Quantcast

‘La noche de Felipe y Letizia’: de plebeya a princesa

-

- Publicidad -

‘La noche de Felipe y Letizia’: de plebeya a princesa

Probablemente Telecinco haya pensado que a falta de una figura como Lady Di en España, buenos son el Príncipe Felipe y la Princesa Letizia para hacer una miniserie de éxito. «Veamos cómo revolucionó el Príncipe a la Monarquía española». Y así se han sacado ‘Felipe y Letizia’, que ha venido a suplir esa carencia que teníamos los españoles de biopics reales sobre nuestros futuros monarcas.


En un momento determinado, la idea podría ser hasta divertida, si no fuese totalmente ridícula. Cuando las miniseries (y especialmente las de este tipo) se centran en personajes que ni son iconos de nada ni se han rodeado continuamente de escándalos, el resultado final termina resultando patético. Y es uno de los problemas fundamentales de la cadena amiga, que además ha pensado que es buena idea que los guionistas incluyan chistes socarrones durante el guión. Porque eso de empezar con Letizia Ortiz diciendo «y recuerden: los precios no cambian, solo cambia la moneda» ha sido de lo más chistoso. Eso por no hablar de la discoteca Oh! Viedo, que si verdaderamente existe, estamos fascinados ante tal despliegue de creatividad en su denominación.

- Publicidad -

De todos modos, lo que más sorprende en realidad es el cutrerío generalizado: los acentos de los Reyes, interpretados por Juanjo Puigcorbé y Marisa Paredes, son como para echarse a llorar. La Reina parece francesa, y el Rey mejor no decir lo que parece. Y además, el problema principal está en que se intenta montar una historia de la que nos faltan muchísimos datos, porque la Casa Real se ha encargado de no airearlos.

De momento no hemos visto los momentos más truculentos del noviazgo (cuando se supone que los Reyes se oponen más firmemente al matrimonio, en antena el próximo miércoles), pero a nadie se le ha escapado que han pasado de puntillas por un inicio de la relación que ha dado paso a dos historias diferentes: una bastante chunga que parece sacada de Disney con besos a cámara lenta y todo y un almibarado retrato de la Familia Real que no para de darse besos y de quererse muchísimo. Claro, que no ha habido nada como esos improvisados cortes a publicidad, fiel reflejo del escaso respeto con el que trata Telecinco a sus televidentes.

- Publicidad -

Calificación: 3/10
Destacamos: la tensión sexual entre pobres y ricos, éxito seguro. Sí, igual que aquí.
Te gustará si te gusta: ‘La Cenicienta’, ‘Blancanieves’…
Predictor: probablemente va a barrer en audiencia Sorprendentemente, ‘Hispania’ ha ido mejor.

Lo más visto

No te pierdas