Beach House: «No queremos ser muy grandes»

-

- Publicidad -

Beach House: «No queremos ser muy grandes»

Inauguramos nuestro especial San Miguel Primavera Sound con una entrevista a Beach House. ‘Teen Dream’ fue el segundo mejor disco de 2010 para la redacción de JENESAISPOP. ‘Bloom’, su nuevo lanzamiento, que sale el 15 de mayo, está a la altura. Hablamos con Alex y luego también con Victoria, que durante los primeros 20 minutos de esta entrevista atiende a otro medio por teléfono en otro despacho de su sello en España, sobre su manera completamente honesta y entregada de entender la música.

Atendiendo a las palabras de ambos, a la pasión con que hablan de su proyecto, al detalle que dan en cada una de sus frases (y por supuesto en su obra), es imposible no adorarlos, aunque sea por razones muy diferentes entre sí. Él parece el clásico perfeccionista, atento y minucioso hasta el extremo con cada palabra que pronuncia, diría que meditada. Se interesa por el origen del nombre de nuestro site, bromea y escucha atentamente tus opiniones: es todo amor. Ella muestra un carácter mucho más despreocupado, desinteresado y espontáneo. Está claro que está cansada de dar una y otra entrevista contestando a lo mismo desde Baltimore hasta el último rincón del globo.

- Publicidad -

No esperaba otro disco tan pronto después de tanta gira con el anterior (150 conciertos). Pensé que estaríais exhaustos y os tomaríais un descanso, ¿a qué se debe este lanzamiento tan prematuro?
Alex: «A algo de impaciencia y también a algo de frustración. Cuanto más giras, más rápido te cansas de las canciones viejas. Por nuestra manera de ser, cuanto más tocas las canciones viejas, más tienes la necesidad de generar nuevos sentimientos. Necesitaba hacer música nueva ya. Somos muy pasionales. No me gustan las vacaciones, nunca me voy de vacaciones. Me encanta la música, me gusta tocar en directo. No pienso en tomar descansos».

¿Cuál es la canción más vieja de ‘Bloom’?
Alex: «La primera fue ‘Wild’, la segunda del disco. De hecho, fue escrita mientras mezclábamos ‘Teen Dream'».

- Publicidad -

Esta es una de las canciones donde la guitarra se oye de forma más clara de todo el disco, ¿fue importante en algún sentido para lo que luego sería el álbum, siendo la primera?
Alex: «Quizá sí, es como si presidiera el resto. Su energía va de un sitio, que es terrorífico, oscuro, a otro, más relacionado con la autoaceptación. Nos gustan las canciones que van de un lugar a otro. No es como ‘Rolling In The Deep’ de Adele, con todos los estribillos sonando igual. Me gustan las canciones como viajes».

¿Es un concepto que habéis querido seguir?
Alex: «No, no es un concepto porque no es algo intencionado. Es simplemente intuitivo. Es nuestro modo de expresarnos. Creo que hay algo malo en la música cuando la estructura es estrofa, estribillo, estrofa, estribillo… Es un límite para la manera de escribir. Nuestras canciones tienden a decir algo más, de manera natural queremos generar más y más sentimiento. Queremos pasar del odio a la reconciliación, no sólo expresar amor. La canción se convierte en una historia».

¿Es algo que os ha llamado la atención desde el principio u os habéis ido encontrando con ello?
Alex: «No, es algo nuevo para nosotros, es algo que hemos ido observando que nos ha ido pasando. Sucede como con ‘Myth’, una canción sin estribillo, pero con un puente con mucha fuerza que muestra un sentimiento».

Al mismo tiempo sí creáis frases en concreto que resultan muy pegadizas…
Alex: «El pop siempre va a estar ahí, como en este caso la repetición de la frase «Help me to name it». Es poesía, es esa última frase la que une todo».

¿Cómo describiríais vuestra evolución desde el primer disco?
Alex: «No sé, es muy duro describirlo, pero hemos ido de lo etéreo a algo muy físico. Nos sigue interesando la sensación de intimidad, pero ahora es algo más físico».

Y siguiendo una línea de trabajo tan clara, ¿qué crees que traería el futuro?
Alex: «No sé, ni idea. Podría ser nuestro último álbum, nunca se sabe».

