Quantcast

‘[Rec] 3 Génesis’, ¿de parte de quién vienes?

-

- Publicidad -

‘[Rec] 3 Génesis’, ¿de parte de quién vienes?

A los que se quejaron del giro autoparódico que tomaron los responsables de ‘[Rec]’ en ‘[Rec] 2‘ siempre les quedó la pequeña esperanza de que volvieran a los orígenes de la saga con esta precuela. Sobre todo cuando incluía la palabra «Génesis» en su título. Lo sentimos.

Y es que si en aquella segunda parte el humor y el terror estaban más o menos equilibrados a lo largo de la película, en esta se han liado la manta a la cabeza para ofrecer directamente una comedia costumbrista que, en palabras de su director Paco Plaza, confluye allí donde se dan la mano Rob Zombie y Berlanga. Vamos, que si pensabas ir al cine cargado de ansiolíticos para aguantar lo que aguantaste en ‘[Rec]’, mejor los dejas en casa y te compras unas palomitas.

- Publicidad -

¿Significa esto que ‘[Rec] 3 Génesis’ es una mala película? No, aunque esto depende mucho del sentido del humor del espectador. Los puristas seguramente saldrán echando pestes de la sala, pero el resto de seres humanos con criterio seguramente aceptarán sin problema el juego que propone Paco Plaza, que construye una suerte de muñecas rusas del género cinematográfico convirtiendo una boda -escenario típico de las comedias románticas que en la vida real da más miedo que risa- en un filme de terror que da más risa que miedo.
Desde luego, son muchos los aciertos de esta película, partiendo de la transición que nos lleva del cambio de formato de la grabación en primera persona a la narración clásica, pasando por esa colección de secundarios autores de las mejores frases de la saga y terminando con una Leticia Dolera que, motosierra en mano, por fin dejará de ser recordada como la Barbie Patinadora de ‘Al salir de clase’.

Más gore, más zombis, más bestia, más loca… ¿Mejor? Desde luego que no, pero merece la pena verla. ¡Aunque sólo sea por haber rescatado del olvido el ‘Chup Chup’ de los Australian Blonde! 6

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas