Donna Summer o la música disco

Por | 17 May 12, 18:12

Fuentes cercanas a Donna Summer han confirmado a la web de sociedad TMZ que la artista ha fallecido en Florida esta mañana a los 63 años tras una lucha contra el cáncer. Según este site, Donna Summer había querido llevar su enfermedad en la intimidad y su estado no parecía tan deteriorado hace un par de semanas. Al parecer ha dejado un disco inacabado (el último hasta ahora databa de 2008).

Donna Summer ha sido una de las leyendas de la música disco, especialmente gracias a las producciones que desarrolló junto a Giorgio Moroder durante los años 70. Es absolutamente imposible concebir la música de baile sin ‘I Feel Love’, un tema que ha sido tan sampleado y versionado por artistas de todos los tamaños y pelajes que costaría mencionarlos a todos, desde Madonna a Moloko pasando por Moby, David Guetta, Robbie Williams, Kylie, Blondie o hasta Red Hot Chili Peppers. Una canción tan apegada a la cultura pop como el ‘Bote de colón’ de Pegamoides no habría sido lo mismo sin ese sample. Ya se lo dijo Brian Eno a David Bowie: esta canción era el sonido del futuro. Qué poco se equivocaba.

Pero no fue la única. Donna Summer, que desde que había nacido en Boston se había interesado por los grupos de la Motown tipo las Supremes o Martha and the Vandellas, y por grandes iconos femeninos como Marilyn Monroe, había labrado su carrera desde principios de los 70 participando en musicales alemanes y publicando sus primeros lanzamientos en países europeos, como el éxito menor ‘The Hostage‘ (1974).

Después vendría una larga lista de 12 pulgadas esenciales como ‘Love to Love You’, su primer, orgiástico y controvertido hit en el Billboard Hot 100, en el que la revista Time contó hasta 22 orgasmos, ‘Last Dance’ o, ya fuera de Casablancas, en Geffen y con una inspiración menos disco, la imprescindible ‘She Works Hard For The Money’.

Summer fue una cantante reconocida y llegó a recibir cinco Grammys en total, aunque siempre en categorías menores. Es una pena que el premio a álbum del año por el conceptual ‘Bad Girls’ (el que contenía ‘Hot Stuff’) se le escapara (aunque fuera a cargo de ’52nd Street’ de Billy Joel). Hoy sólo queda el consuelo de que no sean su ansiedad, la depresión y la adicción a las drogas recetadas (ella misma reconoció varios intentos de suicidio) quienes se la hayan llevado.

Etiquetas:

La Tienda JNSP