contó que llevaba tiempo buscando una excusa para hacer un vídeo en blanco y negro y a partir de ahí ya fue pensando todo. Lo siguiente que nos mandó fue un dossier con las ideas que tenía para el vídeo; nos encantó todo, así que no le dimos opción a que pensara nada más.

Alejandro: «La verdad es que ese vídeo de Gimferrer tiene una fotografía preciosa, y nos gustó que en ese primer momento le entusiasmara el hecho de querer buscar algo así formalmente. Aunque él luego tiró hacia otra cosa, la fotografía sigue siendo muy evocadora».

Lo más raro del vídeo es el uso de imágenes en mitad de las escenas, ¿tienen algún «sentido» o son un homenaje a la letra?
Marina: «Las imágenes intercaladas hacen alusión a la realidad que, según nos contó Luis, la Wikipedia define como «todo lo que existe». Lo que se busca es crear un efecto de extrañeza en el espectador, o algo así, mediante estas imágenes reales. En el vídeo están representados de alguna manera los tres conceptos a los que hace alusión el título».

¿No os ha dado corte salir ahí dándoos un beso? ¿Cuántas tomas hicisteis?
Marina: «Pues sí, solemos pasar esa parte del vídeo y no nos atrevemos a enseñárselo a nuestras madres. Hicimos algunas tomas, porque nos daba la risa. Luis le decía a Álex que me agarrara de la nuca y él me hacía un extraño masaje en los hombros que resultaba bastante cómico. Nos extrañamos mucho, cuando se estrenó el vídeo de que hubiera gente que no sabía que ya estábamos juntos antes incluso de que existiera el grupo».

¿El clip en sí está inspirado en alguna película en concreto?
Marina: «Más que en una película en concreto, creo que ha usado recursos de directores y fragmentos de pelis que le gustan. Nos habló de Cassavetes y Warhol. También quería usar trucos que recordaba haber visto de pequeño y tratar de recrear los efectos que producen algunas performances artísticas antiguas. Lo que más nos gusta es que ha sabido retratar esa mezcla de cultura pedante y humor que creemos que nos caracteriza».
Alejandro: «¿Humor? En todo caso sólo somos cultura pedante».

Lo más visto

No te pierdas

‘Otra ronda’: Thomas Vinterberg ya puede ir brindando por el Oscar

Crítica del film en el que los personajes usan una coartada intelectual para, en vez de ir al psicólogo, ir pedo todo el día.

Ella Baila Sola optan por un secretismo siniestro y pasado de moda en sus entrevistas promocionales

Ella Baila Sola han acudido esta noche a El Hormiguero, como estaba anunciado a bombo y platillo, para hablar...