Clint: «Si hay mercado para lo instrumental, que alguien nos avise»

Por | 15 Mar 12, 16:41

Clint han publicado este año su tercer disco, ‘Asuntos internos‘, de momento uno de los mejores nacionales de lo que llevamos de 2012. Este sábado 17 de marzo lo presentarán en la Sala El Sol en Madrid. Hablamos con ellos sobre este lanzamiento, su grabación con Guy Fixsen de Laika y el futuro de la música instrumental, entre otras cosas.

¿Por qué habéis renunciado de una manera tan drástica al componente latino que estaba tan marcado en vuestro segundo álbum?
Cuando te enfrentas al reto de hacer un nuevo disco tienes dos opciones, o por lo menos a nuestra manera de ver, puedes seguir por el camino que ya has trazado anteriormente y seguir esos patrones que ya has aprendido, como tú bien comentas ese sonido más latino, o romper con todo lo anterior y transgredir tu propio estilo y empezar a explorar otros parajes sonoros. En esa disyuntiva estábamos al principio de la creación de ‘Asuntos internos’, y está claro que elegimos la opción más arriesgada, pero a la vez la más motivadora, porque con ella podemos experimentar y elaborar nuevos discursos sonoros totalmente diferentes a los de los discos anteriores. Al final creo que la creación tiene que tener mucho de experimentación.

¿Cómo llegasteis a Guy Fixsen? Si no hubiera sido él, ¿quién hubiera sido?
Empezamos a ver el tema de productores medio año antes de empezar a grabar el disco, ya casi teníamos el estudio claro y faltaba la pieza más importante en una grabación. Queríamos a un productor que tuviera una visión alejada de Clint, que incluso ni nos conociera, para que pudiera aportar ideas y conceptos que nosotros no viéramos. De casualidad, como pasa en muchas de las ocasiones, nos llegó el contacto de Guy y le escribimos contándole el proyecto. Desde el primer momento se interesó y tan solo necesitamos un café en uno de los tiempos muertos de la gira de Wire para darnos cuenta de que Guy era el productor perfecto. Imagínate: alguien que ha sido uno de los 16 ingenieros de ‘Loveless’ de My Bloody Valentine y que luego trabajó junto a los Pixies, Breeders, Throwing Muses tiene que aportar muchísimas cosas, como así ha sido. Si no hubiera sido Guy… preferimos ni pensarlo.

¿Qué os dijo de las canciones? ¿Tenía favoritas?
De las primeras escuchas de las demos que teníamos, Guy no paraba de decir que tenían muchisimas posibilidades en estudio. Estuvo unas semanas trabajando con las demos, analizando las pistas e instrumentos a meter. La verdad es que de las maquetas siempre destacaban ‘Serie B’, ‘Difunde notas divinas’ y cómo no, ‘Vacaciones en el bar’. Luego cuando empezamos a grabar descubrimos que todo ese análisis que había hecho previamente tenía sentido, como buen productor nos aconsejó cambiar cosas, y descubrimos que tener una visión externa de tu realidad es algo totalmente necesario. Recuerdo que ‘Hechos presuntamente delictivos’ era una canción mucho más tranquila, pero Guy no le encontraba la forma y decidió que tocáramos mal, incluso acabó dándome golpes a la guitarra mientras tocaba para ir desafinando las notas todavía más. Cambió la canción por completo dejándola en algo más parecido a Tom Waits. La verdad es que no podemos haber tenido más suerte en este aspecto al trabajar con Guy.

¿Cuál era vuestro punto favorito de su carrera?
Antes de conocer su trayectoria como productor ya le conocíamos por su grupo Laika. Hace años estuve muy enganchado a sus discos después de descubrirlos en uno de los primeros Benicàssim. Lógicamente, cuando nos pasaron el contacto de Guy y descubrimos que había trabajado en ‘Loveless’ lo flipamos más. Ese disco es uno de los discos de los 90, y tan solo haber formado parte de la grabación de ese disco tiene que ser todo un honor. De ‘Loveless’, Guy nos comentó que se tiró durante 6 días grabando a Kevin Shields una pandereta para un sampler de 1 segundo porque quería encontrar el sentimiento para esa canción y tenía que tener el timbre y el ritmo que necesitaba… ¡¡Seis días!! ¡Así se fue a la bancarrota Creation!

