Patrick Wolf / Sundark and Riverlight

Por | 02 Oct 12, 18:26

Hace ya 10 años que Patrick Wolf terminó su primer disco, aquel ‘Lycanthropy‘ que nos conquistaba cuando sólo era un criajo. En este tiempo su música no ha cesado de crecer, dejando por el camino colaboraciones con Marianne Faithful o Patti Smith, se ha expandido dejando himnos generacionales del underground, y ha perdido la inocencia y ganado en perversión… para terminar volviendo donde empezó como consecuencia del hallazgo del amor. Con la salvedad del -incluso- discutible caso de ‘The Bachelor’, la música de Patrick nunca ha bajado del notable, acercándose no pocas veces a lo mejor de los autores de su edad, por lo que una recopilación con lo que ha pasado todos estos años no estaba de más.

Pero Wolf es un chico inquieto y no ha querido que ‘Sundark and Riverlight’ sea un “greatest hits navideño” al uso. Lo que ha hecho ha sido esforzarse por entregar un disco acústico en el que se recrea en arreglos de pianos, cuerdas y ukeleles, entre otros instrumentos, algunos de ellos prestados por Peter Gabriel, en cuyos estudios Real World ha tenido lugar en parte la grabación del disco. El experimento está a años luz de resultar tan poco atractivo como los reductos acústicos de Pablo Alborán o Alanis Morissette -por decir un par-, si recordamos el buen gusto y la concisión con que Patrick Wolf ha ornamentado sus composiciones: él y sólo él es el productor de sus cinco discos hasta la fecha.

En cuanto a repertorio, ha querido ser equitativo. Tomando tres canciones de cada entrega y una de ‘Brumalia EP’, ha vuelto a dividir -como hizo con ‘The Bachelor’ y ‘Lupercalia’- el proyecto en dos partes. La primera, ‘Sundark’, es más oscura e incluye “canciones que fueron escritas en soledad y sin pensar en otra gente”. La segunda, ‘Riverlight’, incluye “canciones sobre esperanza y relaciones” y “desolación y soledad tanto en solitario como acompañado”. Sí hay decisiones polémicas en cuanto al tracklist, pues son varias las pistas que se echan en falta: desde aquellas ‘To The Lighthouse’ y ‘Bloodbeat’ con que conocíamos al artista a baladas muy adecuadas para este formato, como ‘Who Will’ o ‘Magpie’, pasando incluso por singles muy recientes como ‘The City’. Sin embargo, ‘Sundark and Riverlight’ funciona, revelándose como un nuevo proyecto acertado, emocionante y muy personal de su autor, en el que las canciones, dispuestas en una atractiva secuencia, han sido mimadas al máximo de nuevo. Las que pueden tener arreglos más obvios como ‘The Magic Position’ y ‘Overture’ no encabezan precisamente el disco sino que ocupan lugares discretos, dejando ahora el protagonismo a cortes como ‘Vulture’, que cambia por completo de tercio convertida en balada al piano; o a ‘Together’, ahora con guitarra clásica.

Los arreglos exóticos repiten y ‘The Libertine’ y ‘Hard Times’ suenan más orientales y paradójicamente menos irritantes, esta última ahora co-escrita por Buffy Sainte-Marie en Barcelona; aunque la gran novedad llega con ‘Bermondsey Street’, donde se introduce el castellano, entre otros idiomas, para lanzar un alegato sobre la libertad sexual, aprovechando que la letra, como él mismo bromea, pasa de ser hetero a gay, y de ser gay a ser hetero. Una realidad importante también para el artista en estos últimos diez años.

Ni en la exhibición políglota se llega a lo hortera, aunque en este caso se roce, principalmente porque no da tiempo ni a pensar. Las canciones se suceden una detrás de otra sin apenas pausa, como si Patrick las estuviera interpretando seguidas en un concierto en el salón de tu casa en el que no quisiera dejarte tiempo para asimilar, emocionando en ‘Bluebells’ o ‘Wolf Song’, como siempre. Lo mejor que puede decirse al término de ‘Sundark and Riverlight’ es que, si bien sigue siendo necesario un recopilatorio que recoja todas sus grandes canciones (si la multitud de sellos por que ha pasado lo permite), nadie lo pensará demasiado con este bonito disco sonando en el reproductor.

Calificación: 7,7/10
Lo mejor: ‘Overture’, ‘Together’, ‘Wolf Song’, ‘Hard Times’
Te gustará si te gustan: los discos de autoversiones a lo Kate Bush
Escúchalo: ‘Overture’, en Youtube

Etiquetas:
  • Alex A

    <3

  • Alex A

    Pd. Podrías haber comentado algo de Wind In The Wires, ¡qué manera de abrir un disco! Tremenda.

  • Patrick es el puto amo. He dicho.

  • yukie

    El disco es maravilloso. Si ya de por sí las originales eran fabulosas, con estas nuevas interpretaciones o versiones se ha superado el muy…
    Un artistazo, de lo mejorcito que hay ahora.

  • chicoespacial

    ¿Alguien me pasa un enlace para escucharlo?

  • Johnny-Utah

    7,7?

    Rácanos, tacaños…

  • Me compro el disco, me tumbo en el sofá y me lo como. Entero.

  • Transmission

    Aunque probablemente sea debido a la polémica, os felicito por desmarcaros de una vez de las puntuaciones de Pitchfork. Son la peste dictando que mola y que no.

  • A mi también me ha gustado, pero estoy de acuerdo con las críticas en que -con el material que tiene- podría haber hecho más. Vamos, desde luego no es un acústico para fans, pero -pese a sus solidez-tampoco es el recopilatorio definitivo que nos haga olvidar las canciones originales.

    Parece que ha recuperado su idea de doble disco oscuro / luminoso que quería hacer con “The Bachelor / The Conqueror”, ¿no? De lejos, me quedo con el primer disco (me mola mucho más el Patrick Wolf individualista -el del incomprendido “The bachelor” que el otro) aunque reconozco sus aciertos en el segundo. Porque es escuchar una canción como ‘The magic position’ (ciertamente muy conservadora en sus nuevos arreglos, pero siempre brillante) y preguntarme por qué la original (bien producida, con un vídeo chulo, totalmente apta para cualquiera) sólo se quedó en un mini-hit indie y no se convirtió en su ‘Viva la vida’.

  • chicoespacial

    Lo acabo de escuchar y es el primer recopilatorio que me ha gustado.

  • No lo he escuchado, pero no suena nada original.

  • zzz

    ^
    no vaya, pero que comentario tan educativo, si no lo has escuchado, como opinas.
    EL disco me ha encantado, cierto que a unas versiones les faltó algo de la fuerza que tenía las versiones originales, pero en conjunto es un <3 de disco, por lo menos se tomo la desencia de hacer nuevas versiones y no nos metió todo en un best para sacar plata o algo ..

Send this to a friend