¿Seguiréis tocando canciones incluso del primer disco?
Alex: «Sí, en el Primavera Sound tocaremos de todos nuestros álbumes. No somos ese tipo de grupos… Es algo egoísta para una banda dejar de tocar canciones viejas, sé por qué lo hacen y lo entiendo, pero tienes que respetar la razón por la que está ahí el público. Intentamos construir una historia con nuestro set sin despreciar ninguna de las etapas. Quizá reescribamos algo viejo, pero tenemos fans que han estado ahí desde el principio y no queremos perderlos».

Me parece fundamental para entenderos como grupo que no fuerais excesivamente hypeados con el primer disco, ¿estás de acuerdo?
Alex: «Absolutamente. Es algo que veo en internet. Una banda tiene una buena idea y recibe demasiada atención mediática. En nuestras primeras cuatro o cinco giras no iba nadie a vernos y éramos horribles. Creo que tocamos para cuarenta personas en Moby Dick (Madrid), pero lo necesitamos porque no estábamos preparados para algo más grande. Así pudimos aprender a tocar, la voz de Victoria mejoró mucho… No merecíamos hype en el primer disco, las canciones eran buenas pero no tan buenas. Estoy muy contento de que no lográramos tanta atención con el primer disco, nos habría arruinado».

¿Y ahora no es una presión que os siga tantísima gente?
Alex: «No creo que tengamos tanta presión, somos un grupo de tamaño mediano, podemos tocar para 400 ó 500 personas. Nos gusta tocar para esa cantidad de gente. Da miedo girar como un grupo demasiado grande. No creo que queramos ser muy grandes. No queremos estar en una posición donde los conciertos sean demasiado grandes. El sonido es horrible, nadie de verdad se lo pasa bien, nadie ve nada… Los festivales son diferentes porque la gente está en un modo diferente y va a ver a más grupos, pero si por alguna razón este álbum se nos va de las manos, dentro de un año te diría: «esto ya no es especial». No sacamos discos para hacernos famosos y conseguir atención, sino porque nos gusta la música».

¿Crees que la fama te influiría a nivel creativo?
Alex: «Quizá, ante todo queremos ser naturales y hacer lo correcto. No creo que este disco sea «poppy». Nada de esta música va a salir en la radio, con gente cantando las canciones en el coche. No creo que nunca seamos una banda de estadios. Sólo queremos que la gente se emocione con una canción».

Aunque no sonéis en la radio, ‘Myth’ es fácil que contecte con absolutamente todo el público alternativo. Yo creo que tendréis una buena entrada en el Billboard…
Alex: «Ya veremos, América es enorme, no sé para cuánta gente podemos tocar en Mississippi. No todo es como Nueva York. Nunca vamos a ser como Bon Iver o algo así».

Creo que vais a tener que trabajar mucho para evitar la fama…
Alex: «Creo que ya lo hacemos, no hacemos anuncios y muchas cosas que podrían hacernos más famosos».

¿Hay algún concepto en cuanto a las letras del disco?
Alex: «Victoria es la que escribe las letras, ojalá ella pueda unirse en un momento a la entrevista. No podemos decir que el tema sea la muerte, o el amor, o el miedo. Desde luego, algunas canciones hablan de la muerte, pero sus letras son muy abstractas…»

Sí, desde luego…
Alex: «Pero así es como escribimos la música también. Son historias pero no es una historia sobre algo específico, sino algo que escribimos de modo imaginativo. No queremos escribir cosas tipo Katy Perry: «me has roto el corazón y estoy triste». No creo que tenga sentido para la música. Para nosotros es mejor que dé lugar a interpretarse en diferentes direcciones. Es algo obtuso, no narrativo. Pero sí, hay un sentimiento común en el disco, sin duda».

¿Qué os hizo pensar que la portada encajaría con esa idea común?
Alex: «Victoria la escogió. Es una foto hecha con la cámara de un móvil. Creemos que tiene que ver con el sentimiento de todo el disco».

(Victoria entra al fin y nos presentan)

Alex: «Estábamos hablando de la portada del álbum».
Victoria: «Es una imagen que la gente puede interpretar. Dirán que es una cosa y otros dirán que es otra».
Alex: «Es algo abierto que puede ayudar a construir la historia».
Victoria: «Hay muchos gestos dentro del disco y la portada tiene una importancia limitada. Lo importante es el álbum en sí mismo. No digo en absoluto que sea poco importante, pero sólo es una introducción para lo que viene después. Es como una bandera».
Alex: «Es como decir mucho, pero no decir nada en absoluto a la vez. En ocasiones se hace un artwork muy cuidado, pero el disco no es tan bueno. Lo que buscamos con la portada no es construir arte con mayúsculas, sino reflejar un sentimiento de un momento concreto. Para algunos artistas esto puede resultar etéreo, pero nosotros lo que queremos que sea es un pensamiento fugaz de camino a la música».
Victoria: «Es como un color concreto, es algo muy inocente. Es lo que es. Tu percepción es importante, la de cada uno, y no queremos dar demasiada información».

Como decía Alex que te sucede con las letras…
Alex: «Le he contado cómo escribes de un modo abstracto».
Victoria: «El título puede venir dos años antes que la propia canción. Me encanta la palabra «lapislázuli» (en inglés «lapis lazuli»), pero hasta dos años después no me di cuenta de que «Lazuli» era la perfecta palabra para la canción que ahora hemos llamado así. Tenía mucha fuerza y color. Todas las canciones tienen mucho de imaginativa, pero esta en especial. Con la música nos pasa lo mismo, queremos que contenga la emoción de la canción. Los sentimientos son libres, el instinto es libre, pero no diría que las letras lo son, diría que simplemente no están al azar».

Otros títulos como ‘Wherever You Go’ tienden más a lo concreto…
Alex: «Esa es la canción fantasma. Se la está llamando ‘Wherever You Go’, pero nunca quisimos llamarla de ninguna manera, aparece como pista oculta. Es una oda a nosotros mismos, recuerda a una canción vieja de nuestros inicios. Fue escrita hace años y luego la continuamos. No queríamos que se convirtiera en una gran canción».

En ‘On The Sea’ el piano tiene un protagonismo muy raro en vosotros, ¿por qué fue así?
Victoria: «Es adecuado para esa canción. Con los sonidos intentas reflejar cómo suena tu idea, como tiene que ser, cómo puedes irla construyendo…»
Alex: «Esa canción es como la salida del álbum, aunque no me refiero al futuro, sino simplemente a la sensación de «salida». Todo el disco está lleno de teclados y órganos y esta tiene piano y también cuerdas por primera vez. Es como la última canción de ‘Loveless’ o como las últimas canciones de ‘Rumours’ de Fleetwood Mac, que son acústicas. Son temas diferentes pero de alguna manera siguen teniendo cabida en el disco. En este caso, creo que su parte más bonita es el piano».

¿Para vosotros es importante Baltimore? Me hace gracia que cada vez que entremos en vuestra web aparezca el lugar de donde sois.
Victoria: «Beachhouse.com ya estaba cogido, no hay otra razón».
Alex: «Estamos orgullosos de Baltimore».
Victoria: «Sí, pero desde el punto de vista musical, no creemos en el sonido Baltimore. Todos nuestros discos se han escrito allí, aunque no todos los hemos grabado, este último lo hemos grabado en Texas».

¿Es cierto que tuvisteis que vender vuestras pertenencias para grabar vuestros discos?
Victoria: «Tendrá que haber sido una broma. Lo que sí es cierto es que una vez nos mudamos al estudio para grabar».
Alex: «Bueno, yo me prostituí durante tres años para hacer el disco, me lancé a las calles (risas)».

Vuestro disco se ha filtrado con dos meses de antelación. ¿Os dan igual estas cosas u os ha dolido?
Victoria: «No puedes impedir que la gente comparta archivos a través de internet».
Alex: «Es como los otros, de hecho esta vez ha pasado más tarde que otras veces. ‘Devotion’ se filtró tres meses antes del lanzamiento. No estamos en esto para hacer dinero. La filtración es algo que esperamos. Lo más triste para nosotros es la idea de perjudicar a nuestros fans, los más fieles, los que más nos siguen, porque a veces no están todas las canciones, no se oye bien, no están las letras… No es la mejor experiencia para ellos, no es todo lo bonito que podría ser, sólo la mitad. Me siento triste por ellos, porque todo el trabajo que hacemos no es disfrutado por nuestros mayores fans de manera óptima. Es como abrir un regalo antes de Navidad».

Tras el concierto en el Primavera Sound, ¿habrá gira por salas en Europa más adelante?
Alex: «Sí, definitivamente, parte en verano y parte en otoño. En mayo vamos a algunas ciudades en Europa, pero en España sólo a Barcelona, por lo que en realidad venimos a Europa dos veces. Quizá vengamos tres veces si la gente quiere».

Beach House actúan en el San Miguel Primavera Sound. Una segunda parte mucho más reducida de esta entrevista será publicada en nuestra sección «El hit».

Lo más visto

No te pierdas