Los artistas opinan sobre el Movimiento 15-M

Por | 20 May 11, 13:56

Hace semanas habíamos pensado en hablar con los grupos de Madrid sobre la criticada noche madrileña durante la legislatura que está a punto de terminar. Pero a la hora de realizar las entrevistas, estaba claro que el asunto quedaba en segundo plano como consecuencia de la actualidad. Por eso hemos aprovechado la misma ronda para preguntar a los mismos grupos y otros diferentes sobre el Movimiento del 15-M, estos días en boca de todos. Opinan Nacho Vegas, Alejandro de Klaus & Kinski, Rodrigo de Triángulo, Guille de Ellos y una decena de artistas más sobre estas dos cuestiones:

1.-¿Ha cambiado tu intención de voto el Movimiento del 15-M? ¿Qué opinas de él?
2.-¿Votarás el domingo?

Nacho Vegas:
1.-«Me parece algo natural, emocionante, estaban pasando cosas jodidas y la gente no protestaba. La gente está harta de las cosas. El movimiento nace de una indignación natural, de ver cómo están las cosas. No creo que la ley beneficie a un partido en concreto. La gente protesta porque aquellos a los que eligen no te representan. Hay otros poderes que son los que manejan las cosas. Lo que queremos es una democracia real. Que lo que votamos en las urnas sea gente que se preocupe de nuestros intereses, no del FMI o Angela Merkel».
2.-«No, creo que no voy a votar».

Pau (La Habitación Roja):
1.-«No. Hace tiempo que ciertas cosas se sabían, aunque si el movimiento (que apoyamos 100%) sirve para que más gente lo sepa y actúe, mejor que mejor».
2.-«Sí. ¡Todos a Sol!».

Guille Mostaza (Ellos):
1-«Siempre está bien que la gente se movilice, para lo que sea. Lo bueno de esto es que refleja lo hartos que estamos todos de que se nos trate como moneda de cambio, de que no se mire por el bien del pueblo sino por el de los cuatro que manejan el cotarro, asunto que cada día es más extremo y más evidente. Ayer hablaba de esto con unos amigos y estábamos de acuerdo en que ya no es un tema sobre de quién es de derechas o quién de izquierdas ya que actualmente casi que es lo de menos. Las cosas se están haciendo mal desde hace mucho tiempo y es curioso como la mayoría señala con el dedo al amigo Zapatitos y le marca como el mayor culpable de todo olvidando que fue Aznar y su agresiva política macroeconómica, de la que tanto presumía, el que se inventó lo de subir los precios de la vivienda para luego dejarnos a todos con una burbuja inmobiliaria que casi parece de chiste. De chiste malo, claro. Y sí, el movimiento #spanisrevolution está bien, pero echo en falta algo de organización y unos objetivos algo más claros. ¿Exactamente qué se quiere conseguir? ¿Cuáles son los objetivos? ¿El propósito? He leído todas las propuestas en la ESENCIAL página web y me parece tan bonito que es casi irreal, pero echo el falta algo más de organización, así todo sería más efectivo, aunque yo por lo que realmente abogo es por liarla bien liada casi a nivel terrorista. Menos mal que no piensan todos como yo porque si no entraríamos directamente en una guerra civil. Ya sabemos todos lo hartos que estamos y siempre es de agradecer ver que no eres el único que está hasta los huevos, y aunque creo que se podrían hacer las cosas mejor, es un buen comienzo».
2-«Votaré el domingo y votaré, como siempre, a los que nunca ganan. Ir a votar ahora, más que nunca, es esencial, aunque sea simplemente para luego poder quejarme. Todo el mundo a las urnas, a ver si cambiamos algo de una vez y nos dejamos de tanta pasividad quejumbrosa. Es necesario un cambio ya, llevan mucho tiempo tomándonos por gilipollas».

Alejandro (Klaus & Kinski):
1.-«Me produce ilusión y emoción, vértigo y euforia. Y envidia de la gente que es más valiente que nosotros, tira del carro y nos contagia su entusiamo. Hacen falta para contrarrestar nuestra apatía. Y orgullo, porque al final parece que somos mejores de lo que parecíamos. No me influye respecto a lo que pensaba hacer el domingo, pero sí me reconcilia un poco más con la raza humana. O al menos con una parte de la hispánica».
2.-«Sí».

Gari (Ornamento y delito)
1.-«No, pero me han hecho mucho más feliz de vivir donde vivo».
2.-«Yo sí y -completamente de acuerdo en eso con democracia real ya- a ninguno de los dos principales, idénticos partidos (ni desde luego a Rosa Díez, Dios me libre). Como escuché ayer en Sol: peperos y sociatas son las mismas ratas».

Ibon (Single)
1.-«No».
2.-«Votaré, aunque solo sea por frenar un poco al PP».

Ed Wood Lovers:
1.-«No, lo teníamos bastante claro antes de que ocurriera todo esto. El sentimiento de indignación ante la situación de las personas que están manifestándose lleva en la calle bastante tiempo y ahora ha cristalizado en estas protestas, bien por ellos».
2.-«Por supuesto. El primer paso para que algo cambie es ir a las urnas y expresar este descontento que sentimos. La gente piensa que votando no se pueden cambiar las cosas y no es así, sólo hay que darse cuenta de que la masa que no vota habría ganado cualquiera de las elecciones que se han celebrado».

Betacam:
1.-«En realidad, no. La intención de voto nace de un sistema de valores que ninguna manifestación, por muy de acuerdo que esté con ella, debería poder cambiar».
2.-«Dicho lo cual, no votaré en estas elecciones, ya que me pillan en el extranjero y no llegué a entregar a tiempo los papeles del voto por correo. Mal, mal, mal… De todos modos, como cántabro no empadronado en Madrid, lo de votar a distancia (y no me refiero al voto por correo) me plantea más dilemas que otra cosa».

Rodrigo (Triángulo de amor bizarro):
«Yo creo que hay razones para la revuelta desde hace bastante tiempo, asÍ que tienen todo nuestro apoyo.
En Europa la gran mayoría de cargos de importancia tanto en el sector público como en el privado está en manos de gente completamente desconectada de la realidad y llevan décadas haciendo leyes a medida. Junto al buenismo de la izquierda actual, estamos perdiendo todo lo que costó sangre conseguir en materia social. A este paso nuestros hijos estarán recogiendo hilos entre la maquinaria como en el siglo XIX. Igualmente sintomático es que algo tan normal como el derecho a la protesta espontánea no haya ocurrido hasta 2 años después de la crisis y se tome por los medios como si fuese la Revolución Francesa.

Lo que sí creo es que los grupos implicados en las protestas deberían posicionarse mucho mas, para evitar el bochornoso espectáculo y la vergüenza ajena de ver a todos los grupos políticos, incluida la Falange, intentando capitalizar la protesta. Yo desde luego paso de estar de acuerdo con la Falange en nada.
En lo que sí estoy plenamente de acuerdo es en la necesidad de hacerse oír de la forma que sea, dada la situación actual. Y creo que sería aún mejor que se trasladasen las protestas a las sedes de la UE».

Hazte Lapón:
1.-«A nosotros al menos, el Movimiento nos está haciendo reflexionar el voto mucho más de lo que lo habíamos hecho hasta la fecha, aunque esto no necesariamente implica que vayamos a votar a un partido distinto al que teníamos pensado antes del 15-M. El asunto quizá no está en no votar sino en no votar a cualquier precio, no permanecer pasivos y exigir una política de mayor calidad. En este sentido, este movimiento aporta algo nuevo y muy esperanzador».
2.-«Tendremos que mover Roma con Santiago para que en algunos de nuestros trabajos nos dejen un hueco para votar. Ese problema no deja de ser una paradoja casi implícita a aquello contra lo que se protesta. Pero sí, espero que todos votemos».

