Flo Rida y Nelly Furtado triunfan en MTV Malta

Por | 30 Jun 12, 14:25

Por sexto año consecutivo, este martes se celebró en Malta el multitudinario concierto MTV que cierra la Semana de la Música de este país, pensado para esa población turística de todas las edades que ya en estas fechas inunda las islas, atraída por su improbable mezcla de cultura latina, árabe y británica, de la que por suerte han heredado más sus costumbres con el té que las gastronómicas, donde es evidente -por suerte- la proximidad de Italia. Los turistas por año triplican de hecho a la población de este país. 1,4 millones de personas acudieron el año pasado, featuring británicos siempre ávidos de esa sensación térmica tipo FIB que les vuelve locos; prepúberes españoles queriendo aprender inglés y sobre todo otras cosas; y por supuesto alemanes, siempre dispuestos a sentir alguna isla mediterránea como propia. La Valeta, capital, donde puede visitarse una pequeña tienda de música y discos que existe desde el siglo XIX, entre otras muchas cosas de interés general, no supera la población ni de Soria.

Pensando en la mezcla de todos estos ingredientes que caben en tan pocos kilómetros cuadrados, Nelly Furtado, que vale para una canción en español, para un fragmento dubstep, para un poco de urban y para vestirse con algún motivo de ‘Las mil y una noches’, como sucedió en este caso, era la persona ideal para actuar en un evento de estas características. En su primer minuto, de la estupenda ‘Maneater’, logró que olvidáramos la sosa actuación de la triunfita holandesa Eva Simons, que acudió sin banda y confió demasiado en la laca, su falda escocesa y su colaboración con Will.i.am para confirmarse como “la nueva Lady Gaga”, tal y como algunos la habían anunciado.

Pero Nelly, con una potente banda, algún número circense protagonizado por un bailarín con varios hula hoops, un MC y un repertorio más sólido de lo que habría cabido esperar, no decepcionó. Tiene una presencia escénica importante (no es Britney) y supo dar cierto lustre hasta a aquel ‘Manos al aire’ que se atrevió a interpretar en castellano. Además del infravalorado nuevo single ‘Big Hoops‘ y de algún otro tema nuevo como ‘The Spirit Indestructible‘, se recuperó ‘Promiscuous’ en un larguísimo “medley”, una celebrada ‘I’m Like A Bird’ o, para terminar, una siempre excelente ‘Say It Right’, que sonó con un sample -por esta vez no muy molesto- de ‘Smells Like Teen Spirit’.

La sorpresa del día la dio Flo Rida, tan pesado en las emisoras a todas horas como apoteósico sobre el escenario. Demostrando que pop y hip-hop ya se han fusionado para siempre, arrancó con una divertida ‘Right Round’ y se repartió el protagonismo con otro MC y una cantante tipo Fergie… hasta que le dio por subirse a uno de sus gorilas para saltarse el foso de los fotógrafos y la zona VIP de la primera fila y tirarse al público, pero no al de las segundas filas sino al de atrás, al que pudo llegar atravesando a todo correr uno de los laterales. Se tiró botellas de agua por encima, hizo silbar al público, le hizo saltar de lo lindo con temas como ‘Wild Ones’, ‘Good Feeling’ o ‘Club Can’t Handle Me’ y en todos los sentidos, se mostró como una estrella. ¿Por qué no podremos ver más conciertos de su género en nuestro país?

Will.i.am cerró el concierto antes de una “after-party” que se celebraba al aire libre a kilómetros de distancia, con un torpe y poco potente Felix Da Housecat como cabeza de cartel (el DJ de antes estuvo más acertado, quien quiera que fuera), aunque en un club tan chulo como Número Uno, por donde pasarán próximamente Laurent Garnier o Miss Kittin. El líder de Black Eyed Peas dejó también al público anonadado con un brillante comienzo de concierto, propio de diva tipo Madonna. ¿Recordáis el vídeo que se marcó con unos iPads por cara? Pues de esa guisa salió acompañado de una serie de bailarines en lo que prometía ser un show a la altura de los mejores momentos de Michael Jackson (me refiero a lo audiovisual). Lástima que, quizá por la falta de repertorio, tan pronto como veinte minutos después, sus bailarines desaparecieran y convirtieran su espectacular set en una cabina de DJ -brillante y muy elegante, todo hay que decirlo, es muy evidente que está completamente obsesionado con Daft Punk-, donde se atrevió a cantar algunas de sus canciones favoritas mientras las pinchaba, estando ‘Song 2’ de Blur, el hit de Gotye, el de fun. o ‘Paradise’ de Coldplay (no se dejó casi ni un éxito reciente) entre las agraciadas. El colofón, casi al final, ‘I Got A Feeling’ y humo blanco, mucho humo blanco, hasta cinco cañones.

Como curiosidad, la Semana de la Música en Malta incluyó varias actuaciones espontáneas del representante de Malta en Eurovisión 2012. Kurt Calleja, a quien recordaréis por su baile de pies durante la pegadiza ‘This Is The Night’, no sólo actuó en este evento, sino también de manera improvisada, el día anterior, en un garito de Paceville, un mini Shibuya de obligada visita en su caos absoluto.

Foto: Roy Stephens, en CC para Flickr.

  • Rihanon

    Yo vi a nelly furtado una vez y sí, me sorprendió gratamente

  • Aeon

    Indignado me encuentro con vuestro trato a la DIVA SIMONS. Exijo rectificación inmediata.

  • Lha

    No creo que exista Diva en la actualidad superior a la Simons, así que un respeto. Dudo que alguna GaGa o sucedáneos pueda alcanzar su volumen capilar.

  • FuturistaFrance

    in Eva Simons we trust!

  • esperandoelnitbus

    Sebas, ¿qué haces en Malta?

Send this to a friend