Quantcast

Blondie: discografía

-

- Publicidad -

Blondie: discografía

Está claro que de haber nacido en los años 70, JENESAISPOP habría apoyado a Blondie hasta aburrir. Surgidos del underground neoyorquino, en principio con bastante poco éxito a pesar de contar con más posibilidades comerciales que entre los Grammys o la crítica de la época, el grupo de Deborah Harry, una de las cantantes más carismáticas de la historia, vivió su momento de gloria a finales de los 70 y principios de los 80, bebiendo tanto del punk como de la new-wave y también de los sesenta, del disco, del reggae y casi todo. En 1999 disfrutaron de una exitosa reunión que les ha terminado trayendo hasta 2011, algo que parecía poco probable en 1982 cuando se separaron. Estos días publican su noveno disco, ‘Panic of Girls’, y este jueves 7 de julio lo presentan en el Bilbao BBK Live. Repasamos todos sus discos.


Blondie (1976): La vida del grupo arrancó después de que Deborah Harry y Chris Stein, ambos a día de hoy supervivientes de la formación, se conocieran cuando él entró como guitarrista en el grupo de chicas de ella, The Stilettos. Pronto empezarían a salir (su relación duró hasta los 90) y formarían Blondie, publicando este primer álbum a finales de 1976. El grupo incorporaba los sonidos punk de la época (rozando el rock llenaestadios), subiéndose al carro de la incipiente new-wave teclados mediante y sin descuidar la influencia de las «girl-groups» que tanto gustaban a Debbie. A pesar de la ausencia de éxito comercial, hasta que en Australia un DJ pinchó en la radio por accidente ‘In The Flesh’ en lugar de ‘X Offender’ y a la gente le encantó, el grupo consiguió un gran concepto «cool» entre canciones que hablaban sobre prostitutas que se enamoran de los policías que las detienen, historias de celos (‘Little Girl Lies’), venganzas (la muy lograda y ambigua ‘Rip Her To Shreds’), dramas por amor (‘Man Overboard’), amores imposibles (‘A Shark In Jets Clothing’) y serie B (‘Attack of The Giant Ants’). Sebas.

- Publicidad -

Calificación: 8/10
Temas destacados: ‘X Offender’, ‘In The Flesh’, ‘Rip Her To Shreds’
Te gustará si te gustan: Phil Spector y el pre-punk
Escúchalo: Spotify

Plastic Letters (1978): A pesar de que destaca la nueva actitud post-punk y cínica en la mayoría de los temas, este segundo trabajo se asemeja bastante al álbum debut de la banda teniendo en cuenta que los dos fueron producidos por Richard Gottehrer. Blondie hace evidente su perspicacia para escribir temas audaces como ‘Love At The Pier’, donde Debbie Harry nos explica que conoció a un chico que “tenía algo» aparte de su cerveza. Más tarde, el muchacho comienza a ahogarse en el muelle y a ella sólo se le ocurre gritar que mantenga su bebida en alto, a ver si se le va a desperdiciar. Pero hay mucho más que cinismo; ‘Plastic Letters’ es una joya, un álbum atemporal y fresco en el podemos encontrar piezas como ‘Denis’, una versión new wave del tema de los sesenta de Randy & The Rainbows, al que decidieron cambiar de género y añadir un estribillo en francés, logrando un número 2 en la lista de singles de UK. El segundo sencillo tampoco se quedó atrás: ‘(I’m Always Touched By Your) Presence, Dear’ llegó al Top 10 de Reino Unido. Canciones como ‘Fan Mail’, ‘Contact In Red Square’ o ‘I Didn’t Have The Nerve To Say No’ crearon la imagen de marca propia de los neoyorquinos que, con este segundo trabajo, consolidaron su camino hacia el éxito. Judith.

- Publicidad -

Calificación: 8/10
Temas destacados: ‘Denis’, ‘(I’m Always Touched By Your) Presence Dear’
Te gustará si te gustan: Iggy Pop, The Ramones.
Escúchalo: Spotify

Parallel Lines (1978): El único error con respecto a este disco fue intentar lanzarlo, tras el éxito de ‘Denis’, con una versión de ‘I’m Gonna Love You Too’, un tema popularizado por Buddy Holly, con la que no pasó nada. Lo que le sucedió fue, en cambio, un buen número de hits al nivel de un ‘Rumours’, o lo que sería después un ‘Thriller’ o un ‘True Blue’. Tardó en apostarse como single por ‘Heart of Glass’, que a la postre recibió las temidas acusaciones de haberse vendido a la música disco por parte de los puristas del punk y el new-wave de la época, pero terminó convirtiéndose en el mayor éxito del grupo, gracias a su línea de bajo, su letra sobre un amor fallido y su delirante final. Brillan también las rabiosas ‘Hanging On The Telephone’, ‘One Way Or Another’ y ‘Picture This’, con Debbie ya convertida en estrella cantando desgañitada sobre sus ganas de tener la foto de un chico que trabaja en un garaje (en la época las fotos de las personas tenían mucho más valor que ahora). Y al margen de que esta canción contenga uno de mis momentos favoritos de la carrera de Blondie (el «if you could only oh-oh-oh»), aguantan el tipo los restos de Phil Spector (‘Pretty Baby’), ahora mejor integrados que nunca con el espíritu punk del grupo, así como otras aproximaciones a la música de la época, como ‘Fade Away and Radiate’. Bajo la producción de Mike Chapman el grupo abre nuevas vías y todas para mejor. Sebas.

Calificación: 10/10
Temas destacados: ‘Heart of Glass’, ‘Picture This’, ‘One Way Or Another’
Te gustará si te gustan: el pop y los discos con seis singles buenísimos
Escúchalo: Spotify

Eat To The Beat (1979): Las personas que creen que la banda neoyorquina perdió su toque personal tras ‘Parallel Lines’ no han debido de escuchar bien ‘Eat To The Beat’. El cuarto álbum del grupo, que alcanzó el número 1 en las listas de UK, suele ser considerado como el que marcó el final del periodo creativo de Blondie (aunque difícilmente se puede culpar a una banda de la época de dejarse llevar por las corrientes de los 80s). Por primera vez, el grupo incluía estilos como el reggae en ‘Die Young Stay Pretty’ o lullaby en ‘Sound-A-Sleep’ para más tarde entregar una subversión del punk unido al pop más desgastado en ‘Dreaming’, ‘Union City Blue’, ‘Atomic’ o ‘The Hardest Part’, singles que la banda publicó para promocionar un álbum más que merecedor de suceder a ‘Parallel Lines’, con temas tan originales como el desgarrador ‘Victor’ o ‘Shayla’, donde nos hablan de una mujer que, cansada de trabajar en una fábrica, decide marcharse y, justo ese día, es abducida por una fuerza cósmica. Judith.

Calificación: 9/10
Temas destacados: ‘Dreaming’, ‘Union City Blue’, ‘Atomic’, ‘The Hardest Part’
Te gustará si te gustan: Las canciones con sonido sucio del post-punk de los 70s
Escúchalo: Spotify

Autoamerican (1980): El quinto álbum de la banda, ese gran desconocido. ‘Autoamerican’ es un cambio radical al sonido del grupo y rompe con todas las etiquetas que les habíamos puesto en los anteriores trabajos. De hecho, ‘Europa’ abre el disco bajo una melodía dramática que termina con Debbie recitando un poema acerca de la importancia del coche en la sociedad americana. Sólo ‘Walk Like Me’ nos deja ver algo del post-punk desaliñado que los identificaba y temas como ‘Here’s Looking At You’, ‘Faces’ o ‘Follow Me’, influidos por el jazz y el blues, encajarían perfectamente en alguna película de los 50 con Fred Astaire bailando de fondo. Los dos singles del álbum funcionaron perfectamente: ‘The Tide Is High’, una versión reggae del tema ska de los sesenta de The Paragons, y ‘Rapture’, la perfecta unión de ritmos funk, melodías rock, toques de jazz y, para rematar, la voz de una mujer blanca rapeando por primera vez. Judith

Calificación: 6,5/10
Temas destacados: ‘The Tide Is High’, ‘Rapture’
Te gustará si te gustan: Los discos experimentales en los que puedes encontrar tanto punk, como rap o jazz.
Escúchalo: Spotify

The Hunter (1982): Si ‘Autoamerican’ era ya un popurrí de géneros, ‘The Hunter’ pasó ya la línea del «noséadóndevoy» y se hizo imposible de disfrutar. Tras el debut como solista de Debbie Harry con ‘Koo Koo’ (1981) y el fracaso de este sexto álbum, que sólo alcanzó el número 33 en las listas de EE.UU, la banda acabó por disolverse. Uno de los problemas son las letras oscuras de temas como ‘War Child’, ‘The Beast’ y ‘Orchid Club’ que, a pesar de que no suenan del todo mal y hasta tienen melodías optimistas, realizan las típicas críticas a la sociedad contemporánea que te obligan a reflexionar, y eso no es lo que se busca en Blondie. De una banda tan grande como esta se esperaba también algo más que ‘For Your Eyes Only’ o ‘Danceaway’, que las podría haber creado cualquier grupo al azar de la época ochentera. Sin embargo, ‘Island Of Lost Souls’ y ‘(Can I) Find The Right Words (To Say)’ son dos joyas que nos demuestran que no todo estaba perdido y que la banda podía volver a la genialidad de sus principios, como sucedería años después. Judith

