Wanda Jackson / The Party Ain’t Over

Por | 07 Oct 11, 19:44

Para Wanda Jackson la fiesta aún no ha terminado. La reina del rockabilly planta cara al paso de los años con un álbum de versiones en el que intenta llevar a su terreno temas de Amy Winehouse, Bob Dylan y Jimmie Rodgers, entre otros. En ‘The Party Ain’t Over’, publicado a principios de 2011, Wanda Jackson se ha aliado con Jack White, el hombre que últimamente anda detrás de todo, para presentar un disco que desprende rock’n’roll por los cuatro costados.

Si uno repasa la trayectoria de Wanda Jackson llega a la conclusión de que su máxima es pasárselo bien, como bien indicaba en ‘Let’s Have A Party’. Sin más pretensiones, Wanda llegó a convertirse en la primera cantante de rock’n’roll en un momento en el que la escena musical estaba dominada por hombres como Elvis Presley o Jerry Lee Lewis. Su estilo sensual y su manera de fusionar el rockabilly y el country la hicieron digna merecedora de tal título. A pesar de su virtuosismo, nunca llegó a alcanzar la fama de otros artistas de la época. Aún hoy, hay quienes hablan más de ella por su noviazgo con Elvis que por su aportación a la historia musical.

Cinco décadas después de su gran hit ‘Let’s Have A Party’, Jack White se esfuerza en reclamar un sitio de honor para Wanda con un disco que deja en evidencia que las buenas intenciones no son suficiente. El principal problema de ‘The Party Ain’t Over’ radica en la insistencia de White en rescatar a la adolescente Wanda Jackson de finales de la década de los 50. Sus gruñidos elegantes y salvajes de la época de ‘Fujiyama Mama’ derivaron en sonidos comedidos en singles como ‘Fancy Satin Pillows’ o ‘I Already Know (What I’m Getting For My Birthday)’. Es normal que el sonido de una artista con una trayectoria como la suya haya variado con el transcurso de los años aunque haya quienes aún prefieran recrearse en el pasado.

La revisión del clásico ‘Rum And Coca Cola’ de The Andrew Sisters añade tantos matices que sitúa a Wanda en un segundo plano hacia la mitad y final de la canción. Con su versión del ‘You Know That I’m No Good’ de Amy Winehouse, la norteamericana deja en evidencia que hay canciones que es preferible dejar como están. Sus gruñidos, carraspeos y el devenir de la canción en el tramo final constituyen demasiadas florituras a un tema que brillaba por su aparente simplicidad. Sin embargo, destaca en su interpretación de ‘Nervous Breakdown’ de Eddie Cochran o de ‘Busted’ de Johnny Cash, quizá por la similitud con su estilo. En esta última, se luce ofreciendo una de las pistas más destacadas del disco, amén de su versión de ‘Teach Me Tonight’, que se cierra con un elegante susurro que demuestra que la sencillez es siempre efectiva. Un paso que vendría a enmendar el traspiés cometido en su revisión del ‘Shakin’ All Over’ de Johnny Kid & The Pirates. Las pausas dramáticas añadidas al tema y el error en distorsionar la voz en el momento cumbre de la melodía no juegan a su favor. Un juego de excesos que se convierte en una constante en el disco y que envuelve al oyente en una amalgama de sonidos prescindibles. Menos mal que Wanda ya nos había cautivado anteriormente.

Wanda Jackson actúa el 3 de noviembre en Barcelona, el 4 en Madrid y el 5 en Cartagena.

Calificación: 6/10
Lo mejor: ‘Teach Me Tonight’, ‘Busted’, Nervous Breakdow’
Te gustará si te gustan: Las revisiones de los clásicos del rock’n’roll.
Escúchalo: Spotify

  • PreciosamenteHermosa

    ??????????

  • María

    Grande!

Send this to a friend