Quantcast

The New Raemon, Francisco Nixon & Ricardo Vicente / El problema de los tres cuerpos

-

- Publicidad -

The New Raemon, Francisco Nixon & Ricardo Vicente / El problema de los tres cuerpos

Desde hace ya un tiempo es conocida la afinidad entre Fran Fernández (Francisco Nixon) y Ramón Rodríguez (The New Raemon), que han compartido diversos escenarios tanto en salas como en festivales. Ricardo Vicente, acompañando a Nixon desde su primer álbum en solitario, ha ido adquiriendo el protagonismo que merece gracias a esa creatividad tan explosiva y única que hemos visto crecer en los últimos años, y no podía faltar en este ménage à trois.

El problema de los tres cuerpos consiste en la determinación de las posiciones y velocidades de tres masas en función de sus correspondientes fuerzas gravitatorias. Si el problema para dos masas posee una solución relativamente directa, el de los tres cuerpos se convierte en una indeterminación que sigue sin resolverse a pesar de los siglos de estudio de tan rebelde ecuación. Y es que no todo puede explicarse a través de la física. El trío no podía haber elegido un nombre mejor para esta unión. Un entrañable «juntos pero no revueltos» de fórmula conocida pero con resultado por determinar. Así es ‘El problema de los tres cuerpos’.

- Publicidad -

Para evitar complicaciones con sus respectivas discográficas decidieron editarlo bajo la marca Cydonia-Playas de Normandía. El primer nombre corresponde al sello de Ramón Rodríguez y el siguiente es el creado por Fran y Richi para editar este trabajo. El LP está repartido a partes iguales, tres temas le corresponden a cada uno. Bien diferenciada entre sí, la personalidad musical de cada artista se hace patente en las distintas piezas, pero les une algo que va más allá del intérprete. Esa forma de hacer canciones regocijándose en los pequeños grandes dramas diarios, los fracasos emocionales o en ese momento en que la desazón le da la mano a la esperanza.

Comenzando con The New Raemon encontramos ‘Repartiendo el sombrero’, con arreglos que pueden recordar a los cantautores más pop de finales de los 70. Se trata de una aspiración profunda antes de enfrentarse al mundo a través de un «egoísmo ilustrado» necesario para sobrevivir y darle en las narices a unos cuantos. ‘El apocalipsis’ es el horror de los lunes al sonar el despertador en forma de ese pop brillante y enérgico que caracteriza a muchas de las canciones de The New Raemon. En este caso nos vende la idea de que quedarnos en la cama un día laborable (o hacer lo que a uno le dé la gana) es indudablemente la mejor opción. ‘Las viejas luces’ se trata de un poema de desconsuelo («deseo que termine pronto la decadencia de mi experiencia») que encaja a la perfección en la composición instrumental que cierra el álbum con una solemnidad y un pragmatismo excepcional.

- Publicidad -

Al oír por primera vez ‘Bares de taxistas’ es inevitable que venga a la cabeza el bar Iberia de la Glorieta Ruiz Jiménez, atravesada por la calle San Bernardo, justo mencionada en la canción unos segundos después. Como bien describe Nixon, mientras empieza la jornada laboral de algunos, otros acaban su noche de fiesta. Y cualquiera que pase puede vivir cualquier cosa, uniéndose la costumbre con lo efímero haciendo de cada encuentro algo especial. A la historia de amor semiprohibido de ‘El novio de tu hermana’ se une el baladón atemporal que supone ‘Sé que es tu trabajo’, un tema que nos lleva a otra época cada vez más cercana a los tiempos que corren. El estudiante de oposiciones que no tiene un céntimo y se juega prácticamente a cara o cruz su futuro amoroso frente a su futuro laboral («yo me largo a Ibiza aunque suspenda»). Melódicamente, es una prueba más de la herencia que dejaron los grandes solistas en castellano de los años 60 y 70 en la forma de componer de Fran Fernández.

Pero es posible que sea Ricardo Vicente quien se lleve el premio a la mejor lírica del álbum. Sus letras hacen caer al más profundo abismo y a pesar de todo seguir teniendo ganas de levantarse aunque se sepa a ciencia cierta que se va a volver a tropezar con la misma piedra. ‘Todos tus caballos de carreras’, un corte con unos arreglos majestuosos, nos lleva a esa búsqueda del amor verdadero (o al reclamo de sus pruebas) y a perderse en el camino, perderlo todo, básicamente. Mientras que ‘El milagro de Milán’ une la contradicción, la inoportunidad y la añoranza del dolor porque «nadie más me dice cosas que hacen daño», ‘El palacio de los gansos’ es una muestra de agradecimiento después de haber pasado por todo tipo de tristezas. Se trata del campo de batalla de un videojuego en el que se sortean los embates de la tempestad que supone amar. «El que está más triste gana, hay que llegar al final». Si no juegas, está claro que ni llegas, ni ganas. Y tal vez valga la pena intentarlo.

‘El problema de los tres cuerpos’ ya tiene montada una gira por varias ciudades españolas que podéis consultar en el blog de Fran. Además, este miércoles 25 de enero Fran y Richi actúan en Casa de América con su repertorio habitual acompañados de las proyecciones del dibujante Darío Adanti.

Calificación: 7,85/10
Lo mejor: ‘Todos tus caballos de carreras’, ‘Un apocalipsis’, ‘Sé que es tu trabajo’, ‘El palacio de los gansos’
Te gustará si te gusta: el pop de autor
Escúchalo: En Soundcloud

Lo más visto

No te pierdas