Calificación: 4,5/10
Temas destacados: ‘Island Of Lost Souls’, ‘War Child’
Te gustará si te gustan… Seguramente no te gustará.
Escúchalo: Spotify

‘No Exit’ (1999): Tras una infructuosa denuncia del bajista Nigel Harrison y del guitarrista Frank Infante para impedirles usar el nombre del grupo, Blondie se reúnen en formato cuarteto. Están evidentemente Deborah Harry, los principales compositores de hits Chris Stein y el teclista Jimmy Destri y el batería Clem Burke, que juega un importante papel en los dos singles claros de este regreso: ‘Nothing Is Real But The Girl’ y sobre todo ‘Maria’, que se convierte en un instantáneo número 1 en Reino Unido, un festival de guitarras y campanas al que era imposible resistirse a pesar de su alto nivel de petardismo. Aunque para petardo el rap de ‘No Exit’, la canción, que cuenta con Coolio (¡Coolio!) como artista invitado, entre otros. No todo es divertido o aprovechable en este regreso y la producción electrónica obligada en los nuevos tiempos de ‘Forgive and Forget’ no es la óptima (aunque la melodía es mejor que la de ‘Dig Up The Conjo’), pero el jazz de ‘Boom Boom In The Zoom Zoom Room’, la (recuperada de 1975) versión de las Shangri-Las ‘Out In The Streets’ o la épica ‘Night Wind Sent’ no desentonan en su repertorio. ‘Screaming Skin’ es uno de sus mejores skas. Sebas.

Calificación: 7/10
Temas destacados: ‘Maria’, ‘Nothing Is Real But The Girl’, ‘Screaming Skin’
Te gustará si te gusta: Gwen Stefani
Escúchalo: el single, en Spotify

‘The Curse of Blondie’ (2003): Lo mejor del último disco de Blondie hasta hoy es que hacía justicia a su título: si alguien los interpretaba como un grupo de singles, aquí estaba todo este lanzamiento para darles la razón. ‘Good Boys’ era un pedazo de disco-hit, muy infravalorado, que les devolvía la magia de tiempos pasados, pero el resto del álbum, por esta vez, no estaba nada a la altura, ni ahondaba en ningún terreno. Entre baladas con saxo (‘Rules For Living’), restos indios (‘Magic’) y ralladas que no iban a ningún lado (‘Desire Brings Me Back’), pocas canciones se salvaban de la quema. Sebas.

Calificación: 4/10
Temas destacados: ‘Good Boys’, ‘End To End’, ‘Golden Rod’
Te gustará si: eres muy muy fan
Escúchalo: Spotify

‘Panic of Girls’ (2011): Ocho años no supera los casi veinte que tuvieron lugar entre ‘The Hunter’ y ‘No Exit’, pero es el segundo mayor parón de la carrera de Blondie (sí, ya sabemos que entre medias por ejemplo han estado de visita por el Summercase). Su noveno álbum se edita además por la puerta de atrás, más de un año después de haber sido terminado y finalmente en el propio sello de la banda, en Inglaterra en una edición especial con revista de más de 100 páginas. Al margen de las letras de Harry, apenas ningún miembro histórico ha participado en la composición y el teclista Jimmy Destri finalmente no aparece en el disco, pero ‘China Shoes’, de Deborah y Chris Stein, tampoco es que sea el mayor hallazgo de esta era. El disco se mueve entre el synthpop más pasadillo (‘What I Heard’) por momentos industrial (‘D-Day’), el reggae (la entretenida ‘Girlie Girlie’, con Debbie como maestra de geografía) y lo chochi. A este último género pertenecería esa canción en spanglish llamada ‘Wipe Off My Sweat’ (también hay un bonus track llamado ‘Mírame’), que dice en castellano «llevo tu nombre tatuado en mi piel en esa parte que sólo tú ves». No sabemos cómo encaja en todo esto una versión de Beirut (‘A Sunday Smile’) y su propia colaboración como instrumentista en el disco, pero al menos ‘Panic of Girls’ es divertido y entretenido, a diferencia del anterior, y ‘Mother’, dedicada a un viejo club, sabe transformar la nostalgia en verdadera euforia. Sebas.

Calificación: 6/10
Temas destacados: ‘Mother’, ‘Wipe Off My Sweat’, ‘Girlie Girlie’
Te gustará si te gustan: los discos con un poco de todo tipo ‘Bionic’ y toda la carrera de Blondie por igual
Escúchalo
: Youtube

Lo más visto

No te pierdas