Beachwood Sparks / The Tarnished Gold

-

- Publicidad -

Beachwood Sparks / The Tarnished Gold

Mucho antes de Fleet Foxes, Bonivers y Vetivers, unos jóvenes californianos regalaron al mundo en 2001 un precioso álbum llamado ‘Once We Were Trees’. A este lo precedió uno homónimo, pero ‘Once We Were Trees’ destacó por sus preciosas melodías –versión de Sade incluida– y el testigo del “country cósmico” de Gram Parsons era recogido definitivamente por Beachwood Sparks.

Lamentablemente se separaron en 2003 después de editar el desapercibido EP ‘Make The Cowboy Robots Cry’ y mantuvieron un contacto mínimo hasta 2008, cuando se reunieron para la celebración del vigésimo aniversario del sello Sub Pop, se dieron cuenta de que no se había perdido un ápice de complicidad entre los cuatro, y tuvieron la acertada idea de volver, aunque hasta 2012 no fue posible porque todos tenían varios proyectos en el aire: grupos paralelos como Los Gatos o Mystic Chords of Memory y trabajos como el de Aaron Sperke, el batería, con Ariel Pink’s Haunted Graffiti, y el de Dave Scher, que hizo lo propio con los teclados en Interpol.

- Publicidad -

Para la grabación de ‘The Tarnished Gold’, Beachwood Sparks han contado con siete músicos en el estudio y una amplia variedad de instrumentos. La producción corrió a cargo de Thom Monahan, que también se encargó de su último disco hasta la fecha e incluso se incluyeron algunos samples de batería del omnipresente Ariel Pink. ‘The Tarnished Gold’ suena fresco, pero es también un álbum de madurez en el que se presiente un cambio de estilo: de la vertiente americana -que también tiene cabida en temas como ‘Sparks Fly Again’ o ‘Tarnished gold’- a una más surf, que en ocasiones recuerda al primer largo de sus compatriotas Real Estate.

El reencuentro es el epicentro del tercer disco de los californianos. ‘Earl Jean’ habla sobre los finales felices y ‘Mollusk’ sobre los días de sol y playa (los cuatro integrantes del grupo comparten la pasión por los deportes acuáticos). ‘No Queremos Oro’ es la canción más divertida, un corrido mexicano cantado en un español muy aceptable. ‘Water from the Well’ recuerda a la música de la mítica banda America y ‘Talk About Lonesome’ y ‘The Orange Grass Special’ son los cortes más bluegrass de ‘The Tarnished Gold’. Beachwood Sparks vuelven con más ganas y esto se puede apreciar tras sólo una primera escucha. Benditas reuniones cuando no esconden por detrás motivos económicos. Veremos si aprovechan el tirón que están teniendo todas las bandas con armonías vocales y melodías evocadoras para posicionarse en el lugar que les corresponde.

- Publicidad -

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘No queremos oro’, ‘Leave That Light On’, ‘Forget The Song’
Te gustará si te gusta: America, Real Estate, Dylan LeBlanc, Calexico.
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas