Nuevo Ocho y Medio @ Sala But

Por | 06 Jun 11, 19:19

El pasado viernes fue la inauguración del nuevo Ocho y Medio en la sala But, situada muy cerca del metro de Tribunal en Madrid. El cambio ha sido sustancial. La nueva sala es mucho más amplia y presentable, por ejemplo para un amigo que venga del extranjero (tiene ya poco de «encantador antro»), aunque corriendo el riesgo de perder parte del «feeling» underground (sobre todo vía camareros entre lo «posh» y lo maleducado y público ocasional del Pachá adyacente) que tenía el Ocho de siempre. De momento llenazo absoluto casi desde primera hora hasta 6 de la mañana. La organización ha prometido en Facebook ir mejorando cosas, lo cual esperamos que incluya el regreso de los chupitos de Jägermeister.


Cada grupo de los invitados interpretó tres canciones, de la misma forma que en la despedida de la Sala Flamingo. Abrieron la noche Boat Beam en formato trío (sin chicos), que a pesar de lo corto de su set no dudaron en incluir una versión de ‘Teardrop’ de Massive Attack y terminaron con su último single, el fantástico ‘Sirens’, que no impactó tanto como en su versión de estudio pero casi.

En contra de lo programado, la siguiente fue Anni B Sweet que, en cambio, no interpretó su versión de ‘Take On Me’ de A-ha, que le proporcionó una pequeña entrada en la lista de ventas española y también recientemente cierto éxito en Francia. Apareció sola con su guitarra e interpretó su set con un sonido bastante decente que facilitaba seguir las letras de sus canciones.

Single escogieron interpretar ‘Mr Shoji’, ‘Vamos a casarnos’ de Hidrogenesse y ‘Tu perrito librepensador’. La primera sonó algo caótica y desprovista de matices, pero las otras dos, especialmente la última, reducida casi sólo a la guitarra eléctrica de Ibon y a la voz de Teresa (antes había hecho coros anti), lucieron a la altura del buen directo que suele tener el grupo.

Javiera Mena fue la más perjudicada por el sonido (o la ausencia de técnico propio) y su dueto con Erlend Øye, que en realidad era la noticia del día, fue bastante inaudible. A pesar de todo, Erlend lo dio todo sobre el escenario y no paró de dar botes y animar al público dando palmas. Finalmente, se quedó en una esquinita para presenciar la explosiva ‘Luz de piedra de luna’, que en realidad fue la canción más triunfal del set de Javiera en esta ocasión (contribuyó el go-gó que hacía piruetas).

Triángulo de amor bizarro dieron el mejor set de esta inauguración, abriendo con ‘Amigos del género humano’ y cerrando con ‘De la monarquía a la criptocracia’, que hace tiempo podemos considerar su mayor hit. Entre medias, interpretaron una canción que habían improvisado en la furgoneta, y que puede que se tomaran a cachondeo, pero de la que en verdad esperamos edición de estudio pronto. Tonta y machacona, repetía a ritmo frenético «no, no digas ni una palabra, no, no digas nada» e incluyó, a petición del público, la palabra «follar» en algo así como «no puedo esperar para follar».

La Habitación Roja tocaron sin Pau Roca, que no había podido asistir por causas no especificadas, al menos durante el concierto, y el público coreó principalmente su canción ‘Voy a hacerte recordar’. Después, la sorpresa la protagonizó Noni de Lori Meyers. Estaba anunciado como Noni Meyers & Friends, pero en realidad hizo un acústico en el que incluyó temas como ‘Mi realidad’ o ‘Religión’, mientras gran parte del público cantaba.

Cerraron la parte de conciertos Ellos, que pasaron del single ‘Cerca’, prefiriendo ‘Lo nuestro’ de ‘Cardiopatía severa’ y terminando, como sus conciertos habituales, con sus dos mayores hits, ‘Diferentes’, una de las canciones que más sonaron en el Ocho y Medio desde sus inicios (y diría que la única interpretada durante todos los conciertos que ha sonado en la sala a machete), y ‘Lo dejas o lo tomas’.

A su término, un dúo, aparentemente London Guns (Gary Powell de los Libertines y Adam Ficek de los Babyshambles) hicieron una sesión bastante macarra, que consistía en pinchar hits acompañados de percusiones tipo timbales en directo. Por suerte Smart tomó posesión de los platos a última (ultimísima) hora y abandonamos, como tantas veces, con ‘Al amanecer’ de los Fresones Rebeldes.

Foto: Galería Surfer Rosa en Flickr.

La Tienda JNSP