Ahora que habéis trabajado con un productor internacional, ¿creéis que fue un error no hacerlo antes o estáis contentos con vuestros antiguos trabajos?
Para nada fue un error, si algo aprendes a lo largo del tiempo es que todo cuenta y de todo se aprende, las circunstancias eran otras, y es verdad que estar en un sello, que no es tu propio sello, hace que tengas un presupuesto y un estudio casi siempre cerrado. Ahora que tenemos nuestro propio sello, las decisiones las tomamos nosotros, como el productor en este caso. De todas formas siempre seguiremos dando las gracias tanto a Manuel de Siesta por creer en nosotros desde el principio como a Rosillo, el productor de los dos anteriores discos, porque gracias a ellos podemos estar aquí con nuestro tercer disco.

‘Serie B’, el primer tema, incorpora una serie de sintetizadores que no vuelven a tener casi protagonismo en el resto del disco, ¿y eso? ¿De quién fue idea?
Hay varios sintetizadores en varios temas más (‘Difunde notas divinas’, ‘Aparadores’, ‘Vacaciones en el bar’), pero no tan marcados ni con tanto protagonismo. ‘Serie B’ es el resumen de lo que es Clint ahora mismo. La primera parte es muy cinematográfica, muy Clint, y acaba fundiéndose con ese sinte del que hablas y unos riff de guitarras cercanos (o eso nos gustaría) al proto-rock. Ese sintetizador es la clave del tema, el que introduce a Clint en otros terrenos desconocidos, otros misterios que resolver.

En el disco hay varios tipos de sonidos, ¿qué creéis que le da unidad?
Uno de nuestros discos preferidos es el ‘White Album’ de los Rolling (sic). Suponemos que de ahí viene nuestro gusto por la variedad. Pero entre tanta variedad hay siempre algo en común en casi todos los temas, lo que podríamos definir como la esencia del sonido Clint: la pólvora.

En esta amalgama, ¿por qué decidisteis que el adelanto fuera la canción más lounge?
Entendemos que la música instrumental dé pereza, además, veníamos de un disco con unos sonidos muy determinados y muy encasillados. La elección de ‘Vacaciones en el bar’ como “single” fue un intento de reivindicar la música instrumental como algo divertido, entretenido y pop. Además, el videoclip de Juan Martínez enfatizó todos estos aspectos.

Muchas de vuestras canciones siguen teniendo vocación de banda sonora. ¿En qué película os haría más ilusión que sonara por ejemplo algo como ‘Pólvora eres’?
Se me ocurre, así de pronto, por ejemplo en ‘Apocalypse Now’, pero también nos gustaría en cualquier película de Werner Herzog, Sergio Leone, Francis Ford Coppola, Stanley Kubrick, Martin Scorsese, Steven Spielberg, los hermanos Coen, Jim Jarmusch… Vamos, las que ven unos cuantos millones de individuos.

¿De quién fue la idea de tomar ‘La guerra de los mundos’ en ‘No te alarmes’?
De Harry el Sucio (Nota del editor: explicación en esta foto).

La portada del álbum, realizada por uno de vosotros, es muy curiosa. Parece que pretende plasmar de una manera gráfica lo que han sido estos últimos años de la banda. ¿Cuál es la idea concreta?
Sabíamos claramente que el arte del disco tenía que ser algo en blanco y negro, en contrapunto a las anteriores portadas de Clint, que eran más luminosas, también queríamos que fuese una ilustración y que no pasara desapercibida en las tiendas. Cuando decidimos llamar al disco ‘Asuntos internos’ empezó a fluir todo el arte por sí solo, pues como muy bien señalas, plasma estos últimos años de la banda, e intenta reflejar todas las anécdotas y hechos que nos unen, tanto los más divertidos y los que más nos agradan cuando salimos a patrullar, como los que menos. Seguramente todo el arte del disco para la mayoría de la gente que lo vea no significa nada, pero si nos preguntas a cada uno de nosotros, cada frase tiene un sentido e incluso su anécdota.

¿Cuáles son vuestros objetivos en cuanto a este disco? ¿Cuál será el umbral de su éxito para vosotros?
Tocar más conciertos que cuando grabamos el primer y el segundo disco. Que alguna canción formara parte de una buena película, tampoco es necesario que sea de un director de primer orden, o salir a un buen festival en algún país extranjero.

¿Cómo veis el panorama de la industria musical? ¿Realmente consideráis la autoedición la mejor opción o lo tomasteis como única alternativa posible para continuar?
Siempre hemos sido bastante independientes, en el aspecto menos musical de la palabra. No creemos que haya un mejor sello que Siesta en España, así que no tenía sentido intentar publicar bajo otro distinto. No sabemos si esto tendrá continuidad, pero por si fuera nuestra última bala, queríamos ser nosotros los que abriéramos el cargador, la colocaran y la dispararan. Y si resulta ser un tiro fallido, practicaremos más.

Y lo de cantar en ‘Alguno de los nuestros’, ¿cómo surgió?
En principio estaba pensado que lo cantaran niños, pero hubo problemas con una mamá que pensaba que su hija iba a salir en ‘Operación Triunfo’ o algo así y al final no lo grabamos para evitar malentendidos… Solución: cantar nosotros mismos con nuestro chorro de voz.

Si un miembro del grupo tuviera que cantar como solista sí o sí, ¿quién sería?
Supongo que Harry el Fuerte por oído, porque por voz, creo que Clint está jodido.

Hay otros grupos del país, como Emerge o Eh!, que también han apostado por la música instrumental, cada uno desde su perspectiva. ¿Confiáis en que haya un mercado para vosotros?
Lo habrá, pero no sabemos dónde. Si alguien lo encuentra, que nos avise. La música instrumental tiene fama de aburrida, o de música de consulta de dentista, o simplemente de revisión de la música surf. Eso es algo contra lo que intentamos luchar, como el resto de grupos que mencionas. Cada uno con sus armas, las nuestras son Smith & Wesson.

Vuestra música está muy al margen de influencias actuales. ¿Qué tipo de música os gusta escuchar?
Cada Harry tiene unos gustos muy particulares, algo fundamental en el concepto de Clint. Harry el Fuerte tiene un gusto muy clásico en el sentido más clásico de la palabra, y no hablamos de la Creedence, sino de Beethoven. Harry Callahan tiene un gusto especial por los grandes grupos de los 60: Beatles, Rolling, The Who; pero también por la música clásica. Harry el Sucio está muy a la penúltima y hay muy pocas cosas, pero muy pocas, que no le gusten, todo lo contrario a Harry el Ejecutor, que es el típico hater, como muchos de vuestros comentaristas. A lo mejor es él solo con muchos nicks.

Hace algún tiempo tocasteis con Los Coronas, que han abandonado un poco el barco de la música instrumental al unirse con Arizona Baby y les va fenomenal. ¿Os veis cambiando de registro en el futuro o haciendo de banda para alguien?
Por qué no, creo que somos un grupo con muchos registros y somos bastante versátiles… Sólo estamos esperando una buena oportunidad, no sabemos cuál pero…

¿Qué podemos esperar de vuestros nuevos directos? Por ejemplo, del de este sábado en la sala El Sol de Madrid…
De verdad estamos seguros de que va a ser un concierto muy divertido y musicalmente me parece que con la colaboración de la Funeral Band (tuba, trombón y trompeta) y la aportación del bajo de Nahúm, el grupo va a sonar como nunca (o como siempre).

Foto: Raúl Gómez Púa.

Etiquetas: ,
  • Coketti

    «De ‘Loveless’, Guy nos comentó que se tiró durante 6 días grabando a Kevin Shields una pandereta para un sampler de 1 segundo porque quería encontrar el sentimiento para esa canción y tenía que tener el timbre y el ritmo que necesitaba…»

    Y apenas 15 años después, todo ese sentimiento y ese timbre se perdió para siempre al comprimirse los discos de MBV en mp3 y copiarse y compartirse por todo el mundo, ad infinitum.

  • Coketti

    se perdieron*

  • Papote

    Del todo

  • Vaya tela

    esto es un grupo

  • El Aguila

    Como la copa de un pino! Todos al Sol mañana.

Share via
Send this to a friend