Guille (Los Ingenieros Alemanes):
1.-«A mí particularmente me está haciendo plantearme muchas cosas. Desde luego es bastante evidente que Aguirre ha hecho mucho mal a Madrid. Está claro que se está cargando todo lo bueno que ha tenido Madrid históricamente, como el Canal de Isabel II, o Telemadrid, que es de traca. La sanidad pública no pinta bien y la enseñanza más de lo mismo. Y aparte de eso está todo el lío de Gürtel, lo del espionaje, que de puro absurdo me parece vergonzoso, y lo peor de todo es que nadie hace nada, nadie cree nada y se respira un ambiente muy rancio. A veces pasea uno por Madrid y le da la impresión de estar en el año 47. Pero casi que lo que más me duele de todo es que el último bastión de la República en la Guerra Civil sea ahora un feudo de la derecha española más cerrada. Tomás Gómez está ahí, pero no me parece una alternativa seria, y su discurso me parece poco ético, al menos lo que he oído, solo atacando a Aguirre, vamos, lo de siempre. Dudo que vote a ningún partido grande. Creo que los madrileños necesitamos una representación digna, y no lo que hemos tenido de un tiempo a esta parte. Lo del 15-M es algo mucho más global, pero creo que el problema que hay en Madrid se extrapola a España».
2.-«Sí, es la idea. Vamos, si después de todo lo que está pasando no votamos, es para matarnos».

Belén Kan (L kan, Bla):
1.-«Es estupendo en sí mismo que haya habido una reaccion, ahora queda ver si esto se traduce en algo, si la clase política reacciona o si pasado el tiempo se organiza en propuestas más concretas y se consiguen cambios o al menos un mínimo de vergüenza en los dos partidos que cortan el bacalao. Estamos muy a favor. Hemos estado ayer y hoy en Sol y pensamos volver este finde. Nos hemos metido dentro de la acampada y hemos flipado, es como una ciudad. El movimiento 15 M es la consecuencia del hartazgo de muchos, luego no puede cambiar una opinión que ya era de hartazgo».
2.-«Yo, Belén, sí. Luis se lo está pensando, siempre ha votado, pero esta vez se lo está pensando. Yo estoy tratando de convencerle».

Leo (Nudozurdo):
1.-«Sí. Hace mucho tiempo que vengo votando en blanco como forma de rechazo al injusto sistema electoral. Gracias a este movimiento he sabido que votar en blanco o nulo hace más pequeños a los partidos minoritarios y más grandes a los dos de siempre. Es decir, porcentualmente está hecho para que aquellos que muestran su disconformidad con el bipartidsmo a través del voto en blanco les acabe haciendo paradójicamente más fuertes al PP y PSOE. Es un sistema electoral imposible de entender (lo he intentado unas cuantas veces) que simplemente beneficia a los más grandes teniendo en cuenta quién les vota y dónde les vota».
2.-«Por supuesto… A partidos minoritarios cuyos programas tienen los pies en la tierra, en muchos casos con personas que ven la política como una manera de entender la vida y relacionarse con los demás, y no como un medio de vida exclusivo para concentrar poder, partidos que puedan obtener escaños, concejales, etc (y que los obtienen). De manera que resten fuerza a los grandes partidos y que se vuelvan necesarios e imprescindibles para aprobar leyes justas, necesarias y (joder) ¡humanas! Es muy importante establecer equilibrios de poder en el Congreso, alcaldías, etcétera. Me molesta profundamente que los partidos políticos hayan conseguido volvernos apolíticos. Su influencia por desgracia en las ciudades en las que vivimos es mucho más profunda de lo que en realidad pensamos. Creo que es hora con estas manifestaciones de decir, a título personal, que tarde o temprano las cosas van a tener que cambiar. Parece que nos tienen que estar metiendo cuatro palos por el culo para reaccionar. A lo mejor hasta que no nos metan 16 la gente no se volverá loca, claro. Personalmente hace mucho tiempo que estoy indignado».

Remate:
«Me gustaría que los partidos políticos y el G∞ se exiliaran a Marina D’or y pongan vallas y detectores de metales y nos dejen a los demás jugar y divertirnos (me voy a la Puerta del Sol a comerme las uvas)».

Marco Antonio (Alborotador Gomasio):
1.-«Si manteníamos un descrédito por las soluciones políticas que los partidos estaban aportando a la crisis, estas manifestaciones han conseguido aglutinar ese descrédito y lo que proponen es una salida de la crisis más allá de los intereses del mercado. Todos los partidos con representación son responsables de lo que está pasando, han dado la espalda a la juventud, a las esperanzas de un cambio y han aceptado el capitalismo como un mal menor, por eso no han cambiado nuestra intención, han reafirmado nuestro descrédito».
2.-«Yo votaré en la asamblea constituyente de Sol, es la única que me representa. Animo a todos a que hagan lo mismo y que se convierta en el verdadero órgano de decisión».

Oh! Libia
1.-«Sí, iba a meter un par de lonchas de chorizo dentro de los sobres pero tras informarme estos días voy a intentar darle una utilidad a mi voto».
2.-«Claro. En las autonómicas votaré aquí en la Comunidad Valenciana a Compromís, más que nada por Mónica Oltra. Ahora mismo es la voz de lo que muchos pensamos, más aquí que es un feudo PP llueva o truene. Que conste que Ricardo Costa me cae bien, pero como me puede caer bien Pocholo o el nieto menos agraciado de Franco. Para la alcaldía votaré a Esquerra Unida, la elección es fácil: no presentan a ningún imputado en la lista».

Raúl Querido:
1.-«No, mi intención, que mantengo, ya era votar al PACMA -Partido Antitaurino Contra el Maltrato Animal-, que lleva varias legislaturas presentando un programa conciso, serio y defendiéndolo con solvencia, de la mejor manera: con acciones y reivindicaciones concretas, en el momento en que sean necesarias, sin fines electorales inmediatos. Creo que un partido político honesto debería presentar un programa claro y que pueda ser cumplido en lo esencial y, además, debe tomar partido en cuestiones de cada día, cosas importantes. El ejercicio de la política requiere pragmatismo pero también imaginación y, siempre, actuar honestamente y con la conciencia muy limpia.
 Yo soy vegetariano por cuestiones de conciencia y, para mí la protección al medio ambiente y a los animales es algo fundamental y, de las opciones a mi alcance que he podido conocer en profundidad, me decanto por esa. Además, si el sistema electoral fuese verdaderamente representativo, estaríamos hablando de un partido con posibilidades de estar en las instituciones y lograr, por ejemplo, una Ley contra el maltrato animal.
 Si en el futuro otra opción integrase con garantías esas reivindicaciones con otras de alcance más general que también veo necesarias, entonces cambiaría mi voto. Creo que ese es el voto útil en democracia parlamentaria. El sistema favorece de manera salvaje el bipartidismo -entre dos partidos, en lo sustancia, iguales-, así que lo único que podemos hacer para romperlo es votar a cualquier otro partido, al que mejor nos parezca de los demás. Los partidos políticos grandes, en el fondo, sólo entienden de tener o no el poder, de cuántos concejales o parlamentarios saquen. Hay que procurar que saquen los menos posibles».
2.-«Sin duda, votaré. Entiendo los planteamientos utópicos a favor de la abstención, me parecen atractivos en muchos aspectos, pero en la práctica no los comparto. Si hubiese una abstención total el sistema quebraría, y eso podría ser bueno. Pero no va a pasar: hay un bloque fuerte que vota a la derecha conservadora aglutinada como PP; hay también cierto voto de izquierdas que sin embargo va siempre a otro partido neoliberal, como es el PSOE. Hay más votos que resultan inamovibles, mucho miedo y muchísimos intereses creados. Creo que hay que forzar desde fuera del sistema para que este cambie y exista representatividad entre lo que votamos y lo que luego deciden los parlamentarios, además de retomar y también abrir nuevos mecanismos de participación más directa. Pero, a la vez, creo que ya que no podemos salir de golpe del sistema y refundarlo, hay que lograr que, mientras estemos sometidos a este sistema de partidos, saquemos del mismo el mejor resultado posible, que de momento será el que menos nos perjudique. Yo creo que, en las próximas elecciones, lo menos perjudicial será que se entienda que no nos conformamos con una acción política neoliberal y corrupta que se nos vende como insalvable. 
Lo mejor será si, a partir del lunes 23-M, seguimos convencidos de que esto ha sido un primer paso imprescindible e ilusionante. Y que, uniéndonos y manifestándonos, hicimos todo lo posible por cambiar las cosas y que queda mucho por hacer para que esos cambios que pedimos, y que son justos y debidos, se produzcan. Y que sólo se lograrán tras pensar mucho, individual y colectivamente, y ponernos de acuerdo para lograrlos, con el esfuerzo de cada uno y con la fuerza que da sabernos juntos».

La Tienda